Empresas y finanzas

Urbas gana 8 millones en 2020 y multiplica por casi cuatro sus ingresos

Imagen de archivo.

Urbas Grupo Financiero obtuvo un beneficio de 8 millones de euros en 2020, con lo que dejó atrás los números rojos de 1,4 millones registrados un año antes, y cuadruplicó sus ingresos impulsada por la adquisición de la constructora vasca Murias el pasado marzo.

A cierre del periodo, la facturación de la compañía ascendió a 21,2 millones frente a los casi 6 de un año antes, según las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La empresa (especializada en la gestión de suelo, la promoción inmobiliaria, la construcción y la minería) obtuvo un resultado bruto de explotación (ebitda) de 3,2 millones, frente a la pérdida de 0,4 de un año antes. Además, el ebitda se duplicó en el segundo semestre de 2020, un ejercicio marcado por la pandemia de coronavirus.

A 31 de diciembre 2020, la compañía tenía un patrimonio neto de 340 millones de euros.

Por otro lado, ha señalado que continúa desarrollando su plan de negocio tras la adquisición de Murias y la compra en septiembre de una mina de feldespato a cielo abierto en Silán (Lugo), con unas reservas estimadas en unos 600 millones de euros y que Urbas pretende empezar a extraer a principios de 2021.

Además, ultima un proyecto turístico y residencial en la ciudad cubana de Cienfuegos, en un proyecto con una inversión prevista de unos 3.000 millones de euros y un plan de desarrollo a 25 años.

Con respecto a la querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción y que afecta a Urbas y a sus administradores, el grupo cree que no incidirá de forma significativa en sus estados financieros.

Sin embargo, reconoce que se están registrando retrasos sobre la resolución de los distintos procesos de renegociación de deuda abiertos y, por tanto, en el desarrollo del plan de negocio del grupo.

El grupo tiene abiertos procesos de renegociación con distintas entidades financieras que espera que se cierren con acuerdo y, en caso contrario, si los acreedores tienen que ejecutar las garantías hipotecarias Urbas cree que el valor de los activos sería suficiente para cubrir la deuda pendiente y no se generaría ningún pasivo adicional significativo.

El grupo mantiene deudas financieras con garantía hipotecaria vencidas y pendientes de pago por importe de 99,5 millones, deudas vencidas con fondos de inversión por 51,7 millones y con proveedores de 4,3 millones. A finales de 2020 alcanzó un acuerdo con Banco Santander para la cancelación de totalidad de la deuda mantenida con grupo (7,8 millones de euros)

Reformula las cuentas de 2019

La compañía ha explicado que la reformulación de las cuentas anuales consolidadas del ejercicio 2019 ha venido motivada por una "serie de limitaciones a la hora de determinar con precisión" la deuda financiera con la Sareb y que han afectado a algunos aspectos de su cuenta de resultados. Con posterioridad a la formulación de dichas cuentas, y tras la respuesta de Sareb, ha empeorado su resultado financiero en 3,6 millones.

En 2019 la compañía perdió 1,4 millones e ingresó casi 6 millones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin