Empresas y finanzas

Talgo remodelará los Alvia de Renfe antes de que llegue la competencia

  • La compañía invertirá 35 millones en modificar trenes de las series S-130 y S-730

La vuelta a la normalidad parece cada vez más cerca y Renfe quiere darle un lavado de cara a gran parte de sus trenes Alvia, los que cubren recorridos de larga distancia en velocidad alta -que no Alta Velocidad-. Para ello, ha fichado a Talgo, su fabricante original, que remodelará los convoyes de las series S-130 y S-730, dos de las tres que llevan a cabo estos trayectos, por un importe de 35 millones de euros más IVA.

El objetivo, según señalan fuentes del sector ferroviario a elEconomista, es darles una nueva imagen a estos trenes ante una eventual apertura de estas líneas a la competencia en el medio plazo. Para ello, se modificarán unos 44 trenes, 30 de la serie 130 y 14 de la serie 730, con el fin de incorporar mejoras en las comunicaciones WiFi y la plataforma de contenidos Play Renfe, entre otras cosas. También se actuará sobre el interiorismo de los vagones, con la mejora de asientos y el aspecto general de los trenes.

Los convoyes de la serie 130 se utilizan ahora en las líneas que conectan Madrid con destinos en el Norte de la península, como Galicia, Asturias o Santander. También en otros recorridos como el que conecta la capital con Cádiz o Vigo con Barcelona, recorriendo todo el Norte de la península. Estos trenes cuentan con 63 plazas de clase preferente y 236 de clase turista y se componen de una rama Talgo de 11 remolques y dos cabezas motoras y son capaces de realizar el cambio de ancho, como el que se requiere por ejemplo en la conexión con Asturias a la altura de León, a una velocidad de hasta 15 km/h, sin necesidad de detenerse.

En el caso de la otra serie que va a ser remodelada, la 730, se trata de una modificación de la Serie 130 para convertirlo en un tren híbrido que permite la circulación de las unidades por vías electrificadas o sin electrificar. Por ello, se utiliza para trayectos como los que unen Madrid o Ferrol o Lugo, y el que une la capital con Albacete.

Todo ello se llevará a cabo en un plazo de hasta 36 meses, es decir, se terminará para finales de 2024, momento en que se espera que el tráfico haya alcanzado niveles de antes de la pandemia y que gran parte de los desarrollos del Norte de la península que ahora están en obras y en pruebas ya estén operativos.

¿Llegará la competencia?

Los 36 meses en los que Talgo Patentes -filial del fabricante que ostenta el contrato con Renfe- tendrá para remodelar estos trenes son claves para conocer qué pasará con la apertura a la competencia de muchas de las líneas en las que operan estas series. Con la liberalización del mercado de viajeros de alta velocidad en España -las líneas que conectan Madrid con Barcelona, Valencia y Sevilla- se cumplió el primer hito, pero quedó pendiente la posible puesta en marcha de competencia en otras que todavía no tienen AVE. Es el caso de las que comunican el Norte de la península con la capital, en las que precisamente operan los Alvia que ahora serán transformados.

La apertura de estas líneas a las empresas privadas dependerá de nuevos procesos competitivos que, al igual que ocurrió en el caso de las principales líneas de alta velocidad, llevará a cabo Adif. Fuentes del sector ferroviario apuntan a que este proceso, aún en el aire, se llevará a cabo de forma independiente para cada conexión, al tiempo que señalan que algunas de las conexiones de Madrid con el Norte de la península, como la de Galicia, ya han recibido muestras de interés por parte de las compañías privadas.

Estas conexiones están pendientes de la finalización de grandes obras que recortarán los tiempos de viaje y ayudarán a que la competencia tenga mayor capacidad de retorno de las inversiones. Por ejemplo, en Galicia está en pruebas la alta velocidad para conectar Madrid con Ourense. También se encuentra ya en la fase final antes de entrar en operación la infraestructura clave para la conexión ferroviaria con Asturias, el túnel conocido como la Variante de Pajares, que comenzó a construirse hace casi treinta años y ha provocado numerosos problemas a lo largo de estas décadas.

Todos estos procesos hacen que la llegada de la competencia en un posible concurso se fije todavía en el medio plazo, tiempo suficiente para que Renfe ponga en forma sus Alvia con el contrato que acaba de cerrar con Talgo y esté preparado antes de ver en las vías del Norte de la península trenes de operadores privados como ya ocurre en las conexiones de alta velocidad.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ronin from Japan
A Favor
En Contra

Jejejejejejeje, me habeis hecho reír!

No es lo mismo la velocidad alta que la alta velocidad!

Los Alvia son una basura! Los mismos trenes desde hace más de 30 años, con ese verde asqueroso!

Quereis alta velocidad, veniros a Japón y haceros un viajito con los últimos Shinkansen, vais a halicinar con los trenes y aún más con las estaciones de trenes, sus tiendas y sus restaurantes. No hay color!

Matane

Puntuación -3
#1
Andy
A Favor
En Contra

Renfe esta tardando en entrar en Francia y Alemania. Mikentras le comen el pastel en casa.

Puntuación 5
#2
JJ
A Favor
En Contra

Ya era hora, este verano en un viaje en la linea nueva a Galicia, mi mujer sufrió un retraso de 45 minutos hasta la estación de Sanabria Alta Velocidad, por problemas técnicos, estamos hablando de un recorrido de 1 hora 50 minutos, y estuvieron más de 30 minutos encerrados y sin aire acondicionado. Hasta mi nieto de tres años, al subir al tren en Madrid, dijo: este tren es un asco, esta muy viejo.

Puntuación 1
#3
-
A Favor
En Contra

En menos de 5 años van a privatizar toda la alta velocidad española. Con infraestructuras preparadas, las lineas mas largas de Europa; se van a repartir el pastel como ya hicieron con las eléctricas. Mercancías y cercanías para los de comarcas.

Puntuación 0
#4