Empresas y finanzas

Lyft perdió 2.600 millones de dólares pero facturó un 68% más en 2019

Autor: Getty.

La empresa estadounidense de alquiler de vehículos con conductor Lyft anunció este martes que cerró su ejercicio fiscal 2019 con pérdidas de 2.600 millones de dólares (un 185% superiores a las registradas el año anterior), pero aumentó la facturación un 68%.

La empresa, con sede en San Francisco (EEUU), facturó entre enero y diciembre 3.616 millones de dólares, muy por encima de los 2.157 millones de 2018, pero sus gastos se duplicaron, lo que explica el gran incremento en las pérdidas.

Durante este mismo tiempo, los inversores de Lyft perdieron 11,44 dólares por acción, frente a los 43,04 de hace un año.

Gasto por la salida a bolsa

Estas cifras, sin embargo, deben contextualizarse en el particular ejercicio que vivió la compañía con su salida a bolsa el pasado 29 de marzo, ya que una parte sustancial de los gastos (como por ejemplo una partida de 859 millones por compensaciones accionariales) están vinculados precisamente a esa operación.

Además, los inversores coinciden en que la firma se sigue encontrando en la etapa de crecimiento de las empresas emergentes, en la cual prioriza ganar cuota de mercado y asentarse como jugador principal a obtener beneficios.

La empresa californiana, que restringe sus operaciones a Estados Unidos y Canadá, ha ganado un 23% de pasajeros durante el último año hasta situarse en los 22,9 millones de usuarios activos, a la vez que ha incrementado el ingreso medio por pasajero también un 23%, de los 36,02 dólares a los 44,4.

Lyft protagonizó en marzo una de las salidas al mercado de valores más sonadas del año, a la que a los pocos meses seguiría la de su gran competidor, Uber, y ambas compañías corrieron las misma suerte el bolsa: una caída drástica del valor a las pocas semanas de su salida para después irse recuperando paulatinamente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.