Empresas y finanzas

Intercambio de hogares: ya hay 16.600 noches reservadas

  • Se mantiene como alternativa al modelo turístico tradicional
  • El año pasado se superaron las 337.000 pernoctaciones
Foto: Archivo

El avance de la vacunación abre atisbos de luz para el turismo, un sector que frenó en seco afectado por la crisis del Covid-19. La pandemia nos ha obligado a adaptar muchos de nuestros hábitos, lo que ha provocado que el intercambio de vivienda gane adeptos como alternativa al modelo turístico tradicional. Este aspecto queda reflejado mediante las previsiones de viajes para 2021 a través de los datos de HomeExchange, comunidad de intercambio de casas. Hasta la fecha hay más de 16.600 pernoctaciones contratadas en España a través de la plataforma -durante 2020, la comunidad de miembros de HomeExchange en nuestro país creció con 10.000 nuevos registros de usuarios y se superaron las 337.000 pernoctaciones-.

Durante los meses de verano se realizarán el 41% de ellas, principalmente entre julio y agosto, con unas reservas de 2.918 y 3.162 pernoctaciones, respectivamente. "Estamos observando que hay muchas esperanzas puestas en este año en cuanto a pernoctaciones y planes de viaje. La llegada de la vacuna es el principio del final y muchas personas ya empiezan a retomar los viajes que no pudieron realizar el año anterior. Sin embargo, la mayoría de las personas están proyectando sus viajes de verano y el resto lo dejaran más a la improvisación", explica Pilar Manrique, responsable de HomeExchange en España.

El 41% de las pernoctaciones serán en verano, principalmente entre julio y agosto

La planificación de las vacaciones con antelación se combina con la última hora, una tendencia que llegó en 2020 para quedarse. La evolución de la pandemia ha provocado que los planes improvisados cobren mayor relevancia en función de la evolución de las restricciones sanitarias y de movilidad.

HomeExchange, con el fin de permitir a sus miembros organizar un intercambio en el último momento de manera sencilla, ha creado un filtro de última hora en su plataforma que agrupa las casas con disponibilidad en los próximos 15 días. Así, el segundo periodo más fuerte es este mes de marzo, cuando las pernoctaciones reservadas suponen un 28% del total. "Todos estamos muy pendientes de lo que está ocurriendo con la pandemia y dejamos una parte de esas escapadas para ver qué ocurre, si podremos ir o no", señala Manrique.

El 65% de los intercambios reservados son nacionales

Las previsiones reflejan que el predominio del turista nacional se mantiene, una tendencia que viene del año pasado. De hecho, tal y como indica la responsable de HomeExchange en España, de los intercambios que se van a realizar un 65% son nacionales, el 22% corresponden a intercambios europeos y el 13% al resto del mundo.

Cataluña se sitúa, hasta el momento, como la región favorita donde viajar este año, según los datos extraídos de la plataforma, con 4.539 pernoctaciones registradas, le siguen Andalucía y Baleares, con 3.814 y 1.458 pernoctaciones, respectivamente. En el cuarto y quinto puesto están la Comunidad Valenciana, con una estimación de 1.422 noches y el País Vasco con 413.

En cuanto a ciudades favoritas, la costa mediterránea se sitúa a la cabeza, destacando Barcelona y Calpe como los destinos principales. En tercera posición está Madrid - la única ciudad sin costa en el ranking-, seguido de Badalona y L'Escala, localidad de la Costa Brava.

Los tres motivos de su auge

Esta forma de viajar continúa sumando adeptos, pese a las circunstancias actuales, apoyada en tres motivos: seguridad, modelo económico y flexibilidad. Respecto al primero de ellos, Manrique señala que "al intercambiar la casa al completo las familias tienen un espacio privado, no hay que compartir zonas comunes. Tienes ese espacio privado que a día de hoy transmite seguridad".

Además, "no son viviendas que están preparadas para una explotación turística. Se trata de casas en las que viven familias, con lo cual la rotación de invitados es más pequeña que en un alojamiento turístico tradicional", añade. Otro de los valores que influye en la seguridad en esta opción de viaje es la comunicación entre los usuarios que intercambian sus viviendas, ya que "van informando en cada momento de qué ocurre en la zona, si hay o no restricciones y se dan recomendaciones de dónde ir o qué hacer. Las personas que hacen el intercambio tienen información de primera mano en relación a la pandemia en el destino que van a visitar", resalta Manrique.

El hecho de ser un modelo económico cobra mayor relevancia ante la situación actual. Un intercambio de casas entre dos usuarios se realiza sin ningún tipo de transacción económica entre ellos. HomeExhange cobra a sus miembros una cuota anual de 130 euros y las familias pueden realizar todos los intercambios que deseen y de la duración que quieran.

El tercer aspecto es la flexibilidad en cuanto a la cancelación, que además la plataforma adaptó debido a la pandemia. Por ejemplo, si llegado el momento el intercambio recíproco no se puede realizar debido a restricciones de movilidad oficiales, los miembros se ponen en contacto y cancelan sin ningún perjuicio económico.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin