Empresas y finanzas

Burbujas de oro: los precios del champán suben un 33,7% en 2021

  • Funciona como una fantástica cobertura a largo plazo para los inversores

La industria del champán tiene motivos para descorchar una botella y brindar por el 2021. En los primeros 11 meses del año, el interés de los inversores por esta bebida ha hecho que sus precios suban un 33,7%, superando así las ganancias del 15% del índice bursátil FTSE All World.

Hasta ahora, lo habitual era que tanto la oferta como la demanda de champán, así como sus precios, fueran bastante constantes, debido a que los productos son consumidos poco después de su lanzamiento. Sin embargo, este escenario ha cambiado con la llegada al mercado en 2021 de las añadas de gama alta de 2008 y de la "excepcional" de 2012, lo que ha despertado el interés de los inversores. Por su parte, la oferta ha sido escasa tras una mala cosecha este año y después de que la asociación comercial del champán decidiera reducir la producción a consecuencia de la pandemia.

La subida de precios ha llevado a que 12 botellas de Salon 2002 cuesten 10.000 libras (casi 12.000 euros), un 80% más. Otros champanes, como Dom Pérignon 2008 y Krug 2000 valen un 46% y un 62% más, respectivamente.

El champán lleva tiempo funcionando como una "fantástica cobertura a largo plazo" para las carteras de los inversores en vino, según expertos consultados por Financial Times, porque se comporta de manera diferente a otras regiones vinícolas. No obstante, el incremento en el número de compradores en el mercado y las restricciones en la oferta están provocando que cada vez sea más difícil adquirir añadas antiguas de este tipo de bebida.

El whisky escoces pierde 5 millones de libras a la semana por culpa del Brexit

Por su parte, el whisky, la famosa bebida de Escocia, está siendo víctima de las complicaciones comerciales derivadas del Brexit. Según el Partido Nacional Escocés (SNP), el divorcio entre Reino Unido y la Unión Europea le cuesta a la industria del whisky escocés 5 millones de libras (casi 6 millones de euros) a la semana.

Mientras el SNP sostiene que las ventas de whisky escoces de enero a marzo de 2021 generaron 135,9 millones de libras (160 millones de euros) menos que en el mismo periodo de 2019, el Gobierno británico asegura que es difícil sacar conclusiones tras los efectos de la pandemia y el aumento de los niveles de exportación en comparación con 2020. Entre ambos bandos se encuentra la Asociación de Whisky Escoces, que por un lado afirma que la forma de exportar esta bebida ha cambiado debido al Brexit, pero considera que las fluctuaciones en el nivel de exportaciones también son consecuencia de la pandemia.

El Secretario de Estado de Comercio Internacional del SNP, Drew Hendry, aseguraba en junio que el precio del cartón y del vidrio utilizados por la industria del whisky ha subido un 12% y un 7% respectivamente desde el Brexit. Este incremento de los precios puede llegar a beneficiar a las empresas grandes con capacidad para absorber los costes, pero no a los productores más pequeños, publica Forbes. Además, minoristas como Master of Malt no realizan envíos a la Unión Europea, un mercado clave para la industria, desde el divorcio.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud