Empresas y finanzas

Nuba negocia la compra de 13 hoteles en África y crecerá en Latinoamérica

  • La firma de viajes de lujo desembarcará en Colombia, Panamá, Costa Rica o Chile
Pablo del Pozo, consejero delegado del Grupo Nuba.

El Grupo Nuba prepara su vuelta al crecimiento tras capear con solvencia la peor crisis sufrida por el sector turístico que se recuerda. Una posición que le llevará acometer millonarias inversiones en su expansión internacional, no sólo en el negocio de distribución de viajes de lujo, para el que busca su aterrizaje en países como Colombia, Panamá, Costa Rica, Chile y Paraguay, sino también en el hotelero.

Un segmento, este último, en el que puso sus ojos para entrar hace varios años y que ahora, con la capacidad que le confieren sus socios accionistas y con posibles alianzas con fondos de inversión, quiere confirmar en los próximos meses. En este objetivo, la compañía que dirige Pablo del Pozo está negociando la adquisición de 13 hoteles boutique en África, uno de los principales nichos de su negocio emisor, al tiempo que sondea otras opciones en este continente y en el Sudeste Asiático.

Para acelerar su estrategia inversora, Nuba acometerá próximamente una ampliación de capital apoyada por sus tres accionistas

Para acelerar su estrategia inversora, Nuba acometerá próximamente una ampliación de capital apoyada por sus tres accionistas, el propio Del Pozo, el marqués de Vargas, Pelayo de la Mata, y William Comfort. El volumen de las inversiones dependerá de la materialización de oportunidades, pero será una cifra "muy importante", asegura Del Pozo, consejero delegado de la firma española. La estabilidad accionarial está garantizada, según su primer ejecutivo, pero no descarta participar en procesos de concentración a nivel global en el contexto actual. "Hay muchos movimientos, hay un proceso de concentración clarísimo en España y a nivel mundial, y específicamente en el segmento del lujo. Somos una de las cuatro empresas más importantes -la principal en el mercado hispanohablante- y estamos hablando todos con todos", desvela.

El foco de las inversiones estará, por un lado en la consolidación de este liderazgo y, por otro, en el desembarco en el negocio hotelero. En el primer caso, Nuba ha trabajado, a pesar de la crisis, en los últimos meses en forjar acuerdos, que prevé cerrar en el corto plazo, en países como Colombia, Panamá, Costa Rica, Chile y Paraguay. "VAmos a intentar integrar todo el sector del lujo de estos países bien en una newco (sociedad de nueva creación) de Nuba o en una plataforma que estamos mirando para comprar", explica Del Pozo. Con ello dará un salto decisivo en Latinoamérica, donde aterrizó en 2019 con la compra de Lozano Travel e ITG (International Travel Group), las dos agencias emisoras líderes en el segmento de lujo en México, sur de Estados Unidos (Florida y Texas) y Perú. Precisamente en estos dos países también quiere reforzar su presencia. En el mercado estadounidense analiza oportunidades en ciudades con un colectivo hispanohablante de alto poder adquisitivo.

Apuesta hotelera

En cuanto a la apuesta por hotelería, además de las conversaciones con un propietario de 13 hoteles en África, en países de safari fotográfico, Nuba mantiene otras opciones abiertas en algunos de estos mercados. Su interés por el continente africano se remonta varios años atrás y en 2019 ya anunció su intención de comprar siete hoteles, aunque la pandemia ha impedido hasta la fecha concretar ninguna operación. De igual modo, en una fase posterior, contempla su entrada en el Sudeste Asiático en el ámbito hotelero, en el que también observa posibilidades en España. Todo ello siempre con un enfoque de hoteles boutique, de 20 o 30 habitaciones y de seis estrellas.

"Tenemos toda la distribución (del turismo de lujo) en Hispanoamérica, tenemos los destinos principales, y queremos tener también los hoteles boutique. Nuba quiere estar en toda la cadena de valor", subraya Del Pozo, que lo considera una ventaja empresarial "porque nos damos todo el margen de todo lo que ofrecemos a los clientes", al tiempo que "vamos a garantizar la excelencia en la oferta percibida para fidelizarlos". Destaca, asimismo, la resistencia de Nuba ante la pandemia y las oportunidades que ésta genera para los grupos que la han superado mejor: "lo único bueno que tienen las crisis es que todos los procesos de crecimiento inorgánico por compra son mucho más interesantes que en otros momentos por la debilidad que tiene el sector".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin