Empresas y finanzas

Aena cierra terminales y pistas en Barajas, El Prat y Palma

  • El resto de la red de aeropuertos solo abrirá cuando tengan vuelos programados

Aena reduce drásticamente la capacidad y operativa de sus aeropuertos ante el desplome de la actividad aérea por la crisis del coronavirus. El domingo pasado, los aeródromos españoles apenas registraron 805 vuelos, frente a los 5.000 diarios que suele haber en un mes de marzo, lo que implica un descenso del tráfico aéreo del 83,9%.

Ante el frenazo de la actividad, que empezó a notarse con fuerza a mediados de la semana pasada conforme los países endurecían las restricciones de movilidad, Aena va a cerrar terminales, pistas y zonas de embarque de sus principales aeropuertos, para concentrar la mínima actividad que queda en unos pocos metros cuadrados y así reducir costes operativos y dejar a parte del personal en casa. Asimismo, solo se abrirán los medianos y pequeños cuando tengan vuelos.

"Aena va a proceder a reorganizar la capacidad de sus instalaciones para adaptarlas a la demanda real y así mejorar su gestión y eficiencia", ha anunciado José Luis Ábalos, ministro de Transportes. En este sentido, fuentes sindicales explican que "no tiene sentido tener todas las terminales abiertas y hacer venir a trabajar a todo el personal para tan pocos vuelos".

Así, el plan de Ejecutivo pasa por cerrar las terminales 1, 2 y 3 de Barajas y concentrar toda la actividad en la 4. En una primera fase mantendrá abierta la T1, donde, por ejemplo, operará mañana Air France-KLM, pero en los próximos días ésta también se clausurará para dejar que todas las aerolíneas que todavía operen algún vuelo lo hagan a través de la T4.

En Barcelona, Aena cerrará una de las pistas de El Prat y la terminal 2, concentrando toda la actividad en los módulos A y D de la terminal 1, donde Vueling e Iberia serán casi las únicas aerolíneas. En Palma de Mallorca, donde los vuelos diarios han pasado de los 326 a los 57, la operativa se concentrará en los módulos B y D.

En Canarias, se realizarán ajustes de la operativa y suspensión de la actividad, una vez finalizadas las operaciones de rescate de los turistas. Por ejemplo, en Gran Canaria se cerrarán dos terceras partes del edificio terminal; en Tenerife Sur se operará en una única planta y en Lanzarote solo estará abierta la T2, dedicada a vuelos interinsulares.

En cuanto al resto de la red, el ministro de Transportes ha asegurado que los demás aeropuertos adaptarán sus horarios de apertura y cierre a la operativa real. Es decir, que solo abrirán cuando tengan vuelos previstos, lo que implica que algunos días estarán cerrados o durante varias horas del día.

Y es que, muchos de ellos ya se han quedado sin ningún tipo de operativa comercial y otros, como el de Valencia, solo tienen tres vuelos al día, por lo que no tiene sentido mantenerlos al cien por cien. Una actividad que se va a reducir mucho más, puesto que Transportes ha ordenado recortar hasta un 70% los vuelos domésticos y ya se ha prohibido el acceso de viajeros de terceros países a España. Debido al cierre de los aeropuertos, Ábalos ha decidido perdonar el pago de los alquileres a tiendas y restaurantes.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin