Empresas y finanzas

Berkshire Hathaway compra los activos de gas natural de Dominion Energy por casi 10.000 millones de dólares

Nueva York

Berkshire Hathaway, el conglomerado liderado por el inversor Warren Buffett, anunció el domingo que desembolsará 4.000 millones de dólares para comprar los activos de transmisión y almacenamiento de gas natural de Dominion Energy. Incluyendo la deuda, el acuerdo asciende hasta los 9.700 millones de dólares.

De esta forma, el conocido como Oráculo de Omaha aprieta el gatillo y caza su primer gran elefante corporativo desde el azote de la pandemia. En la junta de accionistas de Berkshire celebrada el pasado mayo, Buffett indicó que no atisbaba grandes oportunidades pese a las caídas experimentadas por el mercado el pasado mes de marzo. Por aquel entonces, la caja de Berkshire ascendía hasta los 137.000 millones de dólares.

Para Dominion, la operación forma parte de una de una serie de pasos para la transición a una compañía de servicios públicos regulada enfocada principalmente en la producción de energías limpias. Tras la venta a Berkshire, con sede en Omaha, Nebraska, Dominion espera que el 90% de sus beneficios operativos futuros provengan de sus compañías de servicios públicos que proporcionan energía a más de 7 millones de clientes en estados como Virginia, Carolina del Norte y del Sur, Ohio y Utah.

"Esta transacción representa otro paso significativo en nuestra evolución como empresa, lo que nos permite centrarnos aún más en satisfacer las necesidades de los clientes de servicios públicos y posicionarnos para un futuro brillante y cada vez más sostenible", señaló en un comunicado Thomas F. Farrell, el presidente y consejero delegado de Dominion.

Por su parte, Buffett, presidente de Berkshire Hathaway recalcó su admiración por el liderazgo excepcional en la industria energética de Farrell, así como dentro de Dominion Energy. "Estamos muy orgullosos de agregar una cartera tan grande de activos de gas natural a nuestra ya de por si fuerte negocio de energía". De hecho, una vez se complete la transacción, Berkshire Hathaway Energy transportará el 18% de toda la transmisión interestatal de gas natural en EEUU, frente al 8% actual.

Dominion anunció también simultáneamente que cancela el proyecto Atlantic Coast Pipeline con Duke Energy. El proyecto valorado en 8.000 millones de dólares se ha enfrentado a un escrutinio regulatorio cada vez mayor y retrasos que han aumentado los costes proyectados y han generado dudas sobre su viabilidad económica.

Según los términos de la compra, Berkshire Hathaway Energy adquirirá el 100% de Dominion Energy Transmission, Questar Pipeline y Carolina Gas Transmission, y el 50% del Iroquois Gas Transmission System. Berkshire también adquirirá el 25% de Cove Point LNG, una instalación de exportación, importación y almacenamiento de gas natural licuado que es una de las seis terminales de exportación en EEUU.

Berkshire Energy pagará 4.000 millones de dólares en efectivo por los activos y asumirá una deuda de 5.700 millones de dólares. Dominion planea usar alrededor de 3.000 millones de dólares (después de impuestos) de la cantidad a pagar por Berkshire para recomprar acciones a finales de este año. El acuerdo está todavía sujeto a la aprobación de los reguladores y se espera que se cierre en el cuarto trimestre de este año.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin