Empresas y finanzas

Iberdrola dispara el beneficio un 13% en 2019 hasta los 3.406 millones

  • El resultado bruto superó por primera vez los 10.000 millones
  • Subirá el dividendo un 14%, hasta los 0,4 euros por título
  • El beneficio subirá más del 7% anual hasta 2022 y en 2020 invertirá 10.000 millones
Ignacio S?nchez Gal?n, presidente de Iberdrola. Foto: Archivo.

Iberdrola ha incrementado su beneficio neto un 13% en 2019, hasta los 3.406 millones de euros, una "cota histórica", según la compañía, gracias a las actividades de redes y las renovables, que han impulsado el resultado bruto operativo (ebitda) hasta los 10.104 millones. La remuneración al accionista crece un 14% y se sitúa en 0,40 euros por acción. Hasta 2022 la compañía garantiza un crecimiento del beneficio superior al 7% anual y para este 2020 espera subir sus inversiones hasta los 10.000 millones. Los inversores han celebrado las informaciones aupando a la compañía un 5,11% en bolsa, hasta los 11,20 euros.

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán recoge los frutos de unas inversiones récord de 8.158 millones en 2019, que han crecido un 32% con relación al ejercicio precedente: el 44% se destinó a redes y el 41%, a renovables. Gracias a ello, el Grupo añadió 5.500 MW instalados, multiplicando por cinco la media de los últimos ejercicios.

Este incremento de la inversión seguirá una senda ascendente, según ha revelado el presidente a los analistas, porque "las cosas van muy bien": alcanzará los 10.000 millones este 2020, con un reparto similar al de 2019. En la actualidad tiene unos 9.000 MW en construcción en España, Portugal, Reino Unido, EEUU, México, Brasil y Australia que ejecutará en los próximos dos años; la cartera total asciende a unos 40.000 MW.

Galán remitió a los analistas a conocer más detalles de sus planes estratégicos -pensaba invertir 34.000 millones entre 2018 y 2022 y la cifra está desfasada- en su próximo Día del Inversor, en Londres, el 13 de mayo.

Según se recoge en la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la facturación se elevó hasta los 36.437,9 millones, frente a 35.076 millones de 2018 y el ebitda creció un 8,1%, superando por primera vez los 10.000 millones de euros. Lo han impulsado las actividades de redes (5.262 millones, un 7,1% más) y de generación (21,1% de incremento, hasta 2.468 millones), a pesar de haber registrado una de las menores producciones hidroeléctricas de los últimos años (un 33% más baja, con una merma de ingresos de 170 millones), que ha reducido la aportación del negocio de renovables un 2,4%, hasta los 2.385,1 millones.

La generación de flujos de caja subió un 10%, hasta los 8.060 millones de euros, y la deuda se quedó en 37.769 millones, con un incremento de 1.652 millones por la aplicación de la NIIF 16 que ya preveían las agencias de rating. El apalancamiento financiero es del 44,8%, con una relación entre la deuda neta y el ebitda del 3,6 veces, ligeramente mejor que en 2018.

Creciente retribución al accionista

La remuneración al accionista aumenta un 14% y se sitúa en 0,40 euros por acción, El Consejo propondrá a la Junta General de Accionistas un dividendo complementario de 0,232 euros brutos por acción, a los que hay que sumar el dividendo a cuenta de 0,168 euros brutos por acción abonado el 5 de febrero. La empresa destaca que alcanza con tres años de adelanto el suelo de dividendo fijado para 2022.

Y añade que los más de 600.000 accionistas de la compañía se han beneficiado de una revalorización de la acción y de los dividendos pagados por la compañía en el año del 37%, además de un incremento del dividendo en cinco años superior al 47%.

Perspectivas para 2020

Para 2020, gracias a unas inversiones récord superiores a 10.000 millones de euros -un 40% más elevadas que la media de los últimos tres años-, Iberdrola espera que su beneficio neto crezca cada año por encima del 7% -high single digit en inglés-, sin considerar la plusvalía bruta de 485 millones que se ha anotado por la venta de su 8% en Siemens Gamesa.

Preguntado por los analistas sobre el posible aumento de su plan de rotación de activos -tras la operación de Siemens Gamesa acumula 4.600 millones desde su lanzamiento en 2018, cuando el objetivo eran 3.500 millones hasta 2022-, Galán ha considerado que "hay demasiadas noticias sobre esto", y ha evitado pronunciarse, aunque ha dejado claro que "no estamos enamorados" de los activos, que necesita liquidez para invertir y que seguirá con la línea de actuación si aporta valor para los accionistas.

Galán: "Cuando alguien está dispuesto a pagar un buen precio por un activo, y no estamos enamorados, estamos preparados para traspasarlo, y eso es lo que hemos hecho en la mayoría de los casos" 

Preguntado por otras cuestiones de actualidad, como las posibles subastas de renovables, Galán ha evitado dar su opinión, señalando que compete al Gobierno; igualmente, ha indicado que sobre sus encargos al excomisario Villarejo "no se ha encontrado nada en la compañía que no esté acorde con la Ley".

Con relación a la modificación del plazo de amortización de las centrales nucleares, tras el pacto con el Gobierno y el resto de compañías, José Sáinz señaló que habían disminuido, pero sin señalar el importe. Fuentes de la compañía indican que la cifra es de 111 millones.

Galán ha apuntado que tras la prórroga hasta 2024 otorgada a las exenciones fiscales en EEUU -los PTC- para el desarrollo eólico, ya no hay posibilidad de que su eliminación perjudique al parque marino de Vineyard Wind, una de sus mayores inversiones. Es más, a pesar de que el Gobierno no vaya a pronunciarse sobre su viabilidad hasta diciembre, ha considerado positivo la existencia de un calendario y que el retraso proporcionará más economías de escala y mejoras tecnológicas, "con un retorno incluso mejor de lo que esperábamos". 

También ha tenido palabras para la crisis del coronavirus. Ha asegurado que "no afecta a la actividad cotidiana", pero que la compañía ha activado protocolos y está a la espera de la evaluación de algunos de sus proveedores.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Y cuánto aumenta la deuda?

Puntuación 0
#1
Luis
A Favor
En Contra

#1 Lee el artículo: " la deuda se quedó en 37.769 millones, con un incremento de 1.652 millones por la aplicación de la NIIF 16. El apalancamiento financiero es del 44,8%, con una relación entre la deuda neta y el ebitda del 3,6 veces, ligeramente mejor que en 2018."

Puntuación 3
#2
Koki
A Favor
En Contra

Pocas empresas huelen más a oligopolio y compra de conducta política que esta

Puntuación -4
#3
orgullo
A Favor
En Contra

Empresas como Iberdrola son un orgullo para España en todo el mundo.

Puntuación 6
#4