Empresas y finanzas

Airbus impulsa tres aviones de hidrógeno para volar sin CO2 en 2035

  • La idea es desarrollar las tres tecnologías para elegir la más viable en 2023
  • Pide la ayuda e implicación de los gobiernos y la industria para acelerar el plan
Avión con cuerpo de ala mixta (hasta 200 pasajeros). Airbus

Airbus apuesta por el hidrógeno para volar con cero emisiones de CO2 a partir de 2035. El fabricante europeo, que lleva años trabajando en el avance de los motores híbridos y cien por cien eléctricos, está concentrando sus esfuerzos en desarrollar tres prototipos de avión que se basan en el hidrógeno como fuente de energía primaria.

"Los conceptos planteados muestran al mundo nuestra ambición de ser pioneros en una visión audaz de los futuros vuelos con cero emisiones. Creo firmemente que el uso del hidrógeno –en combustibles sintéticos o utilizados como fuente de energía primaria para aviones comerciales– tiene el potencial de reducir significativamente el impacto climático de la aviación", afirmó Guillermo Faury, consejero delegado de Airbus en un comunicado.

"Creo firmemente que el uso del hidrógeno tiene el potencial de reducir significativamente el impacto climático de la aviación", asegura Faury

Y es que, según explica la compañía, el hidrógeno es un combustible "limpio y prometedor" que "probablemente sea la solución que se implante en el sector aeroespacial y en otras industrias para alcanzar sus objetivos de emisiones neutras para el clima". En otros medios de transporte como el ferroviario también se está apostando por el hidrógeno como alternativa a los trenes diésel. Alstom lleva años trabajando en modelos basadas en este combustible y Talgo presentó la semana su primer prototipo de un sistema de pila de combustible de hidrógeno para Cercanías y Media Distancia.

Airbus señala que para implantar el hidrógeno en el ecosistema aéreo hace falta la participación los socios industriales, como los aeropuertos y las aerolíneas, y el sector público. "Estamos llamando a la acción y buscamos el apoyo y la participación de la industria para crear un equipo que nos permita desarrollar esta tecnología", ha explicado Glenn Llewellyn, director de Tecnología de cero emisiones de Airbus. 

"Estamos llamando a la acción y buscamos el apoyo y la participación de la industria para crear un equipo que nos permita desarrollar esta tecnología", dice Llewellyn

"Para hacer frente a estos retos en las operaciones diarias, los aeropuertos van a requerir importantes infraestructuras de transporte y repostaje de hidrógeno. También se necesita el apoyo de los Gobiernos, incrementando la financiación de la I+T (investigación y tecnología) y de la digitalización, e implantando mecanismos para fomentar el uso de combustibles sostenibles y la renovación de las flotas de aviones, que permitan a las aerolíneas retirar antes los aviones más antiguos", explica el fabricante en una nota en la que aclara que está trabajando en el desarrollo de distintas tecnologías para ver si alguna es rentable y viable.

"Las baterías no son capaces de dar la potencia y velocidad que necesitamos para que la aeronave sea apta para la aviación comercial"

No en vano, la industria lleva años trabajando en el desarrollo del avión eléctrico y uno de sus principales problemas es que el peso de las baterías y la falta de potencia hacen imposible despegar un avión lo suficientemente grande para que se pueda usar en aviación comercial o con autonomía suficiente para realizar largas distancias. En este punto, Llewellyn explica que Airbus está apostando por el hidrógeno porque las baterías, en las que también ha trabajado, no son capaces de dar la potencia y velocidad que necesitan para que la aeronave sea apta para la aviación comercial en un plazo asequible.  

Los tres conceptos

Un diseño con "cuerpo de ala mixta" (hasta 200 pasajeros) en el que las alas se fusionan con el cuerpo principal de la aeronave y con un alcance similar al del concepto que utiliza turbofán. El fuselaje, excepcionalmente ancho, permite múltiples opciones para el almacenamiento y distribución del hidrógeno, así como para la configuración de la cabina.

Un diseño con turbohélice (hasta 100 pasajeros) que utiliza un motor turbohélice en lugar de turbofán, propulsado también por combustión de hidrógeno en motores de turbina de gas modificados, lo que les permitiría viajar más de 1.000 millas náuticas (1.852 kilómetros) y ser la opción perfecta para viajes de corta distancia. Por ejemplo, entre Londres y Madrid hay unos 1.255 kilómetros de distancia que se recorren en dos horas en avión.

Un diseño con turbofán (120-200 pasajeros) con un alcance de más de 2.000 millas náuticas (3.704 kilómetros), capaz de realizar operaciones transcontinentales y propulsado por un motor de turbina de gas modificado que funciona por combustión de hidrógeno, en lugar de utilizar combustible de avión. El hidrógeno líquido se almacenará y distribuirá usando tanques ubicados detrás del mamparo presurizado trasero.

El fabricante quiere poder apostar por un sólo concepto en 2023 para desarrollar un prototipo en dos años

El objetivo del fabricante aéreo, que es consciente de que debe invertir cientos de millones sólo en la fase de investigación y desarrollo, se ha marcado como hito apostar por uno de sólo de los conceptos en 2023, el que de muestras de ser más viable y rentable. Entre 2025 y 2026 la tecnologías ya debe estar madura y probada (que haya volado un prototipo) para poder desarrollar el programa y realizar la primera entrega en 2035. Para ello, necesitar el respaldo de todos los países en los que tienen base.

"Estos conceptos nos ayudarán a explorar y a madurar el diseño y la configuración del primer avión comercial con cero emisiones neutro para el clima que nos proponemos poner en servicio de aquí a 2035", afirmó Guillaume Faury. "La transición al hidrógeno como fuente de energía primaria de estos conceptos de avión exigirá un impulso decisivo por parte de todo el ecosistema de la aviación. Con el apoyo de socios industriales y del sector público podremos acometer el desafío de incrementar el uso de energías renovables y de hidrógeno a fin de lograr un futuro sostenible para el sector de la aviación", añadió.

easyJet, que en 2019 firmó un acuerdo con Airbus para desarrollar aviones híbridos y eléctricos, ha recordado que su alianza sigue vigente y ha aplaudido la iniciativa del fabricante. "Estamos encantados de conocer los planes de Airbus en relación con los nuevos conceptos de avión de cero emisiones que utilizan hidrógeno como fuente de energía. easyJet sigue comprometida con una aviación más sostenible y sabemos que la clave para conseguirlo recae en la tecnología. Estamos comprometidos con el desarrollo de nuevas tecnologías con el fin de convertirnos en pioneros en cuanto estén disponibles en el mercado", asegura Johan Lundgren, consejero delegado de easyJet, firma que lleva años apostando por los motores cien por cien eléctricos y las baterías. 

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Libertad de oportunidades
A Favor
En Contra

Ya están ciertos sectores impulsando propaganda verde, que resulta no serlo tanto. ¿A caso el vapor de agua que se desprende de la combustión de hidrógeno no es un gas de efecto invernadero? ¿Por qué no lo cuentan? En un periodismo de capa caída que no contrasta nada, el ciudadano tiene la responsabilidad de ser excéptico y buscar todas las evidencias para llegar a la verdad.

Por supuesto estos aviones los pagaremos todos por la fuerza y el día de mañana se criminalizará el uso de este combustible y de nuevo lo pagará el ciudadano (con sus coches de hidrógeno). Efectivamente, esta película pretende seguir la secuela del Diesel.

Puntuación -4
#1
Financiero
A Favor
En Contra

Con los coches eléctricos va pasar lo mismo. Primero era venga todos al diésel, que es de mejor combustión y más barato. Luego todos a gasolina, que "Contamina" menos. Ahora venga todos al eléctrico. Cuando todo sea eléctrico dirán venga todos al hidrógeno.

Es como en la guerra, primero se decide hacerla, luego se busca el motivo. En esto igual, primero se decide que hay que hacer más coches, y después se busca la manera para justificarlo.

Y lo peor es que hay toda una legión de pijoprogres "concienciados" que se creen que conduciendo un Tesla están salvando el planeta...

Puntuación 2
#2
Eme
A Favor
En Contra

los fabricantes de motores, presentan sus diseños y desarrollo sobre sus demostradoras tecnológicos para el uso comercial de la aviación en el futuro, airbus no se por que aparece en el headline .

Puntuación -2
#3
Fernando
A Favor
En Contra

Eléctrico, hidrógeno...

Por mucho que se haga sigue pasando lo mismo. La fabricación de vehículos, placas solares, aerogeneradores... contamina.

Y en casos determinados el combustible que usan también.

Puntuación 0
#4