Empresas y finanzas

Sustituir el plástico por otro material incrementa los impactos ambientales

  • Se precisa el triple de materias primas y se triplican las emisiones de CO2
Plásticos de un solo uso. Foto: Dreamstime.

Las asociaciones españolas de la cadena de valor industrial del plástico -representan a 3.000 empresas con 30.000 millones de euros de facturación anual- han decidido unirse y crear una nueva entidad, denominada EsPlásticos, para defenderse de la estigmatización social que sufre el sector por culpa de sus residuos y para poner en valor sus ventajas ambientales: sustituir el plástico por otros materiales más pesados y voluminosos, como el papel o el vidrio, provocará un mayor impacto sobre el medio ambiente y el calentamiento global.

Los graves problemas de la basura marina y de los microplásticos que se incorporan a la cadena trófica están demonizando a la industria sectorial, "hasta el punto de que los propios trabajadores, unos 93.000 directos en España, prefieren no decir a qué se dedican".

Así lo explica Isabel Goyena, directora general de Cicloplast -la asociación de los recicladores de plástico- a elEconomista, antes de añadir que "el debate público debería tener en cuenta que la sustitución del plástico por otros materiales suele provocar mayor impacto ambiental".

Análisis de ciclo de vida

Goyena sostiene que varios análisis así lo demuestran, atendiendo a las necesidades de materias primas, al consumo de energía y a las emisiones de CO2 durante el ciclo de vida de los productos.

Así, recuerda que habría que reutilizar 150 veces una bolsa de algodón para igualar la huella de carbono de una equivalente de plástico, o que un envase de papel tiene una huella de carbono cuatro veces mayor y además es bastante menos resistente.

La principal razón es que los plásticos son mucho más ligeros que otros materiales alternativos, como el papel, el cartón, el vidrio, el metal o la tela. Si se pudieran sustituir los envases de plástico por otros envases de esos materiales, el impacto ambiental sería mucho mayor: más del triple de materias primas (24 veces en el caso del vidrio), más del doble de consumo energético para producirlos y reciclarlos, y casi el triple de las emisiones de CO2.

La propia Greenpeace también reconoce que la sustitución de plásticos por otros materiales puede ser contraproducente, en el informe Tirando el futuro: las empresas ofrecen falsas soluciones a la contaminación por plásticos, que analiza el problema de sustituir los envases de plástico por otras alternativas supuestamente más respetuosas con el entorno natural.

En el caso del papel, por ejemplo, la ONG valora que la industria de la pulpa y el papel tienen un impacto significativo y que los sistemas de gestión forestal, como FSC, no pueden absorber más demanda; en el caso de otras alternativas, como los plásticos biodegradables, asegura que las condiciones para que desaparezcan se consiguen en instalaciones industriales de reciclaje y muy rara vez en la naturaleza, algo que corrobora Goyena: "Se descomponen tras un proceso de compostaje que dura 90 días".

Apoyo de CEOE y UNE

Con la intención de poner en valor las ventajas del plástico frente a otros materiales y enriquecer el debate público, las asociaciones de toda la cadena industrial de valor del plástico, PlasticsEurope -fabricantes-, Anaip -transformadores-, Cicloplast -recicladores- y el Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas), han creado EsPlásticos, una Plataforma que cuenta con la colaboración de otras entidades, como Anarpla, o Asemuplast, y con el respaldo institucional de CEOE y la Asociación Española de la Normalización (UNE).

Goyena, ejerciendo de portavoz de EsPlásticos, informa de que la entidad se ha enfocado a dos grandes áreas, la comunicación "para que informemos más y mejor y haya un único discurso en el sector" y las relaciones institucionales, donde ya han mantenido reuniones con los ministerios de Sanidad, Transición Ecológica e Industria, con el que se baraja preparar una Agenda Sectorial.

En su plan de trabajo de 2020 figura mantener reuniones con la Femp y desarrollar numerosas actividades divulgativas, como jornadas o desayunos; un primer hito será la presentación, durante el próximo enero, de un estudio de caracterización elaborado por la consultora DeepView.

Sufragada a partes iguales por sus miembros, EsPlásticos es una iniciativa única en la UE que no nace para sustituir a sus integrantes, razón por la que no se dotará estructura. Aún no tiene cargos ni una representación institucional formal.

Más consumo responsable

Como solución al problema de los residuos de plástico, EsPlásticos plantea cinco puntos: mejorar el consumo responsable de cualquier material, sin sustituir el plástico por materiales que agraven más el cambio climático y no solucionan el problema de las basuras; continuar la labor de educación y concienciación; innovar: ecodiseño de productos, aún más reciclables y nuevas formas de reciclado, como los químicos, ahora en demostración; incrementar el control del residuo y potenciar los sistemas de recogida; y herramientas para promover la demanda de materiales reciclados, como las denominadas compras verdes y legislación.

En este último punto, la entidad alerta de que la reciente normativa europea contra los plásticos de un solo uso -la Directiva 2019/904-, se aprobó tan rápidamente que no se analizaron adecuadamente sus impactos sobre el medio ambiente o sobre la unidad del mercado y la competencia.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0