Empresas y finanzas

Balenciaga, acusada de apropiación cultural y racismo por vender pantalones caídos con boxer cosidos por 1.200 dólares

  • Popularizados por el Hip-Hop y los jóvenes negros en los 90
  • Solo 4 de casi 70 diseñadores y directivos de alta costura son negros
El pantalón de la polémica. Foto: Balenciaga

Las denuncias sobre apropiación cultural en el mundo de la moda son cada vez más frecuentes gracias al altavoz que suponen las redes sociales y a una sociedad más concienciada. La moda es arte en sí mismo y en su ADN está inspirarse de lo que le rodea para crear nuevas piezas. Sin embargo, muchas culturas entienden esa inspiración como un robo de su propia identidad y su historia. Numerosas marcas, entre ellas Gucci, Carolina Herrera o Zara, se han visto salpicadas por escáldalos relacionados con la apropiación cultural. La última en sumarse a la lista ha sido Balenciaga, acusada de racismo por vender por 1.200 dólares unos pantalones de chándal con bóxer cosidos que imitan el estilo sagging (caído en inglés), popularizado originalmente por el Hip-Hop y los jóvenes negros en la década de los 90.

Todo fan de la serie The Wire recordará a sus protagonistas con estos característicos pantalones caídos. Aunque no se sabe con total seguridad, se dice que su origen se encuentra en el sistema penitenciario estadounidenses. Los uniformes de los presos eran varias tallas más grande y, además, no se les entregaba ningún cinturón, en un intento por evitar que se suicidasen en sus celdas. A consecuencia de esto, los presos llevaban los pantalones caídos, enseñando el calzoncillo. Al salir de prisión, muchos seguían llevando los pantalones de esta manera y terminaron por convertirse en un elemento cultural. 

Desde entonces, este estilo de pantalones ha sido prohibido en varios condados, como Ocala (Florida), Wildwood (Nueva Jersey) y Shreveport (Luisiana), dando lugar a prácticas discriminatorias. En este último condado, por ejemplo, Anthony Childs, un hombre negro de 31 años, murió durante un enfrentamiento con un agente de policía que quería detenerlo por llevar los pantalones caídos y enseñando el calzoncillo. Según Fortune, la muerte se consideró un suicidio. Poco después, la ley que prohibía los pantalones estilo sagging fue derogada. 

Las redes sociales no han tardado en reaccionar ante el uso que ha hecho Balenciaga, propiedad del gigante francés del lujo Kering, de un elemento por el cual los jóvenes negros "han sido vilipendiados, discriminados y asesinados", señalaba un usuario en TikTok y recoge Business Insider.  Según Teresa Sádaba, directora de ISEM Fashion Business School, para Fashion & Business Reporte, el problema reside en que esta apropiación cultural puede ser una ofensa, refuerza estereotipos y, en muchos casos, simplifica en exceso la esencia de una cultura, además de tener consecuencias económicas para la misma.

No aprende de sus errores

La industria de la moda y el lujo parece no aprender de sus errores, pues existen numerosos ejemplos, algunos de ellos muy recientes, de grandes firmas que han sido acusadas de insensibilidad racial.

La nueva temporada colección de Balenciaga ha sufrido criticas por los polémicos pantalones sagging ya mencionados y por un bolso, de unos 2.090 dólares, sumamente parecido a un complemento habitual en muchos hogares de inmigrantes africanos en Reino Unido, según Fortune

Junto a la apropiación cultural de Balenciaga, destaca la de Gucci, que tuvo que disculparse tras lanzar turbantes sijs de 790 dólares. Por su parte, Prada o Marc Jacobs han tenido que hacer frente a críticas por el diseño de un producto o la estética de un desfile. También Isabel Marant, que incluso llegó a recibir una carta de la ministra de Cultura mexicana, Alejandra Frausto Guerrero, en la cual acusaba a la diseñadora francesa de emplear sin consentimiento motivos tradicionales del patrimonio cultural de los nativos mexicanos y de lucrarse con su trabajo.

A pesar de que tras las protestas del Black Lives Matter de 2020 la industria de la moda se propuso ser más inclusiva, solo cuatro de los casi 70 diseñadores y directivos de alta costura son negros, según el informe que publicó The New York Times en marzo de 2021.

comentarios8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

VIO
A Favor
En Contra

Ha mi modo de ver estas denuncias están totalmente infundadas, ya que la Ley de Propiedad Intelectual no protege ideas, sino cosas concretas y definidas que se pueden registrar. Se puede proteger un determinado fármaco como la Viagra, no la idea de luchar contra la impotencia sexual. Este caso de los pantalones de chándal con bóxer cosidos que imitan el estilo sagging (caído en inglés) son una idea genérica, no algo concreto y definido. Aparte de que no creo que nadie se haya encargado de registrarlo como tal. Es como apropiarse de los pantalones campana o de los muy ceñidos, o de las solapas grandes o pequeñas de una chaqueta. Además, mantener una patente a nivel mundial es muy caro. Hay que pagar por ello en cada país a las Agencias de Patentes, anualmente, y tan solo dura un máximo de 15 años. Se puede patentar un nombre de marca, y muchas otras cosas, pero para ello hay que acogerse al Reglamento de Patentes, que abarca desde un chip de ordenador a cualquier otra cosa. Mención aparte es el tema de los compositores de canciones o de los escritores, que se rige por una ley decimonónica abusiva que les otorga esta propiedad hasta noventa años tras su fallecimiento, fecha a partir de la cual sus obras pasan a dominio público. En este caso, la SGAE se encarga de velar por sus derechos que son claramente abusivos y que se deberían adaptar al reglamento general por el bien común. Además, acusar a Balenciaga de racismo es una simpleza, ya que también se podría decir que está exaltando la lucha contra el racismo al tomar ese uniforme como moda.

Puntuación 16
#1
Usuario validado en Google+
Juan G
A Favor
En Contra

Oh, que antirracistas somos, prohibiendo pantalones!

Mientras, la Unión Europea financiando mediante "acuerdos de cooperación para el control de fronteras " a bandas mafiosas que asesinan, violan y esclavizan a emigrantes africanos en países limítrofes como Turquía, Libia y Marruecos.

Mientras, los señoritos progresistas americanos prohíben el desarrollo económico de África, impidiéndoles centrales eléctricas, emisiones e industrialización (como hemos hecho y seguiremos haciendo en Europa y EEUU) por el bien del planeta, claro. Cada vez más reservas naturales en África a las que solo pueden acceder los señoritos progresistas millonarios que son quienes las regentan (que por supuesto no van a derribar sus mansiones en EEUU para crear ningún parque natural) Prohibida la entrada a negros pobres, bajo pena de muerte.

Pero, bueno, hablemos en los medios de lo importante: pantalones y apropiación cultural.

Puntuación 6
#2
Yo mismo
A Favor
En Contra

No vamos a salir nunca de la tonteria progre, no se puede decir basta a esa banda comunista que es la que maneja a BLM, ya esta bien de estas estupideces, por Diossss.

Puntuación 17
#3
Financiero
A Favor
En Contra

No es que la sociedad esté cada vez más concienciada, está cada vez mas atontada.

Lo que pasa hoy en día es el reflejo de esta generación occidental mimada de cristal que ha crecido sin tener que dar un palo al agua y con todos los problemas resueltos por los papis y que busca culpar a los demás de todos los males que les ocurre.

Puntuación 14
#4
Benalmadena
A Favor
En Contra

Dadles las gracias a toda la izquierda del mundo que viene con el cerebro lavado para destruir la cultura occidental financiado por Rusia y China y lo mejor de todo es que nos lo hacemos a nosotros mismos de lo estuoidos que somos.

Todos los imbeciles que se alegraron cuando los demócratas entraron a La Casa Blanca ( Demócrata = izquierda (para los analfaburros)) y decían “los adultos han vuelto a La Casa Blanca” solo deciros que a todos vosotros los que os importa la inclusión social, la apropiación indebida y de más G I L I P O L L E C E S en los que la izquierda ha hecho que coloquéis vuestra atención. La realidad es que hoy el mundo es un lugar mucho más peligroso en los 8 meses que lleva Biden y la izquierda gobernando EEUU. Los imbeciles mientras intentan desarmar EEUU les deja un país a un estado terrorists junto a un armamento militar de 84 billones de dólares.... muy bien campeones, ya veremos los movimientos de Rusia y China en estos años con unos EEUU débiles y dormidos... y los burros que os alegréis (que los habrá) recordaos que el motivo de que vivamos en paz y tranquilitos es por estar bajo el ala de EEUU... nada mas.

Pero si... seguid preocupándoos que si es racista coser unos calzoncillos y pantalones, burros... que eso es lo que la izquierda te va a hacer pensar que es lo importante, y subir los impuestos para seguir pagando... cuando los chinos y los rusos provoquen una guerra y nos invadan ya veremos lo que ellos piensan de la apropiación indebida y el “racismo” y los LGTB y demás tonterías que aquí preocupan tanto mientras la situación geopolítica mundial nos da igual.

Si es q es normal que los borregos tengáis que ser pastoreados...

Puntuación 11
#5
Carmen
A Favor
En Contra

La tontería es comprar esa prenda por 1200 euros. Pero bueno, ya tienen la publicidad para la marca hecha con la polémica. Si se pasa de frenada el tema un poco de disculpas en redes bla bla y ya está. Y los comentaristas anteriores con sus tontás de siempre jaja, no se enteran.

Puntuación -9
#6
Usuario validado en Google+
Juan G
A Favor
En Contra

Carmen ¿ Has leído el informe de Anmistia Internacional de como se utiliza el dinero que nuestros progresistas gobiernos europeos dan a Libia para controlar la inmigración?

¿ Te parece una tontada financiar matanzas de africanos mientras las élites progresistas ocultan en los medios los crímenes y montan pantomimas de apropiación cultural?

Puntuación 2
#7
Carmen
A Favor
En Contra

7. Te recuerdo que una empresa es el producto del mercado libre, no del progresismo como lo llamáis.

Puntuación 0
#8