Empresas y finanzas

Miguel Ángel Carrillo gana las elecciones para presidir el Colegio de Ingenieros de Caminos

  • Sustituye a Juan A. Santamera con el reto de hacer una institución "más útil, influyente e innovadora"
Miguel Ángel Carrillo, nuevo presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos

Miguel Ángel Carrillo será el nuevo presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (CICCP) al imponerse en las elecciones a las otras dos candidaturas, encabezadas por Arcadio Gil y Carmen Motellón. Carrillo sustituye al frente de la institución a Juan A. Santamera, quien ha ostentado esta responsabilidad durante los últimos ocho años.

Con prácticamente el 100% de los votos escrutados, Carrillo, que hace cuatro años cayó derrotado frente a Santamera, ha ganado las elecciones con una amplia mayoría de apoyos sobre sus adversarios. Acompañado por Ricardo Martín de Bustamante como vicepresidente, su candidatura ha logrado además el pleno, ya que sus diez vocales propuestos han resultado elegidos.

El nombramiento de Carrillo como presidente para los próximos cuatro años se oficializará en los próximos días

Carrillo se ha impuesto en unas elecciones cuya celebración estaba prevista inicialmente para el mes de abril, pero la crisis sanitaria por la Covid-19 obligó a su aplazamiento. Estos comicios, en los que se han implementado más herramientas para el voto telemático, han convocado a un mayor número de colegiados que en elecciones pasadas.

El nombramiento de Carrillo como presidente para los próximos cuatro años se oficializará en los próximos días. Funcionario del Cuerpo de Ingenieros de Caminos del Estado, es desde 2017 subdirector general de Inspección de Servicios y Obras del Ministerio de Fomento (ahora de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana) y fue decano de la Demarcación de Madrid del Colegio entre 2010 y 2018.

Tiene ante sí el reto, en este contexto, de atraer a más ingenieros al Colegio

Liderará el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos con un objetivo claro: hacer más útil, influyente e innovadora a esta institución. Tiene ante sí el reto, en este contexto, de atraer a más ingenieros al Colegio, al tiempo que apuesta por impulsar el desarrollo de las distintas demarcaciones.

A continuación se reproduce la entrevista que publicada por 'elEconomista' a Miguel Ángel Carrillo la semana pasada:

¿Cuáles son las fortalezas de su candidatura?

Queremos implantar un nuevo modelo de Colegio que sea útil, influyente e innovador. En este periodo en el que estamos más en contacto con los compañeros estamos recibiendo muestras de distintos sectores en los que los colegiados nos transmiten la necesidad de compartida de crear un Colegio en esa línea. Hicimos un programa con 70 propuestas antes de la pandemia y durante el confinamiento hemos hecho un plan urgente de reactivación 2020-2021 pensando en lo que se nos avecina y en lo que que va a ser lo más urgente poner en marcha para impulsar la recuperación económica y social del país y, por tanto, de la ingeniería de Caminos, y para mejorar los servicios colegiales en esta coyuntura adversa.

¿En qué consiste este plan?

Lo hemos dividido en dos partes. Para la recuperación económica y social promovemos un impulso grande hacia la inversión. Apoyamos en este sentido lo que impulsa el Seopan, en su línea de defender la inversión como motor de recuperación económica y social. La inversión pública ha pasado de un 5,2% en 2009 al 2% en relación al PIB, que es lo que teníamos en 1979 y es el menor ratio de la Unión Europeo. Defendemos la inversión de 157.000 millones de euros de inversión para Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la Agenda 2030, y también para el mantenimiento de las infraestructuras. Y desde el Colegio queremos influir en espacios institucionales y defender esa inversión. La mejor forma para ello es crear una oficina de inversión pública interministerial, donde estén representados no solo los ministerios sino también los agentes relacionados con la economía productiva de interés público para dar lugar a un plan extraordinario de inversión público con colaboraciones público-privadas, porque entendemos que el país no va a poder invertir las cantidades que se necesitan para poner esto en marcha.

También tenemos unas medidas que afectan al Colegio. El gran reto es conseguir que el Colegio tenga los mismos servicios para cualquier colegiado que está adscrito en las 18 demarcaciones o esté donde esté en el mundo. Hemos tenido contacto con los expatriados y tienen necesidades que no están cubiertas. Hemos creado un fondo para la reactivación de aseguramiento de todos los servicios en todas las demarcaciones, dotado con 300.000 euros. Tenemos que revisar y mejorar el modelo de financiación de las demarcaciones en beneficio de los colegiados.

Uno de los problemas que enfrenta el Colegio es la escasa colegiación.

Queremos revertir la desafección por el Colegio y por la colegiación. Más de 1.000 colegiados han dejado el Colegio en los dos últimos años. Tenemos que buscar un Colegio que sea útil, influyente y que sea innovador. Para ello vamos a mejorar la comunicación de nuestra profesión. Los ingenieros de Caminos estamos tecnológicamente en proyectos y obras a la vanguardia en el mundo, pero hay que comunicarlo. Los ingenieros de Caminos en esta pandemia han sido decisivos para el mantenimiento de infraestructuras relacionadas con el agua, el transporte y la energía y no se conoce.

¿Cómo prevé impulsar la colegiación?

Con un doble trabajo: con los jóvenes queremos avanzar en la figura de los precolegiados y vamos a mezclar la necesidad del estudiante que está terminando su carrera por entrar en la actividad profesional con la transmisión de la experiencia que tienen los ingenieros de Caminos jubilados para crear un mentoring para que conozca los caminos a seguir, por dónde puede ir y que también le permita entrar en el Colegio porque ahora mismo la colegiación de los egregados no llega al 20%. Y respecto al colegiado que se da de baja, porque entiende que no es útil, creemos que al darle los servicios que demanda y ver que estamos defendiendo la profesión activamente seguiría en el Colegio y hablará bien del mismo para que los que no están colegiados lo hagan.

Habla de la necesidad de que el Colegio sea útil. ¿Cómo se concretaría?

Lo primero es la atención al colegiado, porque hay una crítica actual al respecto. El colegiado es el centro del Colegio y su dueño. Vamos a mejorar el servicio de empleo, tenemos un plan de desarrollo profesional, que vamos a implantar, con una plataforma única de formación para todas las demarcaciones. La oficina de empleo del Colegio también tiene sus críticas porque no funciona. Con nosotros, el número de las ofertas va a estar clarísimo y vamos a aumentarlo. También cambiaremos el visado, dándole un valor añadido y con una mayor aportación a las demarcaciones. Una persona que lo utilice mucho tiene que tener algún beneficio de disminución del dinero que paga al Colegio.

Con 300.000 euros para las demarcaciones y los incentivos en los visados, ¿cómo va a cuadrar las cuentas del Colegio?

Con un modelo que ya implantamos en la demarcación, buscando ingresos a través de fondos europeos de responsabilidad social. Hemos hecho ya una estimación para conseguir esos 300.000 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin