Empresas y finanzas

Adamo sale al rescate tecnológico de 25.000 familias al mes durante la Covid-19

  • Lleva su fibra óptica a cualquier rincón del país donde existan 30 vecinos interesados
  • Espera cerrar el año con 1,5 millones de hogares en zonas rurales
  • Comercializa conexiones de 1.000 Mbps, superior a las de las grandes ciudades
Jesús Calleja, nuevo embajador de Adamo.

El operador de telecomunicaciones Adamo ha salido al rescate tecnológico de más de 25.000 hogares españoles al mes durante el periodo de confinamiento por el coronavirus. Y además lo ha hecho con su fibra óptica en las zonas rurales donde no llega el resto de sus competidores, con conexiones de 1.000 mbps, velocidades que generalmente no se alcanzan en las grandes ciudades. Este esfuerzo de Adamo ha permitido a miles de familias practicar el teletrabajo durante la crisis sanitaria o asistir a las clases escolares por vía telemática, así como a mantener el contacto cercano con los familiares a través de videotelefonía o acceder a los servicios online con conexiones de alta calidad.

Adamo ha explicado que "la crisis desatada por el Covid-19 no ha detenido sus planes de expansión", sino que la compañía ha seguido engrosando su cartera de clientes. En concreto, la 'teleco' ya supera el millón de abonados y mantiene el objetivo de cerrar este año con una cifra cercana a los 1,5 millones de hogares.

Asimismo, la comercialización del servicio rompe moldes en el sector. De hecho, basta con que 30 vecinos de cualquier localidad del país se pongan de acuerdo para contratar los servicios para que la 'teleco' se movilice para llevar su conectividad a las zonas más apartadas. No obstante, Adamo ha hecho excepciones a esa regla, "como las realizadas recientemente en cuatro localidades de Navarra que, a pesar de no alcanzar la treintena de hogares abonados, cuentan con el servicio de fibra óptica de Adamo". Con esta estrategia, Adamo asegura que se ha convertido "en el operador de referencia en la España rural, ofreciendo servicio en los pueblos con menos habitantes".  Todo lo anterior es posible gracias a un plan de expansión que alcanza los 250 millones de euros, según la compañía controlada por el fondo EQT.

Por otra parte, Adamo ha convertido en embajador de su marca a Jesús Calleja, alpinista, explorador y estrella de la televisión, siempre vinculado a la naturaleza, el campo y las formas de vida tradicionales. Martin Czermin, CEO de Adam, reconoce que Adamo comparte "los valores de valores, principios y preocupaciones" de Calleja. "Él consigue dar visibilidad a las personas que viven en los pueblos y mejorar la vida de las personas que viven en el ámbito rural". En opinión de Calleja, "los pueblos que carecen de una buena conexión se encuentran cada vez más incomunicados, pero la situación va a cambiar", sostiene el presentador televisivo en "una apuesta por el retorno tanto geográfico como emocional a los orígenes que busca combinar la calidad de vida del entorno rural con el universo que ofrece la digitalización".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin