Empresas y finanzas

FCC gana un 41 % menos hasta junio arrastrado por la crisis de la covid-19

El grupo FCC ganó 75,91 millones de euros en el primer semestre de 2020, un 41% menos que un año antes, debido al efecto en sus cuentas de la parálisis económica derivada de la pandemia, sobre todo en sus negocios de Construcción y Cemento, y por un impacto negativo en sus tipos de cambio.

Según la información remitida este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el grupo de construcción y servicios controlado por el mexicano Carlos Slim también vio caer su facturación, en este caso un 5,7%, para cerrar el semestre con una cifra de negocio de 2.822 millones.

La reducción de los ingresos se debe, según la empresa, al impacto de las medidas tomadas desde mediados de marzo en la mayoría de los países en los que opera el grupo para combatir la crisis sanitaria generada por la covid-19.

Mientras que el 59,9% de sus ingresos los obtiene en España, el resto se reparte principalmente en Reino Unido (11,4%), Chequia (5%), Oriente Medio y Africa (8,2%) y Latinoamérica y EEUU (3,6%).

El importe del resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 433,6 millones de euros, un 6% menos que en el periodo anterior, explicado por la contracción de los ingresos a consecuencia del coronavirus.

El impacto de las medidas tomadas por la pandemia en la mayoría de los países en los que opera el grupo fue menor en el área de negocio de Medio Ambiente y Agua, gracias a su consideración de servicios esenciales, y mayor en Construcción y Cemento.

FCC Construcción junto con la mexicana Carso Infraestructuras y Construcción (CICSA) ha obtenido el contrato de diseño, construcción y mantenimiento del tramo 2 del Tren Maya en México, con una longitud de 200 kilómetros en el estado de Campeche.

El contrato cuenta con un importe de más de 700 millones de euros y un plazo de ejecución de 28 meses a lo que se añaden otros cinco años de mantenimiento.

Durante el semestre obtuvo también la adjudicación de una autopista en Noruega por 253 millones de euros, su primer contrato en ese país, mientras que Aqualia entró en concesiones en Latinoamérica y reforzó su presencia en Oriente Medio.

Aqualia adquirió diversos activos en Colombia de gestión integral del agua para más de 450.000 habitantes repartidos en 13 municipios.

Por un lado se compraron doce concesiones en el departamento de Córdoba y por otro, mediante licitación pública, se obtuvo la concesión de Villa del Rosario en el área metropolitana de Cúcuta.

El conjunto de estas operaciones llevadas a cabo durante el período suman una cartera de ingresos superior a 360 millones de euros.

En Arabia Saudí el pasado enero adquirió a un grupo local el 51% de Qatarat Saqia Desalination Company Ltd y Haaisco, por un importe conjunto de 16,1 millones de euros.

Qatarat gestiona la desaladora del aeropuerto de Jeddah en régimen de concesión hasta el 2029, en la costa del Mar Rojo, y Haisco opera varias desaladoras. La cartera de ingresos conjunta aportada supera los 180 millones de euros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin