Empresas y finanzas

Ciberseguridad, el nuevo reto que debemos tener en cuenta en nuestras finanzas

  • La inversión en seguridad digital seguirá creciendo, según los expertos

Malware, suplantación de identidad (phishing), ataque de denegación de servicio, ataque de contraseña… La digitalización de la sociedad y de la economía es sinónimo de hackeo y vulneración online para empresas y usuarios particulares. Las cadenas de seguridad en los procesos digitales son cada vez mayores para defenderse de la ciberdelincuencia. La ciberseguridad es una temática de inversión actual y de futuro, cada vez más presente en las carteras.

La firma Gartner proyecta al cierre de 2021 un gasto mundial de 150.400 millones de dólares en seguridad de la información y en tecnología y servicios de gestión de riesgos, un 12,4% más respecto a 2020. "Estamos viendo las primeras señales del mercado de una creciente automatización y una mayor adopción de tecnologías de aprendizaje automático en apoyo de la seguridad de la IA. Para combatir los ataques, las organizaciones ampliarán y estandarizarán las actividades de respuesta y detección de amenazas", señala Lawrence Pingree, vicepresidente de investigación de Gartner.

Las compañías financieras, uno de los sectores que maneja datos personales más delicados de clientes, también reconocen el avance imparable de la ciberseguridad en el mundo corporativo. "Creemos que la inversión en ciberseguridad seguirá creciendo en los próximos años de la mano del proceso de digitalización de la economía, construyendo una temática de inversión muy atractiva para los inversores", señalaba recientemente Singular Bank en una publicación en Finect.

Mathieu Roli, cogerente del fondo Thematics Safety Fund de Natixis IM, señaló en una de las últimas ediciones de Finect BIOS que "la seguridad es una necesidad humana primaria y una de las prioridades más importantes para los líderes empresariales y políticos". Los últimos gastos que las empresas están dispuestas a recortar son aquellos relacionados con la seguridad, detalla Roli.

"Si se reducen los gastos de seguridad física, cualquiera podría entrar en las oficinas de la empresa. Las empresas tampoco van a recortar gastos de ciberseguridad, porque se arriesgan a una doble penalización en caso de piratería: la compañía verá su reputación manchada pero también recibe una multa de hasta 20 millones de euros o del 4% de sus ingresos, según la regulación europea", valora el responsable de Natixis IM.

Invertir en ciberseguridad

Los fabricantes y distribuidores de fondos se han sumado a la idea de que la ciberseguridad es una megatendencia de inversión para los próximos años. Las gestoras han lanzado al mercado distintos vehículos para tomar posiciones en esta temática. Uno de ellos es el citado fondo de gestión activa Natixis International Funds - Thematics Safety Fund, que acumula una rentabilidad del 20% este 2021.

Rubén Santín, asesor financiero de Mapfre Gestión Patrimonial, señala en Finect que esta opción "nos ofrece diversificación dentro de un perfil arriesgado". El asesor de Mapfre destaca la variedad de sectores en los que invierte este producto: seguridad física y alimentaria, software de seguridad en internet, seguridad de las telecomunicaciones y de hardware informático, seguridad de acceso e identificación…

Otras de las principales casas de gestión de activos también ofrecen fondos mutuos de gestión activa centrados en esta temática novedosa. El Credit Suisse Security Equity Fund invierte en una cartera de valores de renta variable (empresas) que operan en los sectores de tecnología, salud e industria. Son firmas que ofrecen productos y servicios relacionados con la prevención y protección de la salud y seguridad medioambiental, seguridad de tecnologías de la información, transporte y prevención de delitos. Fortinet y Zscaler, compañías destacadas del mundo de la seguridad digital, son dos de los valores con más peso en el portfolio del fondo de Credit Suisse.

El banco de inversión suizo Pictet también tiene en el mercado un vehículo de renta variable enfocado en la ciberseguridad. Los gestores del Pictet-Security invierten en compañías de todo el mundo que desarrollan su actividad en los campos de la seguridad de sistemas informáticos, internet, acceso e identificaciones, entorno laboral o defensa del Estado. El fondo acumula un rendimiento de casi el 30% este año e invierte en valores como Palo Alto Networks y Paypal Holdings.

Allianz Global Investors ha sido una de las últimas casas de gestión de activos en sumarse a la inversión en ciberseguridad. El pasado febrero comenzó a comercializar el fondo Allianz Cyber Security, un producto para invertir en compañías de este ramo (Microsoft, Fortinet). Entre febrero y octubre la gestora ha sacado al vehículo un retorno que supera en 4 puntos porcentuales al de su índice de referencia, el MSCI AC World (ACWI) Information Technology Total Return Net (22,4% frente a 18,6%).

También con fondos cotizados

Los inversores también pueden posicionarse en esta megatendencia a través de la gestión pasiva. Los fondos cotizados o ETFs son un híbrido entre fondos y acciones. "Reúnen la diversificación que ofrece la cartera del fondo con la flexibilidad de poder entrar y salir con una simple operación en Bolsa", explican desde la Bolsa de Madrid. Suponen, en definitiva, invertir en una cesta de valores (igual que en un fondo al uso) cotizando en Bolsa (como una acción).

Entre los ETF que invierten en esta temática se encuentran el First Trust NASDAQ Cybersecurity ETF, ETFMG Prime Cyber Security ETF o el L&G Cyber Security.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin