Empresas y finanzas

Adamo recibe ayudas de 72 millones para desplegar su fibra óptica en las zonas rurales

  • Extenderá su red fija de 1.000 Mbps en 19 provincias de la España Vaciada
  • Los fondos públicos pretenden reducir la brecha digital y hacer frente el reto demográfico
  • La compañía es capaz de conectar cada mes más de 30.000 nuevos hogares

La compañía Adamo, operador de fibra óptica especializado en la conectividad de la España rural, ha recibido unas ayudas de 72 millones de euros en la convocatoria del Programa PEBA (Programa de extensión de banda ancha de nueva generación), con vigencia para los dos próximos años, adjudicadas por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Estos fondos públicos se destinan al despliegue de fibra en zonas rurales en 19 provincias.

Cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) con el objetivo de extender la banda ancha ultra rápida a todo el territorio nacional y, de esa forma, contribuir a reducir la brecha digital y hacer frente al reto demográfico.

Según valora el propio grupo, "esta adjudicación afianza la posición de Adamo como operador líder de la España vaciada". En concreto, las provincias adjudicadas a Adamo son Lleida, Girona, Tarragona, Cantabria, Valencia, Zamora, León, Huelva, Badajoz, Asturias, Córdoba, Palencia, Sevilla, Ávila, Cádiz, Valladolid, Lugo, Ciudad Real y Toledo. En todas estas provincias, la compañía prevé invertir un total de 165 millones de euros para extender su red a las zonas sin cobertura de fibra.

En su empeño por alcanzar la España vaciada, Adamo prevé extender su cobertura de fibra óptica de 1.000 Mbps a 450.000 hogares en un plazo de 2 años. Por lo pronto, este año terminará el curso con 1.5 millones de hogares conectados y, gracias a esta adjudicación, muy pronto espera llegar a los 2 millones.

Martin Czermin, CEO de Adamo, se reconoce "encantado con la noticia" porque "nos afianza aún más como operador líder de la España vaciada ayudando a estrechar la brecha digital. Creo que hemos ganado porque hemos demostrado que funciona nuestra estrategia de llevar la fibra a la España rural allí donde no llegan otros operadores."

En la actualidad, el operador controlado por el fondo EQT cuenta con cobertura propia en Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Asturias, Cantabria, Navarra, Castilla La Mancha, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Galicia, Murcia y Andalucía. Adamo trabaja en cada comunidad con un partner local, experto en su zona y así consigue expandir su red de forma acelerada: la compañía es capaz de conectar mensualmente 30.000 nuevos hogares en zonas rurales.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin