Empresas y finanzas

Castillo de Canena dona más de 6.000 litros de aceite de oliva para ayudar frente al coronavirus

  • La donación está destinada a colectivos especialmente necesitados
Madrid

Castillo de Canena ha donado más de 6.000 litros de aceite de oliva virgen extra, por un valor superior a los 25.000 euros, destinados a colectivos especialmente necesitados o desfavorecidos de nuestro país que están siendo golpeados por esta pandemia, entre los que se encuentran comedores sociales, hogares desfavorecidos y hospitales de toda España.

La empresa ha decidido potenciar sus acciones solidarias, dirigiendo sus esfuerzos a los que más lo necesitan. "En nuestra compañía producimos aceite de oliva virgen extra, un alimento básico en la dieta diaria de los españoles y que resiste largos periodos de almacenamiento", explica su director general Francisco Vañó, que continúa explicando que "hemos decidido realizar diferentes donaciones de nuestro aceite de oliva virgen extra, en botellas de formatos de 5 y 2 litros y destinado al mercado masivo, a comedores sociales de Madrid, Valencia, Sevilla, Barcelona, Huelva, Jaén o Coruña, hospitales, food trucks para transportistas y hogares sin recursos de toda España".

Según su directora de Marketing y Comunicación, Rosa Vañó, "somos muy conscientes de que una parte de la sociedad española está sufriendo por no poder cubrir sus necesidades esenciales. Por eso, queremos ayudar a los que más lo necesitan, compartiendo un producto fundamental en nuestra alimentación y en nuestra gastronomía y necesario en todos los hogares. Un alimento tan nuestro, saludable y nutritivo como es el aceite de oliva virgen extra".

Otras acciones

Para realizar estas donaciones, Castillo de Canena cuenta con la colaboración y experiencia de otras entidades sociales y con acciones solidarias que están promoviendo chefs tan reconocidos como José Andrés y Mario Sandoval.

José Andrés, a través de su fundación World Central Kitchen, ya ha servido más de 250.000 almuerzos en comedores sociales de ciudades como Madrid, Valencia, Sevilla, Barcelona, Huelva, Jaén o Coruña. Una iniciativa en la que también participan otros cocineros reconocidos como Germán Carrizo y Carito Lourenço en Valencia, Pedro Sánchez en Jaén junto a Marcos Reguera.

Por su parte, Mario Sandoval, junto a sus hermanos, también ha querido ayudar en estos momentos tan difíciles cocinando para unas 220 personas desfavorecidas del madrileño barrio de San Blas.

Además, Castillo de Canena también participa en la gran subasta solidaria del mundo gastronómico #JuntosSaldremos, a favor de Cruz Roja Española para reunir fondos para los afectados directos por el coronavirus, para los más vulnerables y para los profesionales que están en la primera línea, cuyos beneficios irán destinados a ayudar a un total de más de un millón de personas.

La compañía también participa con la Fundación Ángel Nieto que, junto al grupo de restaurantes Larrumba, están distribuyendo cada día un menú completo entre el personal sanitario que se encuentra trabajando en distintos centros de emergencia de Madrid.

Por otra parte, colabora con la iniciativa `Food for Good Barcelona´, que tiene como objetivo cocinar y distribuir menús saludables y equilibrados para las personas más desfavorecidas de Barcelona, la mayoría de ellas sin hogar, llegando a los 1.000 menús diarios.

Asimismo, colabora con la Fundación Infantil Ronald McDonald y con las cuatro casas que la institución tiene en Barcelona, Málaga, Valencia y Madrid para ofrecer atención a familias que tienen hijos gravemente enfermos y que han tenido que desplazarse para que puedan recibir un tratamiento médico especializado en un hospital de referencia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin