Empresas y finanzas

KOKER quiere llegar al 20% de las ventas 'online' a final de año

  • La firma de moda también apuesta por la digitalización en las tiendas físicas
  • Tiene previstas 9 aperturas para 2021 y 12 de cara al próximo año
Priscilla Ramírez, fundadora y CEO de KOKER

El mundo digital ha abierto un nuevo horizonte para muchos negocios y más en tiempos de pandemia. En pleno confinamiento, cuando las tiendas físicas estaban cerradas, KOKER -empresa de moda femenina- decidió impulsar su digitalización. "La e-commerce era nuestro proyecto pendiente", señala Priscilla Ramírez, fundadora y CEO de KOKER. Entonces, el objetivo de la firma fue llegar a casa de los clientes.

"Desarrollamos en tiempo récord una tienda online, que luego hemos ido mejorando", indica Ramírez. "Poco a poco fuimos ampliando el catálogo y mejorando la experiencia de compra online", destacando, entre otros aspectos, la seguridad en el pago.

Los comienzos en este segmento de negocio fueron tímidos, debido a que "éramos totalmente inexpertos y estábamos confinados al máximo, por lo que el consumo bajó bastante", tal y como apunta la CEO de la compañía. Sin embargo, poco a poco su e-commerce ha ido creciendo tanto en número de pedidos como en catálogo de prendas y, actualmente, el volumen de ventas online supone el 9% del total. El objetivo de la compañía es seguir creciendo en esta línea y alcanzar el 20% a final de año. "No obstante", la fundadora de la firma de moda asegura que, "con la pandemia es complicado hacer estimaciones, pero somos positivos y pensamos que el segundo semestre del año será mucho mejor para la salud y la economía".

La marca también ha llevado la digitalización a sus tiendas físicas. Así, entre sus novedades, cada perchero expositor cuenta con una pantalla led en la que se pueden ver a modelos con la ropa de KOKER que está expuesta debajo. Además, han apostado por el marketing omnicanal, digital y social para llegar a los clientes y las redes sociales se han convertido en un pilar básico, con un fuerte posicionamiento en los perfiles de Instagram, Pinterest y Facebook. "Hemos puesto en marcha una nueva estrategia en redes sociales liderada por hashtag. El objetivo de estas etiquetas ha sido estar cerca de nuestros clientes y dar visibilidad a nuestros logros, así como a aquellas famosas e influencers que visten nuestros diseños", señala Ramírez.

Entre las últimas novedades, KOKER ha lanzado su propio "programa" emitido a través de Instagram y Facebook Live: El Sofá Rosa de KOKER. Un espacio donde realizan un encuentro con una famosa que da a conocer sus gustos de moda y se prueba diseños de la marca. "El objetivo es dar visibilidad a la marca en redes sociales y que nos acerquemos a nuestros seguidores. En muchos casos hemos alcanzado casi las 100.000 reproducciones en los vídeos. Es mucho esfuerzo pero estamos contentos con lo conseguido", explica su fundadora.

Planes de crecimiento

Además de la venta online, su plan de crecimiento se basa en otros dos pilares: tiendas físicas a pie de calle e internacionalización. Y es que, aunque la apuesta por la digitalización ha marcado los últimos meses, mantienen el compromiso con las tiendas físicas apostando por la expansión a pie de calle. Para este año hay previstas nueve nuevas aperturas y doce de cara a 2022. Recientemente se han inaugurado tiendas en los Centros Comerciales Parque Corredor (Torrejón de Ardoz) y ABC Serrano de Madrid.

Otro de los puntos clave del negocio es la internacionalización y "la nueva e-commerce está preparada para la venta tanto nacional como internacional. Pronto nuestras prendas podrán venderse online en otros países", resalta Ramírez, algo que ya está funcionando en Francia. "Ese es un gran paso para KOKER que habíamos llegado a ocho países pero digitalmente estábamos aún muy limitados", añade.

Desde su nacimiento en 2014, la facturación de KOKER se ha mantenido al alza, salvo el año pasado

Además, desde la firma indican que trabajan en una "implantación internacional más agresiva a través una sola figura, la del Master Franquicia. Llevamos avanzadas ya negociaciones en varios países". Y es que otra de sus apuestas de expansión es a través de franquicias. KOKER tiene un rango de inversión de entre 20.000 y 40.000 euros y la facturación prevista para el primer año de la franquicia es de 250.000 euros. "Su atractivo también reside en que no tiene canon de entrada, ni royalty mensual, ni canon de publicidad", apunta Ramírez.

Desde su nacimiento en 2014, la facturación de KOKER se ha mantenido al alza, salvo el año pasado debido a la pandemia con una caída del 38% respecto a 2019 -cuando creció un 61%-. En 2018 las ventas aumentaron un 33% y en 2017 un 130% frente al año previo.

Presencia en nueve países

Este proyecto nació en Toledo en 2014, donde KOKER abrió su primera tienda. Desde entonces, la firma se ha instalado en otros ocho países -Portugal, Suiza, Rumanía, Bélgica, Costa Rica, Guatemala, Marruecos y México-. Cuenta con más de 80 puntos de venta, siendo 15 tiendas propias -cuatro ubicadas en Toledo, donde además está su sede central y el centro logístico-. El resto son la mayoría franquicias y también cuenta con algunos puntos de venta en tiendas multimarca.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin