Empresas y finanzas

Ayuso ofrece el hospital de pandemias como almacén principal de las dosis

  • El centro dispone de dos pabellones que se utilizarán como reservorio sanitario

La Comunidad de Madrid ofrece el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal como reservorio de las vacunas para el coronavirus que lleguen a España. El centro sanitario cuenta con dos pabellones que la propia Consejería de Sanidad tiene planteadas como almacenes. En condiciones normales serán para material sanitario gestionado por el Servicio Madrileño de Salud, pero que en el momento de excepción actual, la presidenta Díaz Ayuso ha ofrecido como centro logístico para las vacunas.

Los pabellones podrían ser por tanto el lugar al que llevará Pfizer las vacunas con sus aviones y, a partir de ahí, se podrían distribuir así como almacenar. Cabe recordar que los contenedores en los que los trae la farmacéutica aguantan 10 días, pero son rellenables con hielo seco. Además, hay pequeños congeladores portátiles que podrían extender la vida útil de la vacuna hasta seis meses.

Hasta el día de hoy es solo un ofrecimiento, que tendría que aceptar, en primer lugar, el Ministerio de Sanidad, que es el responsable de realizar las compras que acuerda la Comisión Europea en materia de vacunas contra el coronavirus. Probablemente, en el caso de aceptarlo en primera instancia, se elevaría al Consejo Interterritorial para que la decisión fuera consensuada con el resto de comunidades autónomas.

El anuncio de la presidenta de la Comunidad de Madrid llegó durante el debate parlamentario que hubo ayer en la Cámara regional. "Vamos a ofrecer el Zendal como almacén principal de las vacunas que vengan a España, de manera que pueda estar cerca del aeropuerto en condiciones óptimas y de esta manera seguir ayudando a combatir la pandemia", aseveró la dirigente autonómica en el Pleno.

Las palabras llegaron en respuesta a la pregunta del portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, sobre cuáles son los pasos que seguirá para luchar contra el Covid-19. La presidenta ha asegurado que seguirán realizando campañas de información, harán nuevos estudios serológicos en residencias de mayores, aumentarán la compra de test rápidos y mejorará la comunicación con los ciudadanos y las zonas básicas de salud. Además, aumentarán el rastreo y harán también campañas nuevas en la restauración y en comercios para que sigan las normas de ventilación. "Hemos bajado los contagios sin tener que destrozar el comercio, hemos batido el récord en rastreo y la curva está bajando poco a poco", aseveró la presidenta madrileña.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin