Empresas y finanzas

Los sesgos de género y la falta de referentes femeninos, escollos al avance de la mujer en la ciencia

  • La educación, en casa y fuera de ella, es la palanca más útil para eliminarlos
Madrid

Pese a que el progreso profesional de la mujer en los últimos años ha sido muy notable, persisten aún sesgos de género que impiden alcanzar la igualdad plena, singularmente en el ámbito científico. Esta fue una de las principales conclusiones de la mesa redonda titulada Historia y mujer: Evolución como sujeto pasivo y activo en la investigación.

A este respecto, Pilar Toboso, catedrática de Historia Contemporánea de la Universidad Autónoma de Madrid y directora del Instituto Universitario de Estudios de la Mujer (IUEM), señaló que la media de catedráticas en España está en el 30%, lo que achaca a un  suelo pegajoso" que les plantea "más dificultades a la hora de ascender cuando llegan profesionalmente a la academia y la universidad".

Pilar Rasillo, magistrada de la Sección 29 de la Audiencia Provincial de Madrid, apuntó por su parte que mientras que, "con datos de 2019, el 54% de jueces en España son mujeres y en 2018 el 74% de los aprobados eran mujeres" menos del 18% de los jueces del Tribunal Supremo eran mujeres. Para Rasillo, los sesgos de género son los principales culpables tras estas ratios.

En palabras de la consejera delegada de LLYC en Europa, Luisa García, "a mí no me da rabia que las mujeres renunciemos a cosas, lo que me da rabia es que los hombres no lo hagáis y que eso nos genere una disfunción". Para García, visibilizar a las mujeres es clave para generar referencias distintas para las niñas.

Paloma Domingo, directora adjunta de la Fundación General del CSIC, señaló que "la carrera investigadora es superexigente" y que hacer un parón de dos o tres años para tener hijos en la mayoría de los casos supone no volver.

Charo Izquierdo, periodista y consultora independiente, declaró que "la única manera de eliminar los sesgos de género es con educación", lo que implica cambiar no solo las leyes, sino lo que ocurre en casa y en los colegios.

Por su parte, Reyes Calzada, directora del departamento médico del área de oncología de Novartis España, insistió en la pertinencia de "animar a las mujeres a ser líderes y no conformarse con tener una vida perfecta", sino que puedan "tener dos vidas y que ambas estén bien balanceadas".

Combatir la falta de referentes

Lograr que la familiaridad con la tecnología a edades tempranas se transforme en carreras STEM en el caso de las mujeres pasa por crear nuevos referentes científicos femeninos y dar visibilidad a los que ya hay. Así, durante su intervención en la mesa de debate Brecha de género en el área STEM: creemos referentes, María Teresa Nieto, especialista en blockchain de Telefónica Tech, abogó por "visibilizar la tecnología y sacarla de ese cliché friqui", además de transmitir la idea de que "no todo el mundo tiene que ser ingeniero", ya que la demanda de perfiles de humanidades está al alza como consecuencia del desarrollo de la inteligencia artificial.

María Gómez del Pozuelo, CEO de Womenalia, destacó que "la diversidad en los equipos aumenta un 18% la productividad" y consideró un "error crítico" la inexistencia de clases "inspiracionales en los colegios públicos y universidades" que expliquen las implicaciones de estudiar una carrera STEM.



En la misma línea, Mariola Terciado, IT Business Partner for Sacyr Servicios en Sacyr, señaló que está cada vez más extendida la idea de que "para competir necesitamos igualdad en talento". Terciado sostiene que "no estamos haciendo las cosas bien en el acceso a la universidad" cuando en carreras como Informática solo hay un 11% de mujeres: "Quizá lo que ofrecemos no es atractivo".

Por su parte, Irene del Hoyo, directora médica territorial (zona norte) de Caser, destacó la importancia de que las mujeres que ya están dentro de una determinada compañía puedan incorporarse a tendencias que ya están en marcha en el ámbito de la innovación y la digitalización, y "promocionar y ejercer esa parte de nuestro talento dentro de la empresa".

La directora general de Genomica, Rosario Cospedal, dio una nota optimista reparando en el hecho de que "el mundo de la tecnología cada vez se está acercando más al mundo de la ciencia y la medicina", que es una de las carreras que concentran las preferencias de las mujeres. "Es una buena señal, decirles a nuestras jóvenes que si les gusta la tecnología y también esa parte más humanista" hay cabida para esas vocaciones en la actualidad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin