Empresas y finanzas

Enagás y Omers reciben hasta siete ofertas por la planta de GNL Quintero

  • El gestor técnico lanza una segunda subasta para garantizar la llegada de gas
La planta GNL Quintero en Chile.

Enagás y el fondo canadiense Omers Infrastructure han recibido ya las primeras muestras de interés para hacerse con el 80% de la planta de regasificación GNL Quintero, en Chile. Según fuentes financieras, y tal y como asegura también Inframation, Arroyo Energy, Blackrock, Brookfield, Eneva, Fluxys, Shell y VTTI (propiedad de Vitol, IFM y Adnoc) han entrado en el proceso de venta de la planta, valorado en más de 1.000 millones de euros.

Enagás y Omers cuentan para llevar a cabo esta operación con el asesoramiento de Rothschild y Credit Suisse como bancos principales de proceso.

Los interesados han recibido ya la primera información sobre la transacción y están en proceso de firma de los acuerdos de confidencialidad. Las ofertas no vinculantes para el activo están previstas para finales del próximo mes de noviembre.

La venta de GNL Quintero se enmarca dentro de la estrategia de Enagás anunciada a comienzos de año por su presidente, Antonio Llardén, de rotar activos maduros. Para la gasista, en todo caso, Chile sigue siendo un país estratégico, como muestra el acuerdo alcanzado con Acciona para impulsar un proyecto de hidrógeno verde.

Enagás Internacional, a través de su filial en Chile, es el primer accionista de GNL Quintero con una participación del 45,4% del capital. Mientras, Omers ostenta un 34,6%. El 20% restante es propiedad de la compañía estatal chilena Enap, que no se ha sumado al proceso de venta iniciado por los dos mayores accionistas. Esta empresa, en cualquier caso, tendrá derecho preferente para adquirir el 80% que venden las firmas española y canadiense si así lo decidiese.

Blackrock, Brookfield, Fluxys, Eneva, Shell, VTTI y Arroyo Energy se interesan por la regasificadora

Enagás entró en el accionariado de GNL Quintero en 2012, cuando se hizo con el 20,4% de la planta.

Con posterioridad, en 2016, elevó su participación hasta el 60,4% al comprar a Endesa y Naturgy (Gas Natural Fenosa entonces) el 20% a cada una. En 2017 redujo su posición hasta el 45,4% actual con el desembarco en el capital de Omers, que adquirió a la española el 34,6% por 341 millones de dólares (321 millones de euros al cambio en aquel momento). En paralelo, Enagás se hizo con el 19,6% que poseía Oman Oil Company por 191 millones de dólares (180 millones de euros).

Ahora, el grupo español y su socio canadiense pretenden rentabilizar la inversión en la planta, ubicada en la Bahía Quintero y que está plenamente operativa desde 2011. No en vano, con el valor que se estima en el mercado obtendrían generosas plusvalías. Tomando como referencia las operaciones de 2017, el 80% de GNL Quintero estaría valorado en la actualidad en 780 millones de dólares (665 millones de euros).

Garantía de suministro

Por otro lado, Enagás avanzó ayer en su estrategia para incrementar la seguridad de suministro de gas en España. La compañía ha realizado una segunda subasta de slots para las plantas de regasificación en las que han adjudicado 23 nuevas entradas de gas adicionales a las ya previstas. De este modo, la empresa ha adjudicado desde el pasado mes de septiembre 45 slots adicionales en total para los próximos doce meses que facilitarán el incremento de las reservas de gas.

Durante el periodo invernal (noviembre-marzo) con las subastas extraordinarias, hay ya adjudicados en total 136 slots frente a los 86 barcos que descargaron en el mismo periodo del invierno pasado, lo que muestra el fuerte incremento de entrada de gas previsto.

Estas subastas extraordinarias se enmarcan dentro de las medidas que se están tomando por prudencia y prevención ante el contexto de volatilidad de los mercados mundiales de gas con el objetivo de poner a disposición de las empresas la máxima capacidad para promover las descargas de GNL en las plantas de regasificación del país. El objetivo es contribuir con todas las medidas posibles a la garantía de suministro energético.

Según los datos del gestor técnico del sistema, las reservas se sitúan en estos momentos en el 72% para los almacenamientos y del orden del 55% para los tanques.

Transición Ecológica obligó en el Plan invernal a las gasistas a aumentar sus reservas casi un 70% para enero con la intención de hacer frente a las necesidades previstas.

Según la previsión de demanda de Enagás, la punta probable invernal de demanda convencional para este próximo invierno calcula que se produzcan las temperaturas más bajas de los últimos cinco años alcanzando los 1.310 GWh/día.

En caso de producirse la punta extrema de demanda se registraría un incremento de 30 GWh/día derivado de un descenso de 1,5º C respecto de la temperatura punta probable alcanzando los 1.345 GWh/día. Estas cifras suponen un fuerte incremento frente a las previsiones registradas el año pasado.

Alianza internacional para reducir las emisiones de metano

El Grupo Europeo de Investigación del Gas (GERG) ha puesto en marcha un proyecto de investigación pionero para probar las tecnologías más prometedoras para cuantificar las emisiones de metano en los activos del midstream, reafirmando así el papel crucial de las infraestructuras de gas en la transición energética. El proyecto está coordinado por Enagás y apoyado por Bureau Veritas, como coordinador de campo, con la participación de otros 13 Operadores de Infraestructuras de Gas y Asociaciones de Gas europeas: Danish Gas Center, Gassco, Gasunie, GERG, GRTgaz, Medgaz, National Grid, Open Grid Europe, Snam, Storengy, Sedigas, Synergrid y Uniper. Esta iniciativa está en consonancia con el objetivo de la Comisión Europea de desarrollar una legislación antes de finales de 2021 para mejorar la cuantificación y reducir las emisiones de metano en el sector energético. El laboratorio francés LSCE realizará un análisis independiente de los resultados del estudio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin