Empresas y finanzas

El Gobierno impulsa un consorcio de empresas españolas para comprar ITP Aero

  • Indra, Aernnova, Aciturri y Tecnobit, algunas de las candidatas de la alianza
  • Los fondos presentaron ofertas la semana pasada
Foto: Archivo.

El Gobierno no cesa en su intento de recuperar la españolidad del fabricante aeronáutico ITP Aero. Para ello, está promoviendo un consorcio entre diferentes empresas industriales españolas con el objetivo de hacerse con el control de la compañía vasca. Entre ellas, figurarían empresas como Indra, Aernnova, Aciturri y Tecnobit, entre otras. Sin embargo, este planteamiento todavía está en una fase muy inicial, ya que el gran problema que enfrentaría este consorcio es el alto precio que Rolls-Royce exige por ITP Aero: unos 1.500 millones de euros.

Estas compañías no cuentan con el pulmón financiero suficiente para hacerse con una participación mayoritaria, pues quieren participar en la toma de decisiones del fabricante vasco y no quedarse "atrapadas" en la inversión de un tercero, pues el perfil de fondos que participa en el proceso suele tener un horizonte de inversión de entre tres a cinco años y no suelen actuar como meros financiadores y socios pasivos en la gestión de sus participadas.

En este sentido, todos los interesados dan por hecho que para rentabilizar la inversión en ITP Aero van a necesitar al menos siete años, dada la situación que atraviesa la industria aeronáutica en la actualidad. Por eso, desde Industria se está planteando la posibilidad de que otro perfil de inversores pudiera aliarse con este consorcio, desde fondos con un enfoque más largoplacista hasta gestoras especializadas en crédito, según explican las fuentes consultadas por elEconomista. Una posición de control en el fabricante vasco exigiría una inversión cercana a los 760 millones de euros y algunos de industriales españoles interesados han tanteado a diferentes bancos para ver si les conceden financiación.

Cabe recordar que Indra rechazó hace ya un par de años una operación con ITP, cuando ofreció 639 millones de euros por el 49% de la compañía. Las conversaciones con Rolls-Royce no siguieron adelante, precisamente, por diferencias en cuanto al precio. Por eso, las mismas fuentes indican que otra de las opciones que se barajan es que este consorcio se quedara con una participación cercana al 20%, valorada en 300 millones y más asumible para este grupo de empresas nacionales, aunque sería menos atractiva por las limitaciones en la toma de decisiones.

El proceso sigue adelante

Por el momento, el proceso de venta de ITP Aero sigue su curso y la semana pasada se presentaron unas primeras ofertas que se tendrán que reconfirmar en los próximos días. Entre ellas, figuraban la de los fondos estadounidenses KKR, Bain, Platinum y Towerbrook, además del británico Cinven. Según diferentes fuentes cercanas al proceso, el objetivo es que, una vez reconfirmadas estas ofertas, se haga una criba de los finalistas a hacerse con el fabricante vasco. La idea es que Rolls-Royce pueda elegir al ganador antes de verano, aunque el proceso se alargue a lo largo de este año a la espera de obtener el visto bueno por parte de las autoridades implicadas (Gobierno, Competencia, etc).

En un primer momento, el banco de inversión Goldman Sachs –el encargado de coordinar el proceso de venta– planteó la posibilidad de limitar la subasta a un número concreto de candidatos con el objetivo de evitar una puja multitudinaria que pudiera reducir el interés de los posibles compradores. La decisión de Rolls-Royce, el dueño actual de ITP, de engordar la compañía traspasándole fábricas de Reino Unido (Hucknall y Barnoldswick –de esta, la propiedad sigue siendo del grupo británico, pero están traspasando a la española carga de trabajo de estructuras–) elevó el apetito de los inversores, por lo que se decidió abrir el proceso a más interesados. Sin embargo, muchos quedaron fuera ante las altas expectativas de precio.

La salida de Rolls-Royce de la compañía española se enmarca en su plan de desinversiones de activos no estratégicos por valor de 2.500 millones de libras (2.905 millones de euros) por el impacto de la pandemia en su negocio. ITP Aero, por su parte, registró las primeras pérdidas de su historia el pasado ejercicio por el mismo motivo.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Sko
A Favor
En Contra

VIVA ETA. Las muertes a tiros y con justicia, no en accidente laboral y sin justicia.

Puntuación -17
#1