Empresas y finanzas

La Seguridad Social solo cubrirá la baja del padre cuyo hijo se infecte

  • Si un aula cierra por un brote, los progenitores de un hijo con test negativo no harán cuarentena
  • El Ministerio de Trabajo ampliará el Plan 'Me Cuida' para otros casos derivados de la pandemia

La Seguridad Social solo se hará cargo del pago de la baja laboral de un padre cuyo hijo resulte infectado por el coronavirus. De esta forma, cualquier padre que tenga que guardar una cuarentena forzosa ante el contagio de su hijo estará cubierto por la baja laboral por accidente laboral, donde el progenitor cobrará el 75% de su salario desde el siguiente día y será la Seguridad Social quien se hará cargo de estas prestaciones, y no las empresas.

Sin embargo, los protocolos del Gobierno para la vuelta al cole no prevén los casos aislados. Si un niño da positivo será puesto en cuarentena el grupo completo. En el caso del cierre de un aula, de un colegio en su caso más extremo, o simplemente que sea la profesora la que se infecte, los padres de hijos con test negativo no tendrían que hacer cuarentena y, por tanto, no estarían de baja laboral.

Para estos otros avatares es para los que el Ministerio de Trabajo esgrime su Plan Me Cuida, el problema es que aquí no hay ayuda a las empresas. La vuelta al colegio de los niños en una situación pandémica como la actual puede derivar en diversas situaciones que obliguen a un progenitor a hacerse cargo de su hijo a pesar de no haber infección.

Es para esas situaciones donde Trabajo asegura que se habilitó este plan, que Yolanda Díaz prevé su prórroga más allá del 22 de septiembre que es cuando finalizaba. "Si un padre o madre necesita recoger a un hijo de la escuela porque quién se encargaba antes de ello ha caído enfermo o no puede, o si la profesora se infecta por Covid y el hijo debe estar en casa unos días mientras llega la sustituta, para esos casos está el Plan Me Cuida, que permite el diálogo entre empleado y empresa para modificar su horario sin que por ello pueda producirse una pérdida del empleo", explican desde Trabajo.

Sin embargo este Plan solo es un método para facilitar un acuerdo entre trabajador y empresa y solo evita que el empleado esté desprotegido ante su petición. Puede haber una reducción de jornada de hasta el 100% durante unos días, medias jornadas, o unas simples horas. También se podría hacer un desplazamiento de la misma, de tal forma que se cuidase al menor durante dos días laborables y se recuperara en fin de semana. En cualquier caso, la negociación sería entre empresa y trabajador y el salario a percibir estaría directamente relacionado con la modificación realizada.

El problema que no se está contemplando y que afectará a muchas empresas es que hay actividades donde el teletrabajo no es una opción. Muchas empresas de este país necesitan la presencia física para desempeñar la actividad. Ya sea por una baja laboral o por el Plan Me Cuida, se producirá una merma productiva que podría ser letal si coinciden varios trabajadores a la vez con unas circunstancias similares.

Esta situación ya la divisan desde CEIM. "No se ha actuado con tiempo suficiente y la coordinación necesaria entre comunidades autónomas para dar una respuesta conjunta a todo el país. Y ahora parece que van a tener que ser las empresas las que soporten los posibles efectos que pueda tener el personal trabajador por las posibles no asistencias de sus hijos a los colegios", afirma Miguel Garrido, presidente de la entidad.

Esto se disiparía con el trabajo a distancia, ya que puede solucionar fallas de horarios, o incluso si se tiene que estar en cuarentena, poder desempeñar la actividad si el Covid se queda en asintomático. En aquellas compañías que sí puedan desempeñar su actividad a distancia no habrá (o al menos no debería haber) tantos problemas.

Al 'cole' en plena escalada

Algunas empresas se ven venir lo peor precisamente porque la situación epidemiológica no es nada buena. La incidencia de casos va en aumento y las medidas que se tomaron hace quince días (cerrar el ocio nocturno, limitar terrazas...) no han dado ningún resultado a tenor de los datos diarios.

Precisamente ayer, los ministros de Sanidad y Educación presentaron la hoja de ruta pactada para que la vuelta al cole no dispare aún más los índices pandémicos. Se han pactado 29 medidas, a las que hay que sumar cinco recomendaciones, y se ha destacado la "prevención, higiene y promoción de la salud" para una vuelta a las aulas segura".

La actividad lectiva será presencial para todos los niveles y etapas del sistema Los centros se mantendrán abiertos durante todo el curso escolar, con el servicio comedor y el servicio de apoyo a menores con necesidades especiales y en situación de vulnerabilidad. Es decir, una actividad normal.

Las excepcionales vienen de la mano de la prevención. El uso de la mascarilla será obligatoria a partir de los 6 años con independencia de la distancia de seguridad y habrá grupos estables hasta segundo de Primaria. Se ha recomendado que la ventilación se realice, siempre que se pueda, de manera continua durante las clases, manteniendo las ventanas abiertas. De no ser posible, las aulas deberán ser ventiladas al inicio y al final de cada clase, durante 15 minutos. Además, antes de empezar la jornada lectiva, se tomará la temperatura.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud