Empresas y finanzas

aFinance aumentará su actividad un 33% este año con la intermediación inmobiliaria de 800 millones

  • El grupo cerró 2020 con un incremento del 28% pese al Covid
  • La compañía detecta una gran liquidez en el mercado
Enric Vial, CEO de aFinance

El grupo inmobiliario y financiero aFinance, formado por las compañías aFinance, aRetail, aProperties, aCapital y aTemporal, logró capear los efectos de la crisis sanitaria y cerró 2020 con un volumen de transacciones inmobiliarias de 600 millones de euros.

Para este ejercicio el grupo se muestra optimista y espera alcanzar los 800 millones de euros, logrando así un incremento en el volumen intermediado del 33%.

Según explica la firma a elEconomista, el pasado año el grupo logró incrementar el volumen intermediado gracias a la progresiva mejora de la actividad desde mediados de año, y a que la compañía "se ha reinventado durante la pandemia, dando un gran salto hacia la digitalización y también apostando por la captación de talento", explica Enric Vial, CEO de aFinance.

Concretamente, la firma despidió 2020 con un aumento del 28% en el volumen intermediado, con una plantilla de 400 personas, y este 2021 prevé seguir reforzando su capital humano, hasta los cerca de 550 empleados.

"Contamos con excelentes perspectivas para este año, en el que queremos ampliar nuestra presencia en más zonas del país y ganar cuota de mercado en aquellas ciudades en las que ya tenemos oficinas", asegura el directivo. 

Gran liquidez en el mercado

Según Vial, el sector inmobiliario presenta grandes oportunidades como consecuencia de "la gran liquidez que hay en el mercado". "Fondos, family office y, en general, particulares están impulsando la demanda de inmuebles, y eso está permitiendo mantener el valor de los activos"

Asimismo, el directivo apunta que se está reactivando el mercado de retail gracias a la mejora de las perspectivas económicas, y en el ámbito de la vivienda se mantiene la tendencia positiva de los últimos meses.

Desde la firma aseguran que los particulares siguen apostando por la mejora de su vivienda, buscando inmuebles más amplios -tanto en modalidad de compra como de alquiler-, con terraza o zonas ajardinadas, y más próximos a la naturaleza. Un aspecto que viene reforzado por la creciente implantación del teletrabajo, que se está consolidando.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.