Empresas y finanzas

El motor avisa de que derogar la reforma laboral golpeará a su competitividad

  • El veto del PSOE a las enmiendas en los PGE genera "malestar" en el sector

El sector de la automoción se levanta frente al Ejecutivo. La patronal de fabricantes de automóviles y camiones (Anfac) ha alertado de que la derogación de la reforma laboral genera "incertidumbre" al sector, ya que "pone en riesgo la flexibilidad para las fábricas de automoción". Y es que el sector se encuentra en la actualidad con distintos parones en las fábricas ante la escasez de semiconductores, así como con una caída de la demanda. A todo ello se suma la competencia entre las fábricas de otros países para la adjudicación de nuevos modelos, una situación en la que España parte con desventaja ante la falta del llamado efecto sede.

Asimismo, la patronal ha criticado abiertamente el trato ofrecido a la industria del automóvil por parte del Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022. Y es que, en opinión de Anfac, las enmiendas fiscales presentadas a los Presupuestos han sido rechazadas, pese a haber sido expuestas por varios partidos de diferente sesgo. Entre ellas, había algunas enmiendas relativas a una mejora de la fiscalidad para el uso de vehículos electrificados, así como la ampliación del plazo de adaptación del Impuesto de Matriculación, el cual volverá a subir los tramos a partir de enero de 2022.

La asociación constata un "malestar" en la industria, ya que esta situación está provocando una "gran incertidumbre ante un momento crítico". Desde la patronal entienden que "no es que haya ausencia de medidas, es que necesitamos iniciativas más contundentes, de amplio espectro, y bajo un enfoque común, que permitan colocar a España, en cuanto a renovación del parque, electrificación y apoyo industrial, al nivel de los países de nuestro entorno".

Todas estas vicisitudes suponen un "riesgo grave en la competitividad de las fábricas españolas", según Anfac. A esta situación se le suma la falta de actividad de la Mesa de Automoción, órgano formado por el Gobierno, las comunidades autónomas y la industria, pese a las continuas peticiones del sector, tanto patronales como sindicatos, de activarla. A juicio de Anfac, esta Mesa debería ser "el foro central donde se traten conjuntamente medidas y prioridades que empujen a la transformación de la automoción en España". Y es que la Mesa solo se ha reunido en dos ocasiones, siendo la última el pasado 27 de julio en Valladolid.

Activación del Perte

Por si esto fuera poco, los patronos del automóvil han resaltado la "necesidad cada vez más urgente de que se activen los fondos del Perte para la automoción, fondos que Bruselas ha aprobado y que tienen que llegar cuanto antes a las empresas". La semana pasada, en el marco del VIII Encuentro Sernauto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, volvió a asegurar que dicho Perte se aprobaría antes de que finalizase el presente año.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin