Empresas y finanzas

El banco HSBC recortará 35.000 empleos tras reducir un 53% su beneficio en 2019

  • Cerró el año con un beneficio neto atribuido de 5.538 millones de euros
  • "El coronavirus nos ha creado una importante perturbación en China y Hong Kong"
  • La entidad pagará un dividendo de 0,47 euros por acción ordinaria

HSBC, el mayor banco europeo por activos, llevará a cabo un ajuste de plantilla que supondrá la eliminación de unos 35.000 puestos de trabajo, alrededor del 15% del actual número de efectivos de la entidad, que cerró 2019 con un beneficio neto atribuido de 6.000 millones de dólares (5.538 millones de euros), un 53% por debajo de su resultado del año anterior.

"No se trata de una meta, pero queremos ser honestos y transparentes con nuestros empleados y creemos que alrededor de 200.000 será la cifra en la que estará el banco en tres años", ha indicado el directo financiero de HSBC, Ewen Stevenson, en declaraciones a Bloomberg.

En este sentido, el banco ha anunciado su intención de reducir capital y costes en aquellos negocios con peor desempeño, como los de Estados Unidos y Europa, para poder seguir invirtiendo en las actividades con mejores perspectivas, incluyendo todos los negocios de HSBC en Asia.

"El coronavirus ha creado una importante perturbación para nuestro personal, proveedores y clientes, en China continental y Hong Kong", apunta su consejero delegado

En cuanto a su negocio en Asia, de donde provienen la mayoría de sus ganancias, el consejero delegado de HSBC, Noel Quinn advierte de la presión que está ejerciendo el actual brote de coronavirus. "Desde principios de enero, el brote de coronavirus ha creado una importante perturbación para nuestro personal, proveedores y clientes, en particular en China continental y Hong Kong", ha apuntado.

Asimismo, HSBC pretende simplificar su compleja estructura organizativa, incluyendo un recorte de los costes centrales de la entidad, así como mejorando la eficiencia de capital del grupo.

En este sentido, el banco quiere reducir en unos 100.000 millones de dólares (92.339 millones de euros) sus activos ponderados de riesgo, así como reducir su base de costes a 31.000 millones de dólares (28.625 millones de euros) o menos para 2022, a través de un plan de reducción de costes de 4.500 millones de dólares (4.155 millones de euros).

De este modo, HSBC calcula que asumirá un impacto por costes de reestructuración de unos 6.000 millones de dólares (5.540 millones de euros) e incurrirá en unos costes por disposición de activos de alrededor de 1.200 millones de dólares (1.108 millones de euros) hasta 2022, aunque la mayor parte de estos costes será contabilizados entre 2020 y 2021.

"Algunas partes de nuestro negocio no están ofreciendo retornos aceptables", ha declarado el consejero delegado de HSBC, Noel Quinn. "Por lo tanto, estamos delineando un plan revisado para aumentar los retornos para los inversores, crear la capacidad para futuras inversiones y construir una plataforma para un crecimiento sostenible", ha añadido.

Ganó en 2019 un 53% menos

El banco HSBC, el mayor de Europa, ha anunciado hoy martes que sus beneficios atribuidos disminuyeron un 53% en 2019 respecto al ejercicio anterior hasta los 6.000 millones de dólares (unos 5.538 millones de euros).

En la cuenta de resultados del año pasado, publicada hoy en su página web oficial, HSBC asegura que algunas áreas de su negocio no están ofreciendo rendimientos aceptables y que el grupo está trazando un plan para "aumentar los retornos para los inversores, crear capacidad para futuras inversiones y construir una plataforma para el crecimiento".

El beneficio antes de impuestos fue de 13.300 millones de dólares (12.280 millones de euros), un 33% menor que el de 2018, mientras que los beneficios operativos decrecieron un 36,65% hasta los 10.993 millones de dólares (10.149 millones de euros).

Los ingresos operativos totales se situaron en 2019 en los 71.024 millones de dólares (65.562 millones de euros), dato un 11,7% mayor al del año anterior.

Según el consejero ejecutivo del Grupo HSBC, Noel Quinn, los resultados se deben a un deterioro de los fondos comerciales, pese a lo cual señala que el banco es "resilente" y que él y su equipo de administración ya ha comenzado a implementar su plan.

En cuanto al ratio de solvencia, el Tier 1 (recursos propios básicos) fue del 14,7% en 2019, un aumento respecto al 14% de 2018.

Al cierre del año, los préstamos concedidos se cifraban en 1,036 billones de dólares (957.224 millones de euros) por los 981.696 millones de dólares (906.409 millones de euros) del año anterior, un incremento del 5,61%.

Asimismo, los depósitos captados aumentaron un 5,65% hasta los 1,439 billones de dólares (1,328 billones de euros) por los 1,362 billones de dólares (1,257 billones de euros) del ejercicio anterior.

La entidad pagará un dividendo de 0,51 dólares (0,47 euros) por acción ordinaria, misma cantidad que tras el ejercicio de 2018, mientras que los dividendos totales aumentaron un 0,8% hasta los 10.269 millones de dólares (9.481 millones de euros).

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin