Empresas y finanzas

El inmobiliario atrae inversión en plena pandemia: aterriza en España el fondo de deuda M Capital

  • El vehículo cuenta con una capacidad de inversión de 113 millones de euros
  • Apuesta por la financiación de proyectos de lujo, en activos existentes o nuevos desarrollos

El mercado inmobiliario español mantiene su atractivo a pesar de la crisis sanitaria. En medio de esta pandemia, aterriza en nuestro país un nuevo fondo de financiación para el sector inmobiliario de lujo, bautizado como

M Capital.

El fondo, que ha levantado 113 millones de euros, se destinará a oportunidades de inversión inmobiliaria a medida en España, y trabajará en colaboración con la firma internacional de asesoramiento inmobiliario Montague Property.

M Capital, regulado por FCA (Reino Unido), se lanzará formalmente el 1 de junio de 2020 y se centrará en la financiación de proyectos inmobiliarios ya existentes y de nuevos desarrollos

Concretamente, el capital se utilizará mediante tres vías. En primer lugar, proporcionando capital a los compradores para adquirir inmuebles de alta gama que ya se han desarrollado; en segundo lugar, proporcionando financiación a los promotores para desarrollar nuevos proyectos internacionales a medida; y en tercer lugar, al proporcionar financiación puente a los desarrolladores en aquellos mercados que carecen de la infraestructura de préstamos puente del Reino Unido, incluidos España, Portugal y Francia.

El fondo se centrará en inversiones de alto rendimiento que ofrecen retornos dentro de un horizonte temporal de tres a cinco años.

Además de proporcionar financiamiento a terceros, M Capital también se convertirá en el brazo de inversión de la sociedad Montague Property, con sede en Londres. Esta relación hará que M Capital financie y colabore en una variedad de desarrollos que Montague Property administrará y finalmente cerrará.

M Capital ha sido impulsado por el fundador de Montague Property, Thomas Balashev, quien desempeñará como CEO del fondo. Balashev contará con el apoyo de los promotores inmobiliarios internacionales Dylan Mitchell (director de operaciones) y Mattias Sandvall (director de inversiones), "que aportan su propia experiencia y conocimientos exclusivos de los sectores de servicios inmobiliarios y financieros", explican desde la firma.

Crecimiento internacional

El lanzamiento de M Capital se produce tan solo un mes después de que se diera a conocer la expansión internacional de Montague Property, incluidos los planes para expandirse a los mercados de Estados Unidos, en Miami y Los Ángeles, París y Emiratos Árabes Unidos durante los próximos 18 meses.

"Podría decirse que España carece de las facilidades financieras puente que se encuentran en otros mercados"

"Todo el espíritu de M Capital está respaldado por la experiencia y la transparencia. Nuestro objetivo es garantizar que nuestros inversores tengan acceso a las mejores oportunidades de inversión posibles", asegura Thomas Balashev, fundador y CEO, M Capital.

El directivo apunta que están orgullosos de "ofrecer una gama de soluciones para el mercado, incluida la financiación puente. Podría decirse que España carece de las facilidades financieras puente que se encuentran en otros mercados. Sin unir las finanzas, muchas visiones ambiciosas no se materializan; Por lo tanto, estamos trabajando para agregar valor al proporcionar capital y desbloquear el crecimiento en todo el mercado español ".

Por su parte, Dylan Mitchell, COO de M Capital, señala que "la naturaleza versátil del fondo significa que no solo podemos aprovechar las diferentes oportunidades a medida que surgen, sino que también brinda una flexibilidad mucho mayor durante el período de COVID-19".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.