Empresas y finanzas

Teresa Ribera prepara un ajuste a las eléctricas para atajar la fuerte subida de la luz

  • Pretende reducir el impacto del alza de los derechos de emisión en el recibo
  • Los precios del CO2 han registrado niveles récord durante los meses de abril y mayo
Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

El Ministerio de Transición Ecológica prepara un anteproyecto de Ley para hacer frente a la fuerte subida de los precios de la electricidad en el mercado mayorista. El departamento que dirige Teresa Ribera se prepara para adoptar un ajuste que sirva para reducir los llamados beneficios caídos del cielo que perciben en estos momentos, principalmente, la hidráulica y la nuclear cuando las cotizaciones del mercado mayorista son muy elevadas.

Durante años, el debate de los windfall profits ha estado sobre la mesa y las eléctricas han insistido en que no se podían realizar ajustes en este sentido por la regulación europea. No obstante, el Gobierno incluyo en su acuerdo de izquierdas acometer un ajuste de esta situación que hasta el momento no se había puesto sobre la mesa.

Este pasado mes de abril ha sido un mes récord de precios en el mercado mayorista eléctrico y los precios han vuelto a escalar estos últimos días hasta niveles de 80-90 euros. El conocido como pool cerró el mes de abril a un precio de 65 euros€/MWh, frente a los apenas 40 euros€/MWh que se pagaron en 2020 -un año insual de consumo por la pandemia. En el mes de enero a pesar de Filomena, el mercado no llegó a los 61 euros€/MWh pero pese a las mejores temperaturas ha registrado un fuerte repunte estos últimos dos meses.

¿Porque ha subido tanto? Cuando pagamos estos niveles de precios, que son conocido en el sector como precios térmico se debe a que es necesario el aporte de las tecnologías térmicas, básicamente ciclos combinados, cuyo coste de producción recoge entre otros el coste del gas y el coste de los derechos de CO2. Al tratarse de un mercado marginalista, es decir que todas las tecnologías cobran el precio de la oferta más cara necesaria para cubrir toda la demanda, se traslada el coste del CO2 a todas las tecnologías. Es decir que las nucleares e hidráulicas perciben estos mayores precios.

La medida que prepara el Gobierno puede suponer una reducción de la factura del 5% y un ajuste para las eléctricas de entre 800 y 1.000 millones. En junio comienza además la nueva tarifa eléctrica que dependerá más del precio del pool.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud