Empresas y finanzas

Mahou San Miguel anuncia pérdidas en 2020 tras reducir un 37% sus ventas a la hostelería

  • La compañía admite tensiones de liquidez y frena gastos e inversión
  • En 2019 las ventas aumentaron un 7,8% y el resultado fue de 192 millones
  • El grupo alerta del cierre de las terrazas cuando llegue el frío

El grupo Mahou-San Miguel ha anunciado que entrará en pérdidas en 2020 después de acumular hasta agosto una caída de las ventas en hostelería del 37%. Alberto Rodríguez Toquero ha explicado que "hemos tenidos tensiones liquidez, lo que nos ha obligado a cuestionar absolutamente todo, priorizando los proyectos para reducir los gastos y la inversión". La empresa ha logrado crecer en el canal de alimentación más de un 10% pero, según Rodriguez Toquero, "eso no es suficiente porque la hostelería representa el 55% de nuestras ventas y el 75% de la rentabilidad". La empresa admite que "la incertidumbre es máxima, sobre todo teniendo en cuenta que las terrazas tendrán que cerrar cuando llegue el frío".

La empresa ha logrado mantener todos los puestos de trabajo después de haberla incrementado el año pasado un 11%, hasta un total de 3.529 empleados, el 95% de ellos con contrato indefinido. "Desde el primer momento tomamos la decisión de mantener el empleo y los salarios, es algo que teníamos muy claro", ha dicho Rodríguez Toquero.

Buenos resultados en 2019

El director general de la empresa cervecera ha explicado que "los buenos resultados de 2019 son los que no están permitiendo sortear lo mejor posible la situación actual". En el último ejercicio, la compañía alcanzó una cifra de negocios de 1.400 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 7,8% respecto al año anterior.

El ebtida (resultado bruto operativo) se elevó a 295,5 millones, un13,5% más. Prueba además de su solidez financiera en el último año es que el resultado antes de impuestos aumentó un 12,8%, hasta 192,2 millones. La compañía destinó el año pasado 109,9 millones a inversiones operativas para la mejora de sus fábricas, 31,5 millones a innovación, con el lanzamiento de nuevos productos y creación categorías, como la cerveza tostada sin alcohol. Además, se han invertido 11,8 millones a distintas acciones para minimizar nuestro impacto ambiental.

Apoyo a la hostelería

La empresa ha mantenido también un ambicioso plan de apoyo a la hostelería para intentar impulsar sus ventas, con una inversión de 75 millones de euros para la aportación de producto. Y es que el sector se enfrenta al cierre de 85.000 bares y restaurantes a final de año, según los datos del sector, lo que supone un duro golpe para la industria cervecera, que tiene una fuerte dependencia de este canal.

De hecho, según explica el presidente de la patronal Hostelería de España, José Luis Yzuel, "hay 50.000 establecimientos que ya se han visto obligados a cerrar", alertando además de que la situación se está complicando aún más desde agosto como consecuencia de los rebrotes que se están produciendo. "Estamos cerca de los hosteleros y hemos puesto  en marcha una plataforma de financiación colectiva, tomando medidas para promover su negocio  y reactivarlo", ha explicado el directivo.

Mahou-San Miguel está impulsando además su negocio internacional, que supone el 17% del volumen de ventas totales al cierre de 2019. Rodríguez Toquero ha explicado que "el foco en el argo plazo está en ser más digitales, más sostenibles, más innovadores y más eficientes, además por su puesto del mantenimiento del empleo, cuidando de la saluda de nuestros trabajadores". Entre los proyectos de innovación, uno de los más relevantes es el lanzamiento este mismo mes de sidra con la marca La Prohibida.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin