Empresas y finanzas

El juez imputa a las televisiones por "permitir" un fraude de 100 millones con la música

  • Las investiga por un delito de corrupción de los negocios en La Rueda de la SGAE
Mediaset, cuya sede está en Fuencarral, es una de las imputadas por la Audiencia Nacional. Foto: E. Senra

El juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, ha imputado a gran parte de las televisiones en abierto de España por un presunto delito de corrupción en los negocios relacionado con el fraude de La Rueda de la SGAE. El magistrado señala que las cadenas, entre las que se encuentran casi todas las autonómicas, Mediaset, RTVE y Atresmedia, podrían ser corresponsables de las irregularidades cometidas por un grupo de artistas y empleados de televisiones para defraudar 100 millones en cinco años a la SGAE con la emisión masiva de canciones falsas, al no haber evitado que estas se llevaran a cabo.

En concreto, el auto recoge que "la responsabilidad penal que pueda corresponder" a los empleados de las teles que "negociaron" con los músicos debería trascender a las cadenas porque "no activaron ni aplicaron protocolo alguno dirigido a evitar la comisión de hechos delictivos, ni implementaron eficazmente mecanismos de control para detectar actuaciones criminales en el seno de sus corporaciones". Es decir, que "permitieron" la emisión de repertorios musicales "con un objetivo de carácter defraudador" en vez de seguir "criterios de calidad u obtención de audiencias".

"No activaron ni aplicaron protocolo alguno dirigido a evitar la comisión de hechos delictivos"

No en vano, para reclamar responsabilidad penal a una empresa, es necesario que esta no tenga mecanismos de vigilancia y control para impedir o prevenir delitos.

Para el juez, el origen del fraude está en la creación de editoriales musicales por parte de las televisiones para rebajar el dinero que pagan a la SGAE y en la "falta de rigor de los Estatutos" de la propia sociedad para registrar obras nuevas o modificaciones de las mismas. Así, la Audiencia explica que los investigados (artistas y empleados de las cadenas) utilizaron este sistema para enriquecerse con la masiva difusión de canciones en el horario nocturno.

Los artistas registraron como propias canciones ya existentes a las que apenas habrían realizado arreglos

Dichos autores tendrían un contrato firmado con las editoriales de las cadenas para cederles el 50% de los derechos de las canciones que luego emitirían de madrugada. Un parte del problema radicaría en que los artistas registraron como propias canciones ya existentes a las que apenas habrían realizado arreglos, "pequeñas modificaciones en las aperturas" o habrían sido interpretadas por músicos noveles en programas. Como esto se hacía de forma masiva para crear un gran repertorio, muchas obras se pusieron a nombre de familiares o de empresas, tal y como asegura el juez.

Según las investigaciones, estos autores tendrían acuerdos con los responsables de las televisiones para que dieran un trato o uso preferencial a su repertorio a cambio de "incentivos o dádivas". En este sentido, el fiscal señala que la presunta actividad delictiva no habría podido desarrollarse sin "la actuación concertada con las diferentes cadenas de televisión, toda vez que su intervención está dirigida a recuperar parte del dinero que abonan anualmente a la SGAE por el uso del repertorio de los investigados". En este punto, el juez apunta que "existen indicios" de que las teles habrían participado en la comisión de los hechos.

La SGAE reparte unos 50 millones de euros al año por la emisión de música en televisión

Así, el sistema de La Rueda en sí, que ha enfrentado a las grandes multinacionales y las televisiones por el reparto de los derechos, no está cuestionado por la justicia, si no el hecho de que algunos lo usaran para enriquecerse de forma ilícita. El juez señala que la SGAE reparte unos 50 millones de euros al año por la emisión de música en televisión entre los verdaderos autores y la masa autoral, de los que 20 millones se los estaría llevando "la masa autoral investigada".

20 millones de euros

El juez señala que Mediaset, Canal Sur, EITB, TV Extremadura, la radiotelevisión de Asturias, la de Galicia, la de Aragón, la de Baleares, la de Canarias, la de Castilla La Macha, la de Castilla León, RTVE y Atresmedia fueron "fundamentales" para que un grupo de autores defraudar 20 millones al año a la SGAE con canciones "arregladas".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.