Empresas y finanzas

El Sabadell impulsa con Ship2B Ventures y el FEI un fondo de 45 millones para startup de impacto

  • Apoyará firmas que den respuesta a retos como el cambio climático
  • También que mejoren la calidad de vida de colectivos vulnerables
Sucursal del Banco Sabadell.

El Banco Sabadell, el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) y Ship2B Ventures, gestora de venture capital especializada en la inversión de impacto, lanzan BSocial Impact Fund, un fondo de inversión de impacto que ya se sitúa por encima de los 38 millones de euros en su segundo cierre y que prevé superar los 45 millones de euros.

El nuevo vehículo será el mayor de venture capital de impacto para startups en España y pondrá foco en compañías que den respuesta a tres grandes retos como la mejora de la calidad de vida de colectivos vulnerables -como por ejemplo personas mayores, con discapacidad o con enfermedades crónicas- el cambio climático y el fracaso escolar.

Con esta operación, la Unión Europea y el FEI apoyan el emprendimiento social y a los inversores de impacto social, con el objetivo de desarrollar y ampliar el ecosistema europeo de impacto social. El fondo cuenta también con el apoyo de inversores institucionales públicos y privados como AXIS -filial de capital riesgo del Grupo ICO-, Repsol Impacto Social y Fundación Anesvad, family offices referentes como Puig, Elias, Castelló, Knuth, Pont y Ângela Impact Economy y emprendedores de éxito como los fundadores de Holaluz, Privalia, Socialpoint, SocialCar, Trovit, Cooltra y Glovo.

Raúl Rodríguez, director de BS Capital, señala que la inversión de impacto se consolida como clave para el futuro. "Sabadell y su Fundación han tenido siempre una relación muy estrecha con Ship2B, por lo que desde el primer momento el poder formar parte del vehículo BSocial Impact Fund, y poder buscar un retorno a la sociedad mediante las inversiones realizadas fluyó de forma fácil dentro de la entidad. Esto nos hizo dar el paso para ser el inversor ancla del fondo e impulsarlo desde sus momentos iniciales", explica.

Maite Fibla y Xavier Pont, cofundadores y managing partners de Ship2B Ventures, aseguran que la buena aceptación de la tesis de inversión del fondo entre los inversores e instituciones "ha hecho que ya nos situemos cerca de los 40 millones de euros en nuestro segundo cierre y, ante nuevos acuerdos que estamos gestando, prevemos hacer el cierre final por encima de los 45 millones". En los próximos años invertirán en unas 20 startups con equipos extraordinarios y propuestas de valor innovadoras que den respuesta a los retos planteados a la vez que generen rentabilidades financieras de mercado para los inversores, aseguran.

Mayor fondo de impacto

Asimismo, Alain Godard, consejero delegado del FEI, también añade que están orgullosos de apoyar a uno de los actores de impacto más reconocidos del ecosistema español para consolidar su actividad de impacto y su papel clave en el desarrollo del mercado. "La colaboración del FEI desde 2016 ha sido fundamental para el desarrollo y la consolidación de las actividades de financiación y aceleración de startups de la Fundación Ship2B", puntualiza. Asimismo, señala que los fondos destinados a BSocial Impact Fund apuntan a abordar tres prioridades clave para el FEI: mitigar los efectos del cambio climático, mejorar la vida de las personas vulnerables y brindar educación de calidad.

Finalmente, el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, apunta que gracias al apoyo del Plan de Inversiones y del Fondo Europeo de Inversiones, el fondo de impacto BSocial Impact Fund podrá invertir en startups de impacto en fase inicial. "El nuevo fondo será el mayor fondo de capital riesgo de impacto para startups de impacto en España y abordará algunos de los principales desafíos de nuestro tiempo", concluye.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.