Empresas y finanzas

Ryanair cerrará bases en España y seguirá volando desde Reino Unido pese a la cuarentena

  • Reduce a los 60 millones su previsión de pasajeros y anuncia tarifas más bajas
  • Pierde 185 millones en su primer trimestre fiscal tras ingresar sólo 125 millones
Ryanair

La cuarentena anunciada por Reino Unido para los pasajeros que vuelan desde España ha caído como un jarro de agua fría en Ryanair y el resto de las compañías con fuerte presencia en Inglaterra. "Creo que es lamentable, muy decepcionante", señaló Neil Sorahan, director financiero de la aerolínea, tras la presentación de los resultados del primer trimestre fiscal en el que Ryanair ha perdido 185 millones tras ingresar apenas 125 millones (en 2019 facturó 2.312 millones).

Aunque la medida decretada por el Ejecutivo de Boris Johnson pone en peligro uno de sus principales mercados (el turismo británico), la low cost se ha apresurado a señalar que "la programación de vuelos de Ryanair entre España y Reino Unido funciona con normalidad", aunque puede no seguir así durante mucho tiempo.

"Continuaremos operando dentro y fuera de España de forma normal, pero tenemos que observar las cosas a medida que evolucionan"

"Continuaremos operando dentro y fuera de España de forma normal, pero estamos teniendo en cuenta toda nuestra operación, tenemos que observar las cosas a medida que evolucionan", apuntó Sorahan en declaraciones a la BBC antes de matizar que, de momento, no ha tenido un fuerte impacto en las reservas. Por su parte, la filial británica de TUI ha anunciado la cancelación de los vuelos a Península española hasta el nueve de agosto aunque mantendrá la operativa con Canarias y Baleares.

La cuarentena británica vuelve en un momento complicado para la compañía irlandesa, que ha revisado a la baja su previsión de pasajeros, alerta de un enfriamiento en la demanda en Cataluña por los rebrotes y prevé cerrar bases en España, Alemania e Italia ante los problemas para conseguir los ajustes salariales planteados. El presidente del holding Ryanair, Michael O'Leary, ha confirmado tras la presentación de resultados que van a cerrar cuatro bases en el país germano cuando termine el verano (Brelin-Tegel, Dusserdolf, Frankfurt-Han y Stuttgart) porque no han conseguido "llegar a un acuerdo con los pilotos para que se rebajen en salario".

A renglón seguido, O'Leary aseguró que también están analizando el cierre de bases en Italia, por las ayudas gubernamentales a Alitalia, y en España por los problemas para llegar a acuerdos con los sindicatos para recortar los costes laborales. El alto ejecutivo no especificó qué bases podrían verse afectadas y la compañía no ha querido ahondar en el asunto. Por su parte, fuentes sindicales consultadas por este diario aseguran que la aerolínea no les ha trasladado en ningún momento la intención de cerrar bases en nuestro y que se ha limitado a confirmar despidos y bajadas salariales unilaterales que se ejecutarán a partir de agosto.

"Es una amenaza más para que los sindicatos y los trabajadores agachemos la cabeza. Lo único claro es que habrá despidos y bajadas salariales que denunciaremos"

"Es una amenaza más para que los sindicatos y los trabajadores agachemos la cabeza. Lo único que nos han dejado claro es que habrá despidos y bajada salarial en agosto. Vamos a denunciar la modificación sustancial de condiciones ante la Audiencia Nacional porque nosotros no podemos firmar la ruina salarial de un trabajador y menos durante cuatro años", explican fuentes de USO. Y es que, según aseguran, entre el ajuste del salario base del 10%, la pérdida de pluses y el recorte de horas de vuelo habrá TCP que no lleguen al Salario Mínimo Interprofesional.

"Nuestra guía anual de 60 millones de pasajeros es tentativa en este momento y podría bajar"

Ryanair defiende que es muy importante salir de la crisis del covid con una estructura de costes sustancialmente menor para poder competir con precios bajos con las aerolíneas rescatadas y estimular la demanda. La compañía irlandesa, que espera elevar su capacidad al 70% en septiembre, ha rebajado su previsión de tráfico de pasajeros para el año, pasando de los 80 millones de mayo a los 60 millones de viajeros. En su año fiscal 2019-2020 ha transportado 149 millones de viajeros y al principio de pandemia esperaba un impacto menor llegando a los 100 millones.

"Nuestra guía anual de 60 millones de pasajeros es tentativa en este momento y podría bajar", dijo O'Leary, en una presentación en vídeo. En su primer trimestre fiscal ha movido 500.000 pasajeros, un 99% menos que el mismo periodo de 2019.

"En invierno vamos a tener que estimular la demanda y para eso vamos a tener que ofrecer tarifas más bajas"

En este punto, el grupo está convencido de que el invierno será complicado y una segunda ola de casos de covid-19 en Europa a finales de otoño es nuestro "mayor temor en este momento". "En invierno vamos a tener que estimular la demanda y para eso vamos a tener que ofrecer tarifas más bajas", dijo Sorahan, por eso tan importante para ellos lograr una base de costes mucho más baja. "Será esencial para financiar tarifas más bajas a medida que el Grupo compita contra compañías de bandera ilegalmente ayudadas por el Estado", señala el grupo en una nota.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

.
A Favor
En Contra

La base aerea que tienen que cerrar es la de Morón de la Frontera ya que un militar americano ha dado positivo importado (que se sepa). Lo que no sabemos cuántos más hay porque lo tienen bien calladito. Así que menos rastreadores militares que con que se rastreen ellos, ya tenemos bastante.

Puntuación 0
#1