Empresas y finanzas

Ferrovial nombra a Andrés Sacristán nuevo consejero delegado de Cintra

  • Sustituye a Alejandro de la Joya, quien abandona la compañía
Andrés Sacristán, nuevo consejero delegado de Cintra

Cambio de relieve en Ferrovial. El Consejo de Administración del grupo ha nombrado a Andrés Sacristán consejero delegado de Cintra, división de autopistas de la compañía, quien reemplaza a Alejandro de la Joya, que ocupaba la posición desde noviembre de 2018 y que abandona la compañía. Con este cambio, la firma busca potenciar su apuesta por Estados Unidos, su principal mercado en el mundo. Sacristán, de hecho, dirigirá la división a nivel global desde el país norteamericano.

Andrés Sacristán (Madrid, 1971) ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en Cintra. En 2017 dio el salto a Norteamérica, al ser nombrado consejero delegado de la autopista 407 ETR, en Toronto, uno de los principales activos de Ferrovial. El pasado año fue elegido para dirigir la operación de Cintra en Estados Unidos, país considerado como el de mayor potencial y dónde la compañía desarrolla proyectos en Texas, Virginia y Carolina del Norte. Andrés Sacristán, que se unió a Cintra en 2001, es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Madrid. Ocupó varios puestos en la división de aparcamientos, donde fue director de Desarrollo, pasando posteriormente a autopistas de Cintra, en la que fue director de Operaciones de Eurolink y director de la Radial 4. En 2010 fue nombrado director de España y miembro del Comité de Dirección de Cintra y en 2013 director de Europa, haciéndose cargo en 2015 de los nuevos mercados de Australia y Colombia, antes de asumir responsabilidades en Norteamérica.

"Andrés es un profesional idóneo para hacerse cargo del actual momento de Cintra, pues su experiencia amplia y exitosa en Estados Unidos y Canadá le avalan para dirigir la compañía en esta etapa de recuperación de la normalidad en la movilidad y considerando que Norteamérica plantea muchas oportunidades para nuestras inversiones", señaló Ignacio Madridejos, consejero delegado de Ferrovial.

Alejandro de la Joya (Madrid, 1967) fue, antes de su nombramiento para dirigir Cintra, consejero delegado de Ferrovial Construcción. Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, se incorporó a Ferrovial en 1991, habiendo desarrollado su carrera profesional en España, Marruecos, Italia, Portugal y Polonia.

"Quisiera destacar la contribución que Alejandro ha hecho a Ferrovial a lo largo de sus 30 años de carrera en la casa, en especial en el proceso de internacionalización de la compañía. Estoy seguro, como así le deseamos todos, que tendrá el mayor éxito en los proyectos profesionales que emprenda a partir de ahora", comentó Madridejos.

Bastión del grupo

Cintra, filial de autopistas de Ferrovial, es uno de los principales promotores y operadores de concesiones de infraestructuras de transporte del mundo. Cuenta con 23 concesiones en ocho países, gestionando 1.475 kilómetros. Está especializada en proyectos complejos de alto valor concesional en zonas de congestión urbana, habiendo sido pionera en el desarrollo de la Managed Lanes en Estados Unidos. Opera, entre otras, la 407 ETR, en Toronto; la NTE y la LBJ, en Texas; la I-77, en Carolina del Norte; la I-66, en Virginia; así como Autema, A-66 y Ausol, en España. El ejercicio de 2020 recibió 340 millones de euros procedentes de sus principales activos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.