Empresas y finanzas

Credit Suisse anticipa pérdidas en el cuarto trimestre de 2020 debido a mayores provisiones por litigios en EEUU

  • El banco suizo publicará sus cuentas el 18 de febrero
  • Anuncia que incrementará sus provisiones en casi 700 millones de euros
Imagen de archivo.

Credit Suisse reportará pérdidas netas en el cuarto trimestre de 2020, cuyas cuentas publicará el próximo 18 de febrero. Los 'números rojos' han sido consecuencia de las mayores provisiones contabilizadas en relación al litigio hipotecario que la entidad mantiene en Estados Unidos desde 2009, así como por el impacto adverso derivado del cambio de estrategia de York Capital, gestora en la que mantiene una participación minoritaria.

El banco suizo mantiene abierta desde 2009 una disputa legal en Estados Unidos con la aseguradora de bonos MBIA en relación con las garantías relativas a valores respaldados por hipotecas residenciales (RMBS) emitidos en 2007 y que en el caso de una sentencia contraria a Credit Suisse podría tener un impacto adverso de unos 680 millones de dólares (556 millones de euros).

"Aunque Credit Suisse reservó anteriormente 300 millones de dólares en provisiones en relación con este caso y sigue creyendo que tiene sólidos motivos de apelación, el 1 de diciembre de 2020 indicamos que evaluaríamos la necesidad de provisiones adicionales. Esta revisión ha concluido ahora y esperamos aumentar nuestras provisiones para el caso MBIA y otros casos relacionados con RMBS en un total de 850 millones de dólares (695 millones de euros)", ha advertido la entidad.

Como consecuencia de este aumento de las provisiones por litigios, sumado al cargo por deterioro esperado con respecto a la participación de Credit Suisse en York Capital Management, que podría ascender a unos 450 millones de dólares (368 millones de euros), tal y como anunció el pasado 24 de noviembre, la entidad espera reportar "una pérdida neta en el cuarto trimestre de 2020".

Por otro lado, Credit Suisse destacó que en el último mes de 2020 la actividad transaccional más sólida en términos interanuales, particularmente en Asia, compensó en parte el efecto adverso del tipo de cambio por el fortalecimiento del franco suizo y la presión sobre el margen de intereses, mientras que el negocio de banca de inversión continuó teniendo un buen desempeño, con un incremento superior al 15% de los ingresos en dólares en comparación con el cuarto trimestre de 2019.

Asimismo, como ya anunció en diciembre, Credit Suisse lanzará el próximo martes un programa de recompra de acciones propias por un importe de entre 1.000 y 1.500 millones de francos suizos (922 y 1.383 millones de euros), sujeto a las condiciones económicas y del mercado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin