Empresas y finanzas

BBVA eleva el dividendo: repartirá entre el 40% y el 50% del beneficio

  • El banco se marca incrementar un 33% la cifra de clientes a 2024
  • Sitúa el objetivo de rentabilidad sobre capital tangible (ROTE) en el 14%
  • El grupo cae en bolsa más de un 2% tras presentar su plan estratégico
Sede de BBVA en Madrid.

BBVA presenta las nuevas guías estratégicas para los próximos tres ejercicios (2022, 2023 y 2024) que pasan por mejorar la eficiencia, elevar la rentabilidad, ganar un 33% de clientes objetivos y lograr la canalización de los 200.000 millones de euros comprometidos hasta 2025 en financiación sostenible. Además, el banco, aprovechando la fecha de su Investor Day, ha anunciado un incremento de la retribución al accionista, al elevar el pay-out (porcentaje del beneficio que reparte entre los inversores) al 40%-50%, frente al 35%-40% actual.

Según ha comunicado hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la implementación de esta nueva política se hará mediante el pago de dividendos en efectivo (uno a cuenta -en octubre- y uno complementario -a cierre del ejercicio-), que podrá combinarse con recompras de acciones. Esta política aplica para la remuneración ordinaria y, por tanto, excluye el plan de recompra de acciones de 3.500 millones de euros, al ser remuneración extraordinaria. BBVA también anuncia hoy que el primer tramo de este programa de recompra, por importe de 1.500 millones, comenzará a ejecutarse en breve tras el Investor Day y no estará sujeto a un precio máximo de la acción. El grupo se fijó un programa de recompra de acciones del 10% del capital por un máximo de 3.500 millones de euros.

Según el consenso del mercado de Factset, BBVA cerrará el ejercicio con unas ganancias de 4.200 millones de euros. Para el próximo año, que ya consolidará el 100% de Garanti si todos los minoristas aceptan la OPA, el beneficio neto del banco podría incrementarse a casi los 5.000 millones de euros.

A pesar del anuncio del aumento del dividendo, BBVA ha caído en bolsa, más de un 6% -ha cerrado con un retroceso del 5,51% hasta los 5,435 euros-, tras adelantar la nueva hoja de ruta para los próximos años, en la que no se contemplan fuertes ajustes ni un objetivo más ambicioso de capital. El presidente del grupo, Carlos Torres, y el consejero delegado, Onur Genç, han asegurado que no habrá nuevos EREs, aunque se mirará hacia el centro corporativo para rebajar costes. Por su parte, David Puente, head of Client Solutios, aseguró que no tienen ningún objetivo de reducir la red física. Asimismo, explican el objetivo del capital, en el 12%, porque no plantean exceso del mismo. La bajada en bolsa también apunta a estar impactada por la decisión del Banco Central de Turquía de bajar los tipos de interés desde el 16% al 15%, tal y como pretendía el presidente del país Recep Tayyip Erdogan, a pesar de la elevada tasa de inflación, que se situó en el 19,8% en octubre. La decisión ha desplomado la lira un 5,8% frente al euro y un 5,7% frente al dólar, volviendo a tocar mínimos históricos. Genç ha reconocido que la lira está muy presionada, pero a su juicio, se está "sobrerreaccionando" al respecto. 

Nuevos objetivos

Por otro lado, respecto a los objetivos anunciados para su plan estratégico 2022-2024, el banco se marca una mejora del ratio de eficiencia hasta situarlo en el 42% al cierre del plan, frente al 44,7% actual. La meta de rentabilidad sobre capital tangible (ROTE) es del 14%, frente al 11,7% con el que cerró septiembre de este año. El banco también ha establecido como meta un incremento anual del valor contable tangible por acción más dividendos de un 9% hasta 2024. Asimismo, la entidad ha reafirmado su rango objetivo de ratio de capital CET1 fully-loaded en el 11,50%-12%, nivel que ya supera ampliamente en la actualidad. En cuanto al crecimiento en clientes, una de sus prioridades estratégicas, prevé sumar 10 millones de clientes objetivo hasta 2024, frente a los 7,5 millones actuales.

Las líneas avanzadas por el banco cuadran con la previsión de los distintos analistas de por donde irían sus objetivos. No obstante, el mercado espera un plan para seguir ajustando costes que, de momento, no ha adelantado, y un mayor nivel de capital tras haber incrementado su exposición a los países emergentes con la OPA lanzada este lunes por el 50,15% de Garanti, su filial turca, que no controla.

Palancas

Para alcanzar los objetivos propuestos, BBVA ha asegurado que se apoyará, por un lado, en su capacidad tecnológica. Así, avanza que seguirá haciendo inversiones digitales, como ha hecho recientemente, tras entrar en el mercado minorista de Italia exclusivamente a través de los canales online, lo que apunta a que puede aterrizar en nuevos países de esta misma forma. No obstante, Onur Genç matizó durante la presentación del plan a inversores que antes de decir salir a nuevos mercados, esperarán a ver cómo funciona la entrada en Italia. Además, continuará las inversiones directas como la de Atom en Reino Unido o Solarisbank en Europa, así como la inversión en fintech a través de vehículos de capital riesgo como Propel y Sinovatios. Además, el grupo asegura que dirigirá el foco a los segmentos de negocio más rentables, como ya apuntó el Sabadell en su plan presentado en abril. Concretamente, el grupo que preside Carlos Torres se focalizará en la actividad de pymes, banca privada, gestión de activos y seguros.

Por mercados, la entidad se centrará en España en priorizar el uso del capital en los productos más rentables: consumo, pymes y empresas. En Turquía, tras lanzar una OPA por el 50,15% de Garanti que no controla, el objetivo es mantenerse en cuota y rentabilidad, mientras que en México pretende afianzar su posición de liderazgo al tiempo que aumenta la base de clientes. En cuanto a América del Sur, en Perú su enfoque es hacer crecer su franquicia minorista y en Colombia, busca ganar escala e incrementar su crecimiento en banca mayorista.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud