Empresas y finanzas

Los supermercados empiezan a moderar el precio de los alimentos pese al sobrecoste de 200 millones por el virus

  • Los precios de algunos alimentos registraron fuertes subidas en marzo
  • Mercadona y Supersol han empezado a bajarlos pese a la subida de costes

Los supermercados han empezado a moderar el precio de los alimentos que, en algunos casos, habían experimentado fuertes subidas. Son bajadas que se producen a pesar de que los costes se están disparando desde el inicio del confinamiento, según explican desde Asedas, la patronal que representa los intereses de compañías como Mercadona, Ahorramás, Dia o Supersol. El director general de esta asociación, Ignacio García Magarzo, explica que "los costes operativos en tienda han aumentado en 200 millones de euros".

Aunque, según dice, "es difícil hacer una estimación de que incremento puede suponer esa cifra respecto al mismo periodo del año pasado", hay cadenas, como Mercadona, que apuntan ya a una subida del 25%. "Inicialmente hubo importantes costes logísticos, cuando empezó el acopio de alimentos, pero después ha habido que implentar también distintas medidas de seguridad, con mamparas, hidrogeles, guantes o cartelería, además de tener que reforzar también las plantillas, especialmente por la venta online", explica García Magarzo.

Mercadona tuvo, por ejemplo, que reforzar su plantilla con la contratación de 600 personas, para seguir asegurando los procesos logísticos y el abastecimiento. Además, repartió 44 millones entre los trabajadores para compensarles por su esfuerzo. Asimismo, aumentó la contratación de transportistas para abastecer los supermercados y realizó un gran desembolso en los equipos de protección para sus empleados.

Contrataciones

Y no ha sido la única. Dia tuvo también que contratar a mil personas para reforzar la venta online y dar respuesta a la creciente demanda, reconvirtiendo además un total de ocho tiendas -cinco en Madrid, una en Sevilla, una en Cádiz y una en Málaga- para uso exclusivo de la preparación de los pedidos de comercio electrónico. Esta tiendas, se unieron a las otras tres que la compañía ya tenía dedicadas exclusivamente a la venta online, dos en Barcelona y una en Madrid.

Bajadas

Pese a esta situación, las cadenas de supermercados está moviendo ya ficha para contener los precios. Las primeras en moverse han sido, por ejemplo, Mercadona y Supersol. Fuentes de la compañía valenciana explican que, en su caso, el calabacín ha bajado, por ejemplo, de 1,75 a 1,50 euros euros por kilo; el fresón de 3,39 a 2,59; el espárrago de 2,40 a 1,50 y la mandarina de 1,99 a 1,49 euros.

Los costes de las empresas aumentan por las medidas de seguridad y la logística

Debido a la subida de los costes y tras estas bajadas, Mercadona redujo un 95% sus beneficios durante el pasado mes de marzo de este año, según informó la semana pasada Europa Press. Todo, a pesar de que la facturación subió un 14%, porque el incremento en las ventas se produjo de una manera caótica y desordenada.

En la misma línea también que la compañía que preside Juan Roig, en Supersol explican que la cadena ha bajado el precio de hasta 3.000 referencias en 19 de sus tiendaslocalizadas en Madrid, Granada, Cádiz, Málaga, Huelvay Sevilla-,"para dar respuesta a las nuevas necesidades del cliente".

Inversión

Este plan de reducción de precios, que ha supuesto una inversión total de medio millón de euros, hace que la cesta media de estas tiendas esté alrededor de un 10% por debajo de sus competidores cercanos, según la compañías .

Las referencias cuyo precio se ha bajado, pertenecen a todas las categorías de la tienda, desde frescos hasta alimentación seca e incluyen productos de la cesta básica de la compra –leche, pollo, atún, tomate frito patatas, entre otros– "para garantizar así un ahorro real del cliente en su compra diaria", según explican en Supersol.

"Esta acción pone de relieve el continuo compromiso de Supersol por ofrecer una un respuesta clara y contundente a las necesidades de los clientes, con precios verdaderamente competitivos y con un compromiso claro con la calidad", comenta Vygintas Sapokas, consejero delegado de Supersol.

La contención de los precios se produce, sin embargo, después de una fuerte escalada de los mismos debido no a que las empresas hayan subido los márgenes, sino al encarecimiento de los costes, tanto de la materia prima como de otro tipo.

Así, según los datos de Coag, las mandarinas subieron un 45,7% en marzo respecto al mes anterior, el repollo un 28,2%, las zanahorias un 21,57%, las berenjenas casi un 20%, las naranjas un 17,42%, los pimientos alrededor un 14% y los plátanos un 12%.

En el caso de la carne, el aumento de precio en tan solo unas semanas fue del 6,4% en el caso del cerdo; del 2,5% en el del pollo y del 1,8% en el del conejo. En la misma línea, los huevos subieron un 3,52%, el aceite un 0,3% y la leche, en cambio, permanece establece. Son subidas que afectan a productos de primera necesidad y que se agudizan, además, por la desaparición de todo tipo de ofertas y promociones en los lineales de las grandes superficies y los supermercados.

Anged, la patronal de compañías como El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo o Eroski, explica que las promociones se han acabado porque la prioridad para las empresas ha sido garantizar el abastecimiento alimentario.

Subidas

No todos los alimentos suben, sin embargo, por igual. En estos últimos días, OCU ha identificado el aumento del precio en naranjas y en patatas en algunos mercados. Este aumento se debe a que nos encontramos en el final de la temporada de recolecta de estos dos alimentos. La leche y las latas en conserva también han subido de precio, según informa OCU. Esto se puede deber a que la gente ya no desayuna fuera de casa y hace un uso más regular del bote de leche. En cuanto a las conservas, la población sigue teniendo cierto temor por un posible cierre de supermercados y por eso ha aumentado la venta de este tipo de alimento.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

nicaso
A Favor
En Contra

En fin, si el consumidor paga más quién gana al final ?

Puntuación 2
#1