Empresas y finanzas

Iberdrola y Makro firman un contrato de suministro ligado al autoconsumo

  • La eléctrica instalará plantas por 6 MW en los centros comerciales de cinco autonomías
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola. Foto: Archivo.

Iberdrola y Makro han alcanzado un acuerdo para instalar plantas de autoconsumo en las cubiertas de centros comerciales en Madrid, Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía. Con 6 MW de potencia, ocuparán 30.000 metros cuadrados y estarán sujetas a un contrato de compraventa de energía verde de 15 años de duración.

A diferencia de otras instalaciones de autoconsumo, en el que la empresa instaladora se limitar a montar los equipos y el cliente se encarga de la gestión de sus consumos y sus excedentes de producción, si los hay, Iberdrola y Makro han optado por formalizar la relación con un contrato de suministro de energía verde a largo plazo (PPA por sus siglas en inglés).

Se trata de la segunda aplicación de esta modalidad de autoconsumo on site -como lo denomina la empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán-, tras el alcanzado con la saudí Sabic el pasado mes de julio para sus instalaciones de Murcia: una gran planta de 100 MW con 70 millones de inversión.

El acuerdo con Makro se materializará en los centros de Bormujos -el primero que ya cuenta con este tipo de instalación renovable- y Alcalá de Guadaira, ambos en Sevilla; Barajas, Alcobendas y Alcorcón, en Madrid; Barcelona y Badalona, en Cataluña; Murcia, Vara de Quart en Valencia, y Puerto de Santa María, en Cádiz.

Posible ampliación al resto de la Península Ibérica

La iniciativa, que podría extenderse al resto de supermercados de la distribuidora en España y Portugal, permitirá a la compañía de distribución reducir la emisión a la atmósfera de unas 3.500 toneladas de CO2 al año.

"Los PPAs siguen poniendo en valor la competitividad de las soluciones renovables y continúan abriendo oportunidades para el desarrollo de proyectos innovadores que están transformando el presente y el futuro energético en nuestro país. Los contratos de compra venta de energía a largo plazo aportan estabilidad a las inversiones y se han convertido en una herramienta óptima para la gestión del suministro eléctrico de grandes consumidores, comprometidos con un consumo limpio y sostenible. Además, en este caso, la producción y el suministro de energía se hace aprovechando la superficie disponible en las cubiertas del cliente", explica Eduardo Insunza, director global de Grandes Clientes de Iberdrola.

En palabras de Peter Gries, director general de Makro, "esta iniciativa reafirma el compromiso de la compañía con el medio ambiente y demuestra nuestra ambición de convertirnos en referentes en sostenibilidad dentro del sector hostelero. Gracias a la colaboración con Iberdrola, estamos más cerca de nuestros objetivos en eficiencia energética y contribuimos firmemente al cuidado del entorno en el que operamos".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.