Empresas y finanzas

Eli Lilly gana 1.022,2 millones de euros en el tercer trimestre, un 4% menos

  • Sus ganancias se desploman un 40% en los nueve primeros meses de 2020
Imagen: Getty.

El laboratorio estadounidense Eli Lilly se anotó un beneficio neto de 1.208,4 millones de dólares (unos 1.022,2 millones de euros) en el tercer trimestre de 2020, lo que supone un descenso del 4% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según las cuentas trimestrales que ha publicado este martes la compañía.

"Pese a las alteraciones sanitarias actuales derivadas de la pandemia global, seguimos confiando en la fortaleza de nuestro negocio subyacente y gestionando nuestras operaciones para lograr éxitos a largo plazo", ha indicado el presidente y consejero delegado de la empresa, David Ricks.

La facturación neta experimentó un incremento del 5% con respecto a hace un año, hasta alcanzar los 5.740,6 millones de dólares (4.854,7 millones de euros) entre julio y septiembre. Según ha explicado la empresa, el volumen de ventas creció un 9%, al que se sumó otro 1% adicional por el efecto positivo del tipo de cambio. Sin embargo, el incremento se compensó parcialmente en cinco puntos porcentuales por los menores precios de los medicamentos.

El coste de los productos vendidos se elevó un 13%, hasta 1.326,4 millones de dólares (1.121,7 millones de euros), mientras que la partida de investigación y desarrollo (I+D) avanzó un 6%, hasta 1.465,4 millones de dólares (1.239,3 millones de euros) y los gastos de marketing, venta y administrativos se situaron en 1.569,1 millones de dólares (1.327 millones de euros), un 11% más.

De esta forma, en el conjunto de los nueve primeros meses del año, el beneficio neto de Eli Lilly se desplomó un 40%, hasta 4.076,9 millones de dólares (3.447,8 millones de euros), mientras que los ingresos crecieron un 6%, hasta 17.099,8 millones de dólares (14.461,8 millones de euros).

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.