Empresas y finanzas

Arabia negocia indemnizar a Renfe por suspender sine die el AVE a la Meca

  • El servicio limitado arrancó en octubre de 2018 e incluía un pago de 210 millones
Los Pato de Talgo pintandos con los colores del SRA

Arabia Saudí y el consorcio del AVE a la Meca abren la enésima negociación para reajustar las cuentas del faraónico proyecto. En esta ocasión no se discuten sobrecostes por retrasos, la arena, un incendio o problemas con la plataforma. En esta ocasión se negocia el pago de una indemnización para compensar el impacto del covid-19 en la operación del llamado AVE del Desierto, que lleva paralizado desde marzo y no tiene fecha prevista de vuelta.

El servicio que está en liza es el conocido como soft operation, que arrancó el 11 de octubre de 2018, e incluye el abono por parte Saudi Railways Organization (SRO) de 210 millones de euros extra más la venta de billetes, cuyos ingresos se reparten entre el consorcio español y el operador ferroviario saudí. "Se está negociando el reconocimiento de un pago por su parte (SRO) en concepto de compensación por la paralización y el mantenimiento de los recursos disponibles de cara a que la reanudación pueda ser rápida", explica Renfe en las cuentas.

"Se está negociando el reconocimiento de un pago por parte del cliente en concepto de compensación por la paralización y el mantenimiento de los recursos disponibles"

A mediados de año, el operador ferroviario español desconocía el importe total de la compensación y el tiempo exacto que iba a estar parado el servicio, pero en las negociaciones se trabajaba con la hipótesis de que el AVE llamado a unir Meca y Medina se iba a reactivar durante la segunda quincena de septiembre. Así, la indemnización se iba a basar sobre una paralización de entre cinco y seis meses.

La previsión se ha ido al traste puesto que SRO anunció a principios de mes la decisión de posponer sine die la reanudación del servicio. "En vista de las continuas circunstancias excepcionales por las que atraviesan las actividades de transporte a nivel mundial debido al covid-19 y en interés de la seguridad de los pasajeros, la operación de los servicios del tren Haramain permanecerá pospuesta hasta nuevo aviso", anunció SRO. En este punto, las autoridades del reino saudí señalaron el lunes pasado que las restricciones a la movilidad se mantendrían hasta, al menos, enero de 2021.

Es la segunda vez en menos de un año que Renfe se ve obligado a paralizar el AVE a la Meca. En septiembre del año pasado, la línea se suspendió temporalmente por el incendio de la estación Sulaymaniyah en Jeddah. La instalación quedó fuera de servicio y el consorcio construyó un bypass para reanudar la operación en diciembre.

Como ya se ha apuntando, hasta el estallido de la pandemia, Renfe estaba llevando a cabo la operación adelantada y limitada de los servicios del AVE (fase CPS1). Estaba previsto que durase un año (octubre de 2019), pero fue prorrogada hasta el 31 de marzo de 2020, "considerándose el escenario más probable el de la extensión de la misma hasta finales del ejercicio 2020", explica la empresa que preside Isaías Táboas.

Ahora no está claro si el tren de alta velocidad se reanudará con este esquema o ya se aprovechará para poner en marcha la fase de operación (OPEX), aunque fuentes del consorcio señalan que la idea es que "en los próximos meses, una vez se recupere el servicio, se vayan incorporando nuevas prestaciones". El periodo de doce años de explotación de la línea incluido en el contrato original, que el consorcio Al Shoulá se adjudicó en 2020 por 6.736 millones, no empieza a contar hasta que arranque esa tercera fase del contrato.

Sobrecostes y retrasos

El presupuesto del proyecto ha variado mucho desde su firma por los retrasos en la fase 1 y sobrecostes de la obra así como los problemas para poner en marcha la línea de alta velocidad. Así, en 2017, las autoridades del reino saudí pactaron con el consorcio formado por Renfe, ACS, OHL, Abengoa, Siemens, Adif o Ineco, el pago de unos 200 millones de euros para compensar los sobrecostes de la construcción de la infraestructura de alta velocidad y el abono de 34 millones de euros por arrancar antes del 31 de diciembre la prueba del sistema o service demostration. Este servicio implicaba la realización de viajes de prueba que solo transportaban invitados. En 2018 se firmó la nueva modificación para crear la figura intermedia de preoperación comercial.

Renfe, que en 2019 ha reconocido unos ingresos de 56,2 millones por el Ave a la Meca y se ha apuntado unos derechos de cobro de 177,6 millones, tenía previsto superar este año el millón de viajeros, pero la pandemia ha hecho que sea imposible cumplir ese hito. El operador explica que a lo largo de 2019 el servicio comercial se llegó a incrementar en un 77% las plazas ofertadas y los días programados, pasando de cuatro a cinco días a la semana. Durante las semanas de Ramadán se trasladaron 132.557 viajeros, y en la del Hajj 69.289 viajeros.

comentariosforum7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 7
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

caca snbmv, albella cabeson cornuo y p.cortas de los webs
A Favor
En Contra

Abrimos largos!! También en OHL!!

Puntuación 2
#1
Carlos
A Favor
En Contra

¡Benditos Aliados de Civilización! Esa pasta nos será de gran ayuda, para mitigar los efectos de la Crisis que nos ha provocado el Coronavirus.

Puntuación 3
#2
Usuario validado en Google+
Antonio J B
A Favor
En Contra

Repitan conmigo, "gracias Rey Juan Carlos por conseguir este contrato pese a putearte por ir a cazar elefantes con el jeque para conseguirlo..."

Puntuación 14
#3
POR UN MUNDO MEJOR Y UN PLANETA MÁS LIMPIO
A Favor
En Contra

HABRÍA QUE ARRASAR CON ARMAS NUCLEARES TODO EL ISLAM

DESDE MARRUECOS HASTA MALASIA

ACHICHARRANDO VIVAS A TODAS LAS CUCARACHAS QUE LO PUEBLAN

Y APROPIÁNDONOS LUEGO DE SU PETRÓLEO QUE NOS VENDEN A PRECIO DE ORO

Puntuación 0
#4
jsus
A Favor
En Contra

Mejor rechazar la indemnización, ya que hay quién se ha aprovechado de comisiones ilegales.

Aunque también hay quién pueda pensar que esas comisiones ya estaban pactadas desde el principio como beneficiario de una pequeña parte de todo el negocio que suponía para España el AVE de los peregrinos.

Puntuación -10
#5
jsus
A Favor
En Contra

Mejor rechazar la indemnización, ya que hay quién se ha aprovechado de comisiones ilegales.

Aunque también hay quién pueda pensar que esas comisiones ya estaban pactadas desde el principio como beneficiario de una pequeña parte de todo el negocio que suponía para España el AVE de los peregrinos.

No es la primera vez que España paga con el repudio a quienes la sirvieron.

Puntuación -8
#6
Usuario validado en elEconomista.es
miguel.rocafort
A Favor
En Contra

Vaya, vaya ... pero si ese proyecto lo ganó el Rey Juan Carlos I. Ya que se le ha despreciado, expulsado, insultado, etc ... pues nada, a renunciar a todo tipo de compensación. Yo si fuera el Rey emerito, intentaba cancelar todos los contratos que él ganó por aquella region. Y los que le echaron, y las empresas/ejecutivos que no hicieron nada para evitarlo, que se dediquen a comer piedras.

Puntuación 1
#7