Empresas y finanzas

Ismael Labrador (Tuvalum): "La expansión internacional nos está permitiendo crecer un 100% en 2021"

  • "Le aseguramos al cliente que lo que ha comprado es realmente lo que va a recibir"
  • "La industria de la bici llevaba más de 40 años anclada en prácticas analógicas"
  • "Queremos consolidarnos en España y Europa como el Amazon de las tiendas ciclistas"
Ismael Labrador (izquierda) y Alejandro Pons (derecha), fundadores de Tuvalum

Tuvalum nació en abril de 2015 con un objetivo muy claro, convertirse en líder en Europa en la venta de bicicletas de segunda mano. Un reto al que avanzan viento en popa, sobre todo, después de la pandemia. La marca ha salido beneficiada en 2020 por un creciente interés por los e-commerce, en el que el consumidor ha redescubierto el mercado de segunda mano, lo que le ha permitido cerrar el año con un crecimiento en volumen del 36% al vender 3.100 bicicletas.

Han crecido un 36% en 2020, ¿se podría decir que el coronavirus les ha beneficiado?

Más o menos. Al principio teníamos mucha incertidumbre porque no sabíamos que iba a pasar. El mercado se paró en seco en marzo, pero a partir del verano pasado sí notamos un incremento de la demanda. Esto nos permitió cerrar el año con una facturación por encima de los 4 millones de euros.

¿Es viable mantener ese ritmo de crecimiento más allá de la pandemia?

Sí, de hecho, en 2021 estamos creciendo a un ritmo superior al 100%. El crecimiento viene impulsado especialmente por nuestra expansión internacional, estamos creciendo muy fuerte en Italia y en Francia, casi un 200% en este último. En 2020 cerramos con más de 4 millones de euros en ventas.

En marzo, en pleno confinamiento, ¿se podían imaginar el 'boom' que iba a vivir el sector de las bicicletas?

Para nada, de hecho, lo que nos imaginábamos era que posiblemente íbamos a tener que cerrar. Cuando llegó el confinamiento establecimos varios planes para ajustar costes. Nuestra principal preocupación era no tener que realizar despidos. Para ello nos apretamos mucho el cinturón y redujimos gastos en todo lo posible sin saber cuanto tiempo podíamos sobrevivir así. Por suerte nos empezaron a salir bien las cosas, hicimos alguna acción con tiendas minoristas que nos hizo ganarnos su confianza. Luego, a partir del verano, empezó a llegar el boom por el deporte y comenzamos a crecer.

El 'e-commerce' ha ganado mucha importancia en los últimos meses. ¿Partían con ventaja por ser una marca nativa digital?

Nuestra ventaja es que conocíamos el sistema digital más que otros operadores, que estaban más centrados en lo offline. Esos otros operadores están llegando ahora al sistema online y les está costando bastante entender las reglas del juego. En ese sentido sí teníamos bastante terreno ganado, pero no se si llamarlo ventaja. Desde el principio somos nativos digitales, desde el minuto uno. Cuando montamos Tuvalum nos dimos cuenta de que la industria de la bicicleta llevaba más de 40 años anclada en prácticas analógicas, se vendían bicis de la misma manera que hacía 40 años y que eso tenía que cambiar.

La venta de bicicleta nueva se ha visto muy afectada por problemas de desabastecimiento. Por su modelo de negocio, ¿han conseguido esquivar este problema?

Por una parte sí, porque nosotros estamos centrados al 85% en la venta de bicicletas de segunda mano, es nuestra seña de identidad. Pero sí es verdad que se empieza a notar que en segunda mano hay cierta escasez. Hay gente que se quiere comprar una bicicleta nueva y como no se la dan hasta dentro de muchos meses pues no vende la suya.

¿También se dedican a la venta de bicicletas nuevas?

Estamos centrados en segunda mano, pero sí que hay tiendas que venden bicicletas nuevas. Es como una especie de Amazon, se abren su perfil y cuelgan su catálogo, queremos consolidarnos como el Amazon de las tiendas ciclistas. Pero nuestra venta siempre está destinada a clientes particulares.

Su principal mercado es España, ¿en qué otros países están presentes?

La web la tenemos traducida a más de 5 idiomas, pero técnicamente se puede comprar con Tuvalum desde cualquier países de la Unión Europea, es una cuestión de logística. Donde mayor presencia tenemos es en España, Francia, Italia, Alemania y Portugal.

¿Entre sus planes está continuar con la internacionalización?

Sí, uno de nuestros logros para este año es el crecimiento internacional. Al final las necesidades del mercado y de los ciclistas son las mismas en España que en Italia o Alemania y nuestra propuesta resuelve esas necesidades independientemente de las fronteras. De hecho, lo estamos notando este año, el crecimiento internacional está siendo brutal.

Están transformado el negocio con nuevos servicios como la tasación o la compra de bicicletas.

Lo hemos empezado a hacer este año, aunque aún no lo tenemos metido en la página web. Igual que te he dicho que uno de nuestros ejes para los próximos meses es la internacionalización, el otro es la tasación y la compra de bicicletas. Es un servicio muy parecido al de Compramos tu coche, el usuario rellena un formulario, le damos un precio de compra en horas y, si acepta, firmamos un contrato de compraventa, se recoge la bicicleta, la reacondicionamos y la ponemos a la venta.

Estos servicios, al igual que poner un anuncio en Tuvalum, son gratuitos. ¿Cómo se financian?

Publicar un anuncio en Tuvalum siempre es gratis, nosotros aplicamos una comisión únicamente si se vende la bicicleta; si gana el usuario ganamos nosotros, si el usuario no gana, no ganamos nosotros. En transacciones a particulares cobramos 50 euros al vendedor y al comprador también le aplicamos una comisión, que es variable dependiendo del tipo de bicicleta y el precio en el que entra el servicio de revisión y puesta a punto. Le aseguramos que lo que ha comprado es lo que va a recibir.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin