Empresas y finanzas

Adriana Domínguez (Adolfo Domínguez): "Queremos que el cliente consuma menos, pero que lo haga mejor"

  • "Lo 'online' y lo físico no son los únicos. Cuantas más opciones tenga el cliente, mejor"
Madrid

La firma de moda gallega Adolfo Domínguez rindió cuentas este martes ante sus accionistas. La presidenta ejecutiva de la compañía, Adriana Domínguez, salió reelegida con el apoyo del 99,9% de la junta. Además, se han incorporado nuevos consejeros independientes como José Luis Sainz Díaz, ex consejero delegado de Prisa; Diana Morato, ex consejera delegada de Deliveroo; y Rafael Prieto, ex consejero delegado de PSA España y Portugal.

Con estos resultados que ha aprobado ayer, ¿podemos anticipar lo que se espera para el próximo ejercicio?

Desde la experiencia que tenemos adquirida de la gestión del Covid, estamos viendo que las ventas dependen mucho de las restricciones, de las olas, los cierres comerciales, el ajuste de horarios... En la medida en que vemos que la situación sanitaria mejora, vemos mejoría en las ventas.

¿Pero esperan cerrar el año con pérdidas o ya en números positivos?

Al estar cotizados, yo no puedo hacer ningún tipo de predicción. Lo que hemos publicado es lo relativo al primer semestre y ya vemos cambios, sobre todo con respecto al año pasado. No puedo hacer proyeccióna futuro. A mí me gustaría decir que las cosas van a ir bien, pero no puedo proyectar.

Las ventas crecen pero no han alcanzado el nivel de antes de la pandemia, ¿están en la senda de la recuperación?

Las colecciones gustan a nuestros clientes, sumado a nuestros procesos internos y demás cosas, estamos absolutamente en vías de recuperación.

Su gasto operativo asciende a los 16 millones de euros por el ERE de mayo. ¿Les ha compensado?

Una empresa se debe a la rentabilidad. Tenemos que buscar los mecanismos necesarios para posicionarnos como una compañía puntera. Esta empresa, además del Covid, venía de reestructurar sus procesos durante los cuatro años anteriores. Nosotros ya teníamos puestas en marcha una serie de eficiencias que la pandemia las había acelerado.

El comité de empresa ha dicho que esperan que no se repita otro expediente de empleo. ¿Tienen algo previsto?

Yo estoy muy orgullosa de que este proceso haya sido con consenso social y con diálogo, lo han firmado los cuatro sindicatos, que no es muy común. Nosotros tenemos una empresa con una comunicación interna muy abierta y muy sana y el ERE ha consistido en gran parte en prejubilaciones de personas que ya tenían más que cubiertos sus años de cotización.

Supongo que el aumento que han tenido del 62% en el comercio electrónico hará que cambien mucho los perfiles que buscan ahora.

Indudablemente, una empresa que se moderniza necesita renovar su plantilla con gente con perfiles de corte más tecnológico.

Precisamente la condición de los fondos europeos de recuperación es esa, más tecnología y sosteniblidad. ¿Qué supone la llegada de estos fondos para ustedes?

Nosotros ya teníamos en marcha un plan de impacto positivo, es decir, un plan de sostenibilidad desde antes de la pandemia. Lo que hacen los fondos europeos es acelerarlo. En nuestro caso, nosotros ese cambio y esa transformación ya la teníamos en el plan estratégico. Tener fondos o no tenerlos permite pisar más rápido el acelerador hacia donde queremos ir como sociedad y como empresa. Yo creo que es fantástico que exista esta oportunidad para que las empresas y en concreto del mundo de la moda, podamos dar un impulso definitivo.

La moda y el tipo de consumo están siendo muy criticados por la falta de sostenibilidad. ¿Hay que cambiar los hábitos?

En nuestro plan estratégico hay dos ejes que son fundamentales. Uno es mantenernos muy firmes en nuestra idea de moda de autor. Es decir, nosotros no hacemos lo que hacen otros, tenemos un proceso parecido al del lujo, que es tener un estilo propio y que además es atemporal. Es bueno para que tenga durabilidad. Y luego hay otra parte que creo que es el valor añadido. Trabajamos de forma responsable y queremos que el cliente consuma menos pero que consuma mejor. Nuestro viaje es con el cliente a un mundo más ordenado y más sostenible, porque queremos que nos acompañe en la lucha. Ahora acabamos de lanzar la nueva colección que se llama El Vacío y vuelve a estar basada en un proceso que se llama Ágora. Es un modelo que viene de cómo se trabaja al más alto nivel de la moda, pero por un precio que es cómodo dentro del mercado. El cliente está accediendo al tipo de exclusividad que es moda muy conceptual a buen precio y atemporal.

Ese cambio en los hábitos de compra ¿se traduce en menos tiendas físicas?

Estamos explorando distintas opciones. Nosotros estamos abiertos a que el cliente decida utilizar la tienda física como apoyo a al área digital. Las empresas lo que tenemos es que abrir muchísimo el abanico para que el cliente decida qué forma de compra se adapta más a su estilo de vida, porque los estilos han cambiado mucho y nosotros ofrecemos distintas variables, como por ejemplo el proyecto ADN, que es un proyecto virtual que decide por el cliente. Lo hacemos en base al histórico de compras o a un algoritmo que identifica de acuerdo con un cuestionario y de la relación con el personal shopper, con el que el cliente está en contacto constante. Yo creo que el comercio electrónico o físico no son los únicos. Cuantas más opciones tenga el cliente, mejor.

Y la sostenibilidad también se traduce en proximidad. ¿Producen ustedes todo en España?

Nosotros producimos en España, pero también en Turquía, Marruecos India y China. Pero el Covid, nuevamente, ha propiciado traer la producción más cerca. En el último año y medio hemos incrementado en un 23% nuestra producción en Portugal, por ejemplo.

¿La arruga es bella?

Nosotros hemos llevado el trasfondo de esa frase a lo que yo creo que es lo que tienen que hacer todas las marcas. Prendas atemporales o nuevos modelos de consumo en unmundo que pide cambios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin