Empresas y finanzas

Aviso a tiendas online: cinco consejos para incrementar las ventas por Internet

  • Solo alrededor del 3% de los comercios digitales acaban teniendo éxito
  • Saber cómo funciona el cliente y qué facilidades se le deben dar es indispensable
Foto: Dreamstime.
Madrid

En la era de la digitalización, las empresas cada vez deben cuidar más todos los aspectos online sobre los que se dirigen al consumidor. Un factor que, en el caso de las tiendas, se hace vital dado que cada vez son más usuarios los que compran por Internet desechando el comercio físico. Por ello, casi es tan importante saber qué vender como la manera en la que una web se presenta ante el cliente.

Desde Aplazame, la empresa digital de pagos y financiación flexible, consideran que en los tiempos que corren, con una importante crisis económica así como con restricciones que empujan al menor contacto físico, los diferentes establecimientos tienen que estar más que preparados para interactuar con un consumidor digital. Una venta online que no es sencilla, pues solo alrededor de un 3% de los negocios que se ponen en marcha acaban teniendo éxito.

Es por esto por lo que se hace indispensable conocer a fondo cómo funciona el sector, qué necesidades tiene el cliente y cuáles son las herramientas adecuadas para llegar a este. Condiciones básicas todas que se sustentan bajo una serie de recomendaciones, con el fin de que la experiencia en la web se culmine con la compra de un producto o servicio.

La web debe ser intuitiva, útil y deseable

Proporcionar una buena experiencia de usuario es más que vital para conseguir atraer al cliente. La interfaz debe ser sencilla, así como intuitiva, para que el consumidor confíe en el producto y no tenga distracciones en el proceso de compra. Las fotos del producto con calidad, el precio o las ofertas bien indicados o un proceso de compra rápido, ayudan a captar usuarios.

Las palabras atraen

Otro de los factores más importantes es el hecho de cuidar los textos y las palabras que se usan en la interfaz. Así como es mejor usar 'comprar' en vez de 'pagar', las faltas de ortografía pueden inducir hacia la inseguridad del cliente. Además, los colores llamativos junto a las palabras importantes también ayudan a la hora de captar la atención del cerebro.

Probar todo para dar en la diana

El test A|B por el que se analiza la competencia, así como se testa toda la interfaz y el proceso de compra con diferentes usuarios, es una de los mejores métodos para saber qué es lo que más conviene a la empresa. No hay que tener miedo a un cambio, si este al final puede resultar exitoso.

Cuidar el producto

Igual que en una tienda física, presentar el producto que se viene de la mejor manera posible es fundamental. Con fotos, precio, en lugares accesibles y con las opiniones de otros consumidores, ayudan a dar confianza sobre la venta. Además, está demostrado que incluir un vídeo junto al producto incrementa más de un 6% las ventas, mientras que un posicionamiento SEO es vital para que el cliente encuentre antes la tienda que la de la competencia.

Presentar la mayor información posible

Por último, a la hora de finalizar una compra hay que contar al cliente toda la verdad y de la forma más sencilla. Las políticas de cancelación, los términos y condiciones o si el envío se puede hacer a domicilio o de recogida en tienda y cuántos días tarda, son elementos básicos para una buena web. Además, a la hora de que el cliente introduzca sus datos, un formulario de autocompletar ayuda a agilizar el proceso de compra.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin