Empresas y finanzas

Grupo Nicolás Correa "coge aire" con el 'boom' del sector eólico en China

  • El fabricante burgalés de fresadoras salva el año de la pandemia gracias al gigante asiático
Carmen Pinto, consejera delegada de Grupo Nicolás Correa
Burgos

China fue la clave para que el fabricante burgalés de fresadoras Nicolás Correa salvase el ejercicio de la pandemia. Pese a la bajada de un 10% en la facturación global, su consejera delegada, Carmen Pinto, explica que "hemos mantenido muy bien los ratios de rentabilidad en un año muy complicado para la gestión y sobre todo pudimos seguir generando cartera de pedidos".

Para una empresa que exporta el 88% de su producción, la imposibilidad de viajar y tener presencia física en sus mercados no se puede suplir con herramientas digitales. "En el cierre de operaciones tan complejas como las nuestras hay muchos flecos y aspectos que limar para conocer las necesidades del cliente y ver dónde les puedes ayudar, a lo que se suma la propia instalación de máquina", añade Carmen Pinto.

En Bolsa desde 1989

El posicionamiento y el conocimiento del mercado chino, donde tienen una joint venture con el socio local GNC Kunming y una estructura comercial propia cercana a las 30 personas fue el "diferencial" respecto a la competencia. "China vivió la pandemia a otro ritmo y recuperaron actividad en junio. Vimos allí que teníamos un mercado muy importante que podíamos trabajar muy bien y compensar todo lo que estaba flaqueando en el resto del mundo", explica la CEO de esta compañía familiar que cotiza en Bolsa desde el año 1989. El resultado ha sido que este mercado haya aumentado su participación en las ventas de la compañía del 25% al 30%.

Al gigante asiático van algunas de las sofisticadas fresadoras de Nicolás Correa que sirven para fabricar los bujes de los aerogeneradores. El sector eólico está en plena ebullición en el país asiático por un doble motivo. Copan gran parte de la producción para aprovisionar a los parques de todo el mundo y el Gobierno está impulsando este tipo de energía a pasos agigantados, con 52 gigas instalados en 2020, casi la mitad del crecimiento a nivel global.

Junto a la eólica, en China también sopla a favor el viento para otro de los sectores en los que trabaja Nicolás Correa, la aeronáutica. "Se está relanzando mucho desde el Gobierno y se han marcado el objetivo de superar Airbus y Boeing", asegura Carmen Pinto.

El país asiático seguirá siendo este ejercicio el centro de atención de la compañía, único fabricante español de máquina herramienta que no tiene su sede en el País vasco. Aunque el crecimiento vendrá también de la mano de otros países que en Europa en los que se están recuperando bien sectores como la mecánica, Defensa o construcción, en los que también tiene penetración el fabricante burgalés. A esos debería unirse, las lecciones que ha dejado la crisis de la Covid. "Nos hemos dado cuenta de que no podemos ser tan dependientes de un solo mercado en fabricación y espero que la pandemia traiga consigo que se reindustrialicen algunas zonas que han quedado en los últimos años muy maltrechas por la deslocalización. Eso para nosotros en una oportunidad".

Carmen Pinto tiene muy clara la hoja de ruta. "Seguimos con la política de mantener un crecimiento sostenido en el tiempo, que podamos asimilar e ir asentando cada escalón" y aunque no apunta como objetivo a batir este año el récord de ventas de 2019, sí confía en recuperar la senda que durante la última década ha permitido duplicar la cifra de negocio.

Tecnología diferenciada

Para ello, cuenta con dos bazas "complementarias que nos aportan muchísimo valor". Una es el producto en sí mismo, con una gama de cabezales y una tecnología propia diferenciada y puntera y por otro lado el acompañamiento al cliente en lo que es la compra de una fresadora, su instalación y en el asesoramiento para que la use con la mayor eficiencia "para que maximice su inversión".

Junto a las grandes compañías multinacionales, que suponen el 30% de su cartera de clientes, Nicolás Correa trabaja también de forma muy importante con empresas familiares,"talleres que vemos en los polígonos industriales".

La compañía cumple el próximo 75 años de existencia trabajando ya a fondo en la implantación del nuevo modelo de industria 4.0. Y en ese sentido, la consejera delegada pide al Gobierno "concreción" a la hora de definir unos Fondos Next Generation que "pueden darnos un empujón y agilizar a proyectos e inversiones en marcha o que tenemos en mente".

Grupo Nicolás Correa cerró 2020 con unos ingresos ordinarios de 67 millones de euros, un 10% menos que en 2019, que fue récord de facturación, un ebitda de 8,1 millones (12% sobre ingresos ordinarios) y un beneficio antes de impuestos de 6,5 millones. Su deuda financiera apenas llega a los 0,9 millones de euros. Con 356 empleados, cuenta con tres filiales: Hypatia, GNC Calderería y GNC Electrónica. Exporta el 88% de su producción a cerca de una veintena de países.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Diego desde Tabarnia
A Favor
En Contra

Eólico o Erótico? No me ha quedado claro...

Puntuación 0
#1