Empresas y finanzas

Solarpack invertirá unos 2.000 millones hasta 2026

  • Persigue multiplicar por cuatro su potencia solar instalada y llegar a 4 GW
  • Invertirá la caja en el crecimiento y no dará dividendo a corto plazo
Central de energía solar fotovoltaica de Tejeda de Tiétar. Foto: Archivo

Solarpack invertirá hasta 2.000 millones de euros entre 2021 y 2026 para alcanzar una potencia fotovoltaica instalada de 4 GW, con un 80% en España, Latinoamérica, EEUU e India. Reinvertirá la caja que obtenga por su actividad, de modo que no prevé repartir dividendo a corto plazo.

Así se recoge en la documentación que la empresa presidida por Ignacio Artácoz ha remitido esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, relativa a la actualización de su Plan Estratégico con vistas a 2026.

Solarpack confía en instalar de 470 MW a 600 MW anuales hasta 2023 y luego acelerar el crecimiento hasta los 900 MW a 1.100 MW al año, vendiendo alrededor de un 30% de las plantas que construya. Se centrará en la tecnología fotovoltaica, introduciendo almacenamiento y otras innovaciones.

La empresa busca disponer de una capacidad operativa y en construcción de 1,8 GW a 2 GW para 2023 y de unos 4 GW para 2026. El pasado 2020 cerró con 545 MW instalados en 15 centrales -son 450 MW atribuibles-, y planea cerrar el presente 2021 con cerca de 1 GW.

La cartera total de proyectos de la firma asciende a 8,1 GW, de los que 3,1 GW están considerablemente maduros. La compañía prevé que un 80% del crecimiento se produzca en España -0,4 GW-, EEUU -0,9 GW-, India -419 MW casi listos para construir- y Latinoamérica -1,1 GW-, con entradas selectivas en otros mercados del sudeste asiático y África.

En todos los casos competirá en las subastas que se convoquen y aprovechará las oportunidades para adquirir proyectos. También confiará en la firma de contratos de compraventa a largo plazo (PPA por sus siglas en inglés), de los que ya ha firmado por un total de 1.362 MW en seis países diferentes.

Crecimiento con recursos propios

El grueso de los fondos para este crecimiento se conseguirá con los flujos de caja operativos -generó 72 millones en 2020- y financiación proyecto a proyecto -project finance-, sin descartar la rotación de proyectos o la emisión de deuda. A 31 de diciembre tenía una deuda neta de 350 millones, un total de 42 millones menos que un año antes, lo que implica una relación de deuda/ebitda de 5,3x.

Calcula que necesitará ente 1.500 y 2.000 millones durante el período y avisa de que invertirá el resultado en alimentar el desarrollo, de modo que no prevé abonar dividendo a corto plazo.

Solarpack ganó 10,4 millones en 2020, un 18,7% menos que en 2019, con una fuerte subida de la facturación del 77% -ingresó 159,2 millones- y un incremento aún mayor del resultado bruto operativo (ebtida), que creció un 132%, hasta los 65,4 millones, gracias a la puesta en marcha de nuevas instalaciones fotovoltaicas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin