Empresas y finanzas

Couche-Tard, tras fallar en Carrefour, mira el negocio de clientes de Repsol

  • La operación, que supone vender un 25%, está valorada en 2.500 millones
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol

El grupo canadiense Couche-Tard mira con interés a España. Tras el frenazo en seco que supuso la negativa del Gobierno francés a su desembarco en Carrefour por 16.300 millones de euros, la compañía ha puesto el foco en el negocio de clientes de Repsol, tal y como ha desvelado Bloomberg.

La operación de venta del 25% del capital del negocio de clientes estaría valorado en más de 2.500 millones de euros y ha despertado el interés de grandes jugadores en este segmento por las oportunidades que genera la red de estaciones de servicio de la compañía que prácticamente cuenta con 5.000 puntos de venta.

Fuentes conocedoras de la operación aseguran que en estos momentos, la operación sigue avanzando y hay un mayor número de interesados, entre los que figuran también varios fondos de capital privado británicos.

Citi, el banco asesor de la petrolera, avanza en el proceso que podría cerrarse en los próximos meses al tiempo que la petrolera trabaja también en la búsqueda de un socio o una OPV para su negocio de energías renovables.

Escala mundial

Couche-Tard es el líder de la industria canadiense de tiendas de conveniencia. En Estados Unidos, es el mayor operador independiente por número de tiendas operadas. En Europa, la compañía es también líder en la venta en tiendas de conveniencia y gasolineras en los países escandinavos (Noruega, Suecia y Dinamarca), en los países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania), así como en Irlanda, y tiene una importante presencia en Polonia.

Según la empresa, a 11 de octubre de 2020, la red de Couche-Tard comprendía 9.261 tiendas de conveniencia en toda América del Norte, incluidas 8.085 tiendas en estaciones de servicio.

La red de Couche-Tard comprendía 2.722 tiendas, la mayoría de las cuales ofrecen combustible y productos de conveniencia, mientras que las demás son estaciones de servicio automatizadas sin personal que sólo ofrecen combustible para el transporte por carretera. Couche-Tard también ofrece otros productos, como combustible de aviación. Incluyendo a los empleados de las franquicias de la marca de marca, aproximadamente 22.000 personas trabajan en su red de tiendas, terminales y oficinas de servicio en toda Europa.

La canandiense cuenta con 2.220 tiendas bajo la marca Circle K en 15 países (Camboya, Egipto, Guam, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Indonesia, Jamaica, Macao, México, Mongolia, Nueva Zelanda, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Vietnam), lo que eleva la red mundial a más de 14.200 tiendas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin