Empresas y finanzas

El Gobierno revisa la normativa de reciclado de envases

  • La industria asumirá todos los costes de reciclar residuos domésticos, industriales y comerciales
  • La norma marcará un objetivo conjunto del 70%, que España ya cumple en los domésticos
  • La Cartera de Teresa Ribera lanza una consulta pública previa
Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta del Gobierno. Foto: Archivo

El Gobierno trabaja en un Real Decreto para actualizar la legislación del reciclado de envases, aprovechando la transposición de varias directivas europeas sobre tratamiento de residuos. La nueva norma ampliará la responsabilidad y los costes de la industria envasadora, incorporará nuevos objetivos para 2025 y 2030, e impondrá exigencias adicionales para los plásticos. Además -y aquí consulta a la ciudadanía- aportará más información a los consumidores.

La UE aprobó en 2018 varias directivas, dentro del llamado Paquete de Economía Circular, que revisan la legislación europea de residuos con el objetivo minimizar el desperdicio de recursos al aumentar su reincorporación al ciclo productivo. Entre ellas destacan la Directiva 2018/852, de envases y residuos de envases, la Directiva 2018/851, sobre los residuos, y la Directiva 2019/904, para reducir el impacto de productos plásticos.

El Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) ya trabaja en una nueva Ley de residuos -sustituirá a la Ley 22/2011, de residuos y suelos contaminados- para trasponer la segunda de esas directivas e incorporar algunos elementos de la tercera. También está tramitando un decreto sobre los vertederos, y acaba de lanzar una consulta pública previa a la elaboración de otro decreto que sustituya al Real Decreto 782/1998, la vigente norma de referencia sobre los residuos de envases.

Nuevos objetivos de reciclado

Este nuevo decreto incorporará nuevos objetivos de reciclado -el 65% de todos los residuos de envases en 2025 y el 70% en 2030, con un nuevo método-, y establecerá la meta de recoger separadamente el 77% de las botellas de plástico de menos de tres litros en 2025 y el 90% en 2029. En la actualidad, según los datos de Ecoembes, España recicla el 78,8% de los residuos de envases domésticos.

La industria envasadora debe hacerse cargo de los sobrecostes generados por los residuos de los envases domésticos, aplicando la llamada Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP), y la futura norma dará una vuelta de tuerca al mecanismo, obligando a las empresas a asumir el coste total. Además, aplicará la RAP a los residuos de envases comerciales e industriales, a determinados productos plásticos de un solo uso y a los costes de su recogida dispersa.

También impulsará la prevención en la producción de residuos y fomentará la reutilización, con exigencias de ecodiseño, de separación en origen y de concienciación social. En este último punto aumentará las exigencias de transparencia e información a los consumidores sobre la labor de las empresas y sus intermediarios, como Ecoembes.

Ocho preguntas a la ciudadanía

La consulta del Miteco a la ciudadanía se sustancia en ocho preguntas, desde la identificación de las cuestiones prioritarias, hasta las medidas para fomentar el uso de envases reutilizables o alcanzar los objetivos, pasando por la opción de diferenciar las obligaciones de los RAP con relación a los residuos industriales y los comerciales, o el modo en que los RAP deben abordar las ventas a distancia.

Eso sí, pone especial énfasis en mejorar la información que a disposición de los consumidores; así, por ejemplo, pregunta si es necesario que los envases informen de los sistemas de financiación de los RAP o sobre qué deberían saber los consumidores para mejorar la gestión de los residuos de envases.

Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, señala a elEconomista con relación a la consulta que "En Ecoembes estamos analizando en detalle esta consulta pública para poner toda nuestra experiencia técnica, conocimiento y capacidad de trabajo a disposición del Miteco en la compleja tarea de trasponer de manera proporcional las directivas incluidas en el Paquete de Economía Circular".

No obstante, el ejecutivo valora que "el Real Decreto de Envases es de 1997 y desde entonces la sociedad, la tecnología, las empresas y hasta nuestras prioridades como país han cambiado mucho. Por lo tanto, creemos que esta revisión normativa es también una muy buena oportunidad de actualización a un escenario mucho más exigente que el de hace más de 20 años".

Óscar Martín (Ecoembes): "Esta revisión normativa es una muy buena oportunidad de actualización a un escenario mucho más exigente que el de hace más de 20 años"

Martín concluye aseverando que "Por nuestra parte, seguiremos defendiendo la colaboración público-privada y el espíritu de consenso como las piedras angulares sobre las que construir una sociedad cada vez más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. En Ecoembes siempre seremos –como lo hemos sido en anteriores ocasiones- un socio 100% cercano y comprometido con todos aquellos que trabajen en la búsqueda de soluciones integradoras donde queden claros los roles y responsabilidades de cada uno, capaces de no dejar a nadie fuera en la responsabilidad colectiva de la protección del medio ambiente, que promuevan la solidaridad del mercado único europeo y que refuercen la competitividad de un tejido empresarial alineado con la economía circular y capaz de generar nuevos empleos verdes de calidad. Los objetivos comunitarios que tenemos sobre la mesa son tan ambiciosos que difícilmente podremos alcanzarlos si no trabajamos entre todos y en la misma dirección".

Cautela hasta conocer el primer borrador

Miquel Roset, director de Retorna, también hace una primera aproximación a la consulta, a petición de elEconomista: "Respecto a la Consulta pública previa del Proyecto de Real Decreto de envases y residuos de envases, esperamos poder ver el primer borrador del texto para entrar en detalle. De todos modos, tanto el paquete de Economía Circular como la Directiva de Plásticos de un Solo Uso son legislaciones que apuestan decididamente por una economía circular real y todas sus trasposiciones deberán centrarse en hacer de la prevención, la reutilitzación y el reciclaje de calidad las opciones prioritarias y mayoritarias en la gestión de residuos".

Específicamente sobre los envases, Roset cree que "la única manera de cumplir en fecha y forma con los objetivos de la nueva normativa europea, sobre todo con el 90% de recogida separada y el 30% de uso de material reciclado para las botellas de plástico en 2029, es apostar decididamente y lo antes posible por un Sistema de Depósito para envases de agua, refrescos, zumos y cerveza".

Miquel Roset (Retorna): "Hay que apostar decididamente y lo antes posible por un sistema de depósito para envases de agua, refrescos, zumos y cerveza".

Roset finaliza recordando que "En los últimos tres años, 14 países y regiones en el mundo, como por ejemplo Portugal, han legislado a favor de devolver las latas y las botellas a la tienda para acabar con su abandono masivo en el entorno y conseguir reutilizar y reciclar más del 90% de estos envases. Si España quiere realmente una transición ecológica hacia un escenario en el que ningún recurso se abandone, su apuesta por el Sistema de Depósito debe ser inminente".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin