Empresas y finanzas

Rubau explora la venta de sus dos concesiones de autopistas en México

  • Contrata a Rubicon para testar el interés del mercado por sus dos vías de pago
Miguel Jurado, consejero delegado de Rubau

Contrucciones Rubau explora la venta de sus participaciones en las dos concesiones de autopistas de peaje que tiene en México, según indican diversas fuentes del mercado. Para ello, ha contratado los servicios de asesoramiento de Rubicon Capital Advisors. Fuentes oficiales de la constructora catalana niegan a este diario tener la intención de vender sus activos en el país azteca.

En concreto, Rubau controla el 50% en el proyecto del Libramiento Bicentenario de Celaya, en el estado de Guanajuato, y el 35% de la concesionaria del Libramiento de Ciudad de Obregón, en Sonora. La compañía que dirige Miguel Jurado ya ha contactado con algunos fondos de infraestructuras y operadores de autopistas para testar su interés por su participación en estas dos vías, según indican distintas fuentes conocedoras.

En el ámbito concesional, el grupo catalán desarrolla su negocio, fundamentalmente, en el área de infraestructuras del transporte, inmobiliarias, aparcamientos y puertos. Para ello, cuenta con Rubau Concesionaria y también con Concesionaria Bicentenario y Concesionaria Viario, que aportan nuevos proyectos, tanto nacionales como internacionales.

Rubau desembarcó en el negocio de concesiones en México en 2010 con la adjudicación de contrato para la rehabilitación de la carretera de circunvalación del sur de Celaya y la construcción de la del nororiente de Celaya, en el estado de Guanajuto, y su posterior explotación. Esta infraestructura, de 29,3 kilómetros de longitud y que requirió una inversión de 94 millones de euros, fue inaugurada en 2014, año en el que la compañía gerundense se hizo con su segundo proyecto concesional en el país, con el contrato de construcción y operación del Libramiento de la Ciudad de Obregón, en Sonora, con una longitud de 34,2 kilómetros. En este caso, la inversión ascendió a más de 66 millones de euros.

Sigue los pasos de OHL y Azvi

En ambas concesiones, que tienen una duración de 30 años, Rubau es socio principal. En el Libramiento Bicentenario de Celaya la empresa gerundense ostenta una participación del 50%. El 50% restante corresponde a la constructora mexicana Vise. Mientras, en el Libramiento de Ciudad de Obregón la firma que preside Joan Rubau posee el 35%. Completan el consorcio los mexicanos Invex Grupo Infraestructura, con el 25% de la concesión, y Constructora y Edificadora GIA+A y Vise con el 20% cada una.

De concretar la desinversión de estos proyectos, Rubau seguiría los pasos de otras constructoras españolas que han vendido activos de autopistas en México en los últimos años, como OHL y la andaluza Azvi.


Apuesta por el país azteca

Aunque Rubau está explorando la venta de sus activos concesionales en México, el grupo de infraestructuras catalán tiene en México uno de sus mercados de crecimiento. Además de las autopistas de Guanajuato y Sonora, la firma se ha adjudicado en el país contratos en los últimos años con entes públicos, como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y privados, como el proyecto para la fábrica de Audi en Puebla.

============09 Pie De Foto (2371886)============

Miguel Jurado, consejero delegado de Construcciones Rubau. EFE

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin