Empresas y finanzas

México rechaza la oferta de Renfe para el Tren Maya

  • El Gobierno de López Obrador deja el concurso desierto por el sobreprecio de la oferta
Foto: Archivo.

Renfe tendrá que esperar para sellar su entrada en México después de que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador no haya aceptado la oferta del consorcio en el que concurre el operador español para participar en el Tren Maya al haber superado el presupuesto establecido. No obstante, la compañía que preside Isaías Táboas aún puede tener su oportunidad, toda vez que la licitación se declaró desierta, según ha informado el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

El Gobierno mexicano había invitado a Renfe y a otros grupos a concurrir a esta licitación. Lo hizo junto con la también empresa pública española Ineco y con el gigante alemán DB Engineering & Consulting. Este consorcio fue el único de los dos ofertantes que superó los requisitos técnicos. El otro candidato era la alianza integrada por Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) y AudingIntraesa.

Renfe y sus socios trasladaron una propuesta económica de 522,9 millones de pesos mexicanos (21 millones de euros al cambio actual), frente a los 389,5 millones de pesos (15,7 millones de euros) presupuestados. Este importe más que duplicaba la oferta de FGC, que se situó en 233,3 millones de pesos mexicanos (9,4 millones de euros).

La adjudicación de este contrato implica posicionarse favorablemente para la futura explotación del denominado Tren Maya

"Como consecuencia de que la entidad contratante no cuenta con el presupuesto autorizado suficiente para cubrir las obligaciones que se deriven por la prestación del servicio, tomando en cuenta que el importe de la propuesta económica presentada por el consorcio (el participado por Renfe) es superior en un 25,5% al presupuesto autorizado, se ha determinado declarar desierto el concurso", señala Fonatur.

La licitación contemplaba el apoyo a Fonatur, la entidad contratante, en la implementación del proyecto, asesorando en la futura operación y supervisando la fabricación, entrega y puesta en marcha del material rodante y de todos los sistemas hasta el periodo de pruebas del servicio comercial. La adjudicación de este contrato implica posicionarse favorablemente para la futura explotación del denominado Tren Maya, la mayor infraestructuras que está en desarrollo en la actualidad en México con una inversión superior a los 5.000 millones de euros. Se espera que Fonatur vuelva a licitar el proyecto.

El Tren Maya consiste en un sistema de transporte ferroviario de viajeros y mercancías en la Península de Yucatán que conectará, en una primera fase, las estaciones de Palenque y Cancún y, en una segunda, las de Cancún y Escárcega, con una longitud de 1.525 kilómetros.

FCC y Azvi ya participan en la construcción de dos tramos de la infraestructura

La construcción de la infraestructura contará con la participación de empresas españolas. Así, un consorcio integrado por FCC construirá el tramo 2 Escárcega-Calkiní, con un presupuesto de 700 millones de euros. Mientras, la andaluza Azvi también forma parte de la alianza adjudicataria del tramo 3 Calkiní-Izamal por cerca de 400 millones.

Renfe, que opera el AVE Medina-La Meca, en Arabia Saudí, apuesta por su crecimiento internacional con el foco en Estados Unidos, Francia, los países Bálticos y Latinoamérica.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin