Empresas y finanzas

Garzón obliga a las casas de apuestas a restringir su publicidad en YouTube

  • Consumo limita los anuncios de juego, en plena caída de los ingresos de las teles
  • La publicidad del sector es de las pocas que crece, con alzas del 11,2% en 2019
El Ministro de Consumo, Alberto Garzón
Madrid

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha incluido de forma indirecta a las plataformas de intercambio de vídeo online en la ley que restringe la publicidad de las casas de apuestas. Pese a que el Ministerio tiene las manos atadas para obligar a servicios como YouTube a someterse a la ley española, ha encontrado una vía para limitar los anuncios de juego online en estos medios: las propias casas de apuestas. Así, ha "ampliado el modelo restrictivo sobre las franjas horarias a las comunicaciones que los operadores pueden realizar a través de los servicios de intercambio de vídeos a través de las plataformas", recoge el Proyecto de Real Decreto de comunicaciones comerciales de las actividades de juego. Es decir, en vez de prohibir a YouTube emitir los anuncios, busca obligar a las casas de apuestas a emitir solo su publicidad en estos soportes entre las 1 y las 5 horas de la madrugada.

"A la vista de que la imposición de restricciones a la emisión de publicidad de juego de ámbito estatal resulta claramente justificada, a tenor del interés superior del menor y de las restantes consideraciones en materia de salud pública (...), se considera necesario exigir que los operadores de juego, también en este medio (plataformas de vídeo online), adopten las medidas oportunas para evitar que se puedan ofertar comunicaciones comerciales de juego en las franjas referidas en los artículos 18 a 22".

Dichos artículos recogen la prohibición de emitir anuncios de operadores de juegos en radio y televisión hasta las 1 hora de la madrugada y desde las 5 horas (artículo 18), la excepción que permite retransmitir dicha publicidad durante eventos deportivos entre las 20 horas y las 5 horas (artículo 19), las reglas de difusión para los anuncios de apuestas mutuas, loterías instantáneas o bingo, que no podrá emitirse dentro de las franjas horarias de protección reforzada (de 8 a 9 de la mañana y de 17 a 20 horas de la tarde) y la que permite a las televisiones y radios emitir publicidad de concursos entre las 22 horas y las 6 horas.

Así, el Real Decreto también busca obligar a las casas de apuestas a que durante las retransmisiones de partidos en directo en las plataformas no emitan comunicaciones comerciales que hagan referencias a promociones, que no inciten al juego con frases como "juega ya", "apuesta ahora" o que den información sobre cotizaciones. "La obligación dirigida a los operadores de juego de ajustarse a las franjas horarias ha de implementarse de forma global, en cuantos medios sean capaces de retransmitir comunicaciones comerciales audiovisuales. Y todo ello con independencia de que el prestador del servicio de intercambio de vídeos a través de plataforma acabe sometido a la jurisdicción española", recoge el borrador.

Reclamación de las teles

El borrador de la publicidad del juego, que ahora está abierto a alegaciones, ha sentado como un jarro de agua fría entre las televisiones, que han exigido poder emitir anuncios de apuestas entre las 22 y las 6 horas, que es el horario de adultos. Así, han criticado las diferencias con las plataformas online y los privilegios dados a las cadenas que tienen los derechos de emisión de los partidos de fútbol y otros eventos deportivos. En este punto, cabe señalar que la ley que restringe la publicidad del juego y la saca del prime time llega en un mal momento para el sector televisivo, ya que la inversión publicitaria no deja de caer y las empresas de apuestas y juegos eran de las pocas que estaban incrementando el presupuesto que destinaban a anuncios en los medios de comunicación.

Según los datos de Infoadex, el sector de juegos y apuestas mueve unos 145,6 millones en publicidad entre radios, teles y diarios, lo que le convierte en uno de los sectores más importantes, con la Once como principal anunciante, con una inversión en publicidad de 49 millones de euros solo en 2019. El sector invirtió un 11,7% más, mientras que las televisiones en abierto cerraron 2019 con una caída de los ingresos publicitarios del 5,8%, hasta los 2.002 millones de euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0